Política

Bolivia en tiempos de fragmentación

Activistas y académicos reflexionarán el 8 y 9 de junio, en Cochabamba, sobre los nuevos horizontes políticos para Bolivia. Raquel Gutiérrez, Luis Tapia, Verónica Gago y Gladys Tzul, entre otros, son algunos de los invitados internacionales.
domingo, 4 de junio de 2017 · 00:00
María José Ferrel  periodista

 

"¿Qué es lo que está pasando en Bolivia? ¿Es neoliberalismo o cuál es la diferencia?, ¿Cómo son las relaciones de poder que surgen de esta estructura de dominación? ¿Cuáles fueron las limitaciones de los movimientos populares? se pregunta Huáscar Salazar, parte del colectivo autogestionado que organiza las primeras jornadas críticas de Bolivia. El evento,   denominado "Encuentro en tiempos de Fragmentación”,  se llevará a cabo el 8 y 9 de junio  en Cochabamba.

Durante esos dos días, activistas, estudiantes, académicos y miembros de organizaciones sociales  junto a la sociedad civil reflexionarán sobre el momento histórico que vive Bolivia en la actualidad, que tiene mucho en común con la situación de otros países en Latinoamérica.

"El evento busca hacer visibles horizontes emancipatorios que permitan no sólo encontrar rumbos compartidos de lucha, sino también remarcar el cuestionamiento profundo a este orden social, que nada tiene que ver con la oposición de la derecha del país”, explica Salazar.

El objetivo del encuentro es que a partir de cuatro mesas temáticas  y desde una mirada colectiva, se reflexione sobre posibles cursos de acción ante la fragmentación de las luchas sociales y la dificultad de articulación de las mismas.

Falsa dicotomía entre Gobierno y derecha

Para Salazar, la dinámica política estatal generó una falsa dicotomía entre Gobierno y derecha -a través de la expansión del capital y su lógica- incluso más fuerte que durante el periodo neoliberal.

"En este momento el Gobierno y la derecha tradicional hacen cosas muy parecidas y las verdaderas fuerzas contestatarias se encuentran en el llano. Por ejemplo en aquellas resistencias contra el extractivismo, en las luchas por mejores condiciones de trabajo o en iniciativas sociales invisibilizadas o saboteadas a nombre de un discurso progresista que no es más que eso, un discurso”, explicó Salazar, quien es también economista, experto en temas sobre lo común y comunitario.

Entre las organizaciones sociales invitadas al encuentro figuran la Capitanía Kaguasu de la Nación Guaraní, la Coordinadora para la Defensa de la Amazonia (CODA), Mvurubichá Guasu de Kaa Guasu, la Sub-central de Mujeres TIPNIS, el Comité de Defensa de Tariquia, el Concejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu (Conamaq orgánico), la Mancomunidad de Comunidades del río Beni y la Red Nacional de Mujeres en Defensa de la Madre Tierra (Renamat).

En el caso de los  académicos que llegarán al país desde el exterior figuran importantes referentes latinoamericanos, como son Raquel Gutiérrez desde México, Gladys Tzul desde Guatemala, Verónica Gago desde Argentina, Mariana Menéndez y Diego Castro desde Uruguay.
 
De Bolivia se contará con la participación de Luis Tapia, Silvia Rivera, Óscar Olivera y Sarela Paz, entre otros.

Sobre el criterio de selección de los invitados, los organizadores indican que fue una decisión fundamentalmente política. "Ellos  hablan desde abajo, desde lo que las luchas populares que vienen construyendo. No se ensalzan la labor de un gobierno que se ha dedicado a domesticar a ciertas cúpulas dirigenciales y a establecer alianzas con las viejas y nuevas clases dominantes de este país, ni tampoco buscan fortalecer una crítica funcional a los intereses de la rancia derecha boliviana”, dice Salazar.

Asimismo, explica que la política -y en Bolivia esto es muy claro- no sólo se produce en el Estado, sino que la política más importante, la que transforma, es la que surge de las diferentes formas de expresión popular. 

"Desde las asambleas de barrio, hasta la lucha en las calles, pasando por un sinfín de mecanismos que las personas, todos los días, utilizamos para poder decidir sobre nuestra vida”, añade.

Desde ahí  es que el encuentro quiere cuestionar una forma de gobierno, la del Movimiento Al Socialismo (MAS),  Salazar señala que el oficialismo expropió esa capacidad de decisión a nombre de autodenominarse como el "gobierno de los movimientos sociales” y de utilizar muchos símbolos y discursos de lucha popular. "Es esta mirada la que se priorizará en el encuentro”.

El encuentro se enmarca principalmente en compartir experiencias que llegan después de 17 años del inicio de la ola de luchas populares que terminaron el avance de aquel modelo que se conocía como neoliberal.

 Las jornadas del 8 y 9 de junio finalizarán a las 18.00 para dar paso a una feria popular de arte, letras y autogestión donde participarán colectivos  del país.

Cuatro temáticas en reflexión

Según explica Salazar, la primera mesa  fue denominada  "Nuestra fuerza política expropiada” en la que los asistentes debatirán sobre lo que sucedió con las organizaciones sociales luego de que el MAS ganara las elecciones. "También queremos pensar colectivamente hacia dónde podríamos ir en este nuevo momento político”, explica.

"Nombrar la dominación para entender lo que pasa” es el título de  la segunda mesa en la que  los organizadores buscan un nombre para darle a la particular manera en que se reconstituyó el poder de dominación en Bolivia.

"Por un lado, la dominación en el país hace gala de una serie de discursos populares, revolucionarios e indigenistas, mientras que por el otro lado impulsa uno de los procesos de expansión capitalista más agresivo que ha visto Bolivia”, explica Salazar.

La tercera mesa es la "Ocupación capitalista de los territorios”, en la que  se hablará sobre la manera concreta en la que se están impulsando una serie de proyectos extractivistas, carreteros, energéticos en el país.  Los mismos que, según Salazar, se articulan con el gran capital: "¿A  quiénes benefician y quiénes son los principales afectados?”, se pregunta. 

"Claves para salir de la fragmentación: lo común frente al capital” es el nombre de la última mesa en la que  se invita a los asistentes a dilucidar alternativas para la rearticulación de los procesos de lucha desde abajo.

Una de las mayores ambiciones del evento es producir un espacio de encuentro y discusión que evoque el pasado, nombre el presente y piense el futuro, señala el manifiesto.  "Todos los invitados internacionales son amigos y amigas y vienen con sus propios medios y acá los acogeremos en nuestras casas”, apuntó.

"Queremos, además, establecer un diálogo abierto, fraterno y propositivo con compañeras y compañeros de diferentes lugares de América Latina para profundizar y dar sentido a lo que estamos viviendo en Bolivia, sin dejar de compartir e intercambiar lo que se vive como experiencia vital y de lucha en sus propias latitudes. Sentimos que hay un lugar común desde el que podemos develar y nombrar las diferentes dimensiones de la dominación”, finaliza.

Durante los dos días de jornadas se harán entrevistas con los invitados y el registro de todas las ponencias principales para luego difundir por diferentes plataformas las temáticas tratadas.

Los interesados en inscribirse a cualquiera de las cuatro mesas de trabajo pueden hacerlo el primer día en el mismo lugar del encuentro, en la Casa de Retiro "P. Víctor Blajot” -ex colegio Juan XXIII- que se encuentra en la avenida Villavicencio. Zona Villa Granado.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

118
52