Letra Siete

“Los piratas del Caribe. La venganza de Salazar”

domingo, 5 de noviembre de 2017 · 00:00
Aunque Eliott es sin duda uno de los más graciosos guionistas actuales (Aladino, Shreck, El Dorado, El planeta del tesoro),  su deseo de no fallar y de complacer a todo el mundo (que lo llevó incluso a dejar que Johnny Deep participara activamente en el diseño de la historia) determinó que esta vez fallara gravemente. Su guion es incoherente de mala manera (es decir, sin causar diversión o misterio con ello; provocando tan solo aburrimiento); está innecesariamente cargado de personajes, de modo que no profundiza en ninguno de ellos; está lleno de escenas de acción en las que se plagia a sí mismo, lo que, como es lógico, convierte en repetitivo algo que antes era original (por ejemplo, el robo que incluye llevarse el edificio del banco es una versión aburrida de la lucha entre Jack Sparrow, William Turner y un molino que rueda en  El cofre del hombre muerto).
 
Finalmente, la historia de los personajes jóvenes es tan previsible, y ellos tan anodinos, que lo que ocurra con su vida nos importa un bledo.
 
Los directores noruegos (Joachim Ronning y Espen Sandberg) no fueron capaces de dar  a la película ningún sesgo definido y personal, y en cambio siguieron el juego destructivo del guion (o de las fuerzas actuantes detrás del guion) y sumaron todo tipo de cosas (cortes y cortes, escotes atrevidos, tiburones fantasma, hasta un cameo de Paul McCartney) para asegurarse la adhesión de todos, la que es, claro, la mejor manera de no conformar a nadie.
 
Pese a todo, la relación, digamos "sentimental”, que tenemos con la franquicia se despierta igualmente con esta película. En otra parte he dicho que verla es "como volver con un(a) ex: hay partes que te siguen gustando, pero en general sabes que: a) ya no será igual, el encanto se ha roto, b) la monotonía surgirá, c) el final es previsible… Pero también están Johnny Deep, Geoffrey Rush y Javier Bardem, y ese gran personaje algo mancillado por la industria que se llama Jack Sparrow, así que nadie puede extrañarse si, pese a todo, recaes…”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

63
5

Otras Noticias