Letra 7

VIDEOS

domingo, 3 de diciembre de 2017 · 00:00

“Fragmentado”

Night Shyamalan, director y escritor de  Split, que aquí se encuentra con el nombre de Fragmentado, es un artista de culto. Se hizo famoso por su memorable película de terror  Sexto sentido, pero los nerds lo adoran sobre todo por  Unbreakable, considerada por el New York Times una de las diez mejores películas de superhéroes de todos los tiempos.


 Fragmentado es la continuación de  Unbreakable  y el retorno de Shyamalan al éxito de taquilla y de crítica. En esta ocasión hace una peculiar aproximación a la génesis de los personajes oscuros con superpoderes, es decir, los supervillanos. Estos se forman, sostiene la película, no por la exposición del sujeto a alguna clase de ácido, como en el caso del Jocker, o a la electricidad o la radiactividad, como otros supervillanos tradicionales, sino al sufrimiento psicológico extremo: abuso infantil, violencia sexual, etc. Esta tremenda prueba la enfrentan personas que luego la sociedad considera “broken”, rotas, pero a las que en verdad el dolor hace más “puras” y “evolucionadas” que el resto.


Este curioso discurso está a la vez en la boca de un esquizofrénico con personalidades múltiples que explica sus transformaciones (“uno es lo que cree ser”) y en la boca de su psiquiatra, una mujer fascinada por la capacidad de los enfermos mentales con múltiples personalidades para “encarnar” estas de manera integral: por ejemplo, para ser fuertes y débiles físicamente, dependiendo de quiénes piensan que son, o para actuar como varones o mujeres, e incluso para estar diabéticos o ciegos a veces, y sanos en otras ocasiones.


Si obviamos este trasfondo, el resto de  Fragmentado  es un thriller criminal sin relación alguna con los cómics de superhéroes y supervillanos. Kevin (muy bien interpretado por James McAvoy) o, mejor dicho, su personalidad “Dennis”, secuestra a tres adolescentes y las encierra en un sótano. No las agrede sexualmente porque otra de sus personalidades le recuerda que deben ser “alimento sagrado”, algo que no es metafórico: está previsto que las chicas “impuras” sean devoradas por la “Bestia”, la vigésima cuarta personalidad de Kevin, una mezcla de los animales del zoo en el que el perturbado hombre trabaja (medio tigre, medio oso, medio araña, etc.) Pero una de las chicas, Casey (Anya Taylor-Joy), no es “impura”, ella también está “broken”, es víctima del acoso sexual de su tutor, y por eso se halla en mejores condiciones para enfrentar a este otro predador que aparece en su vida. (FM)
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
1