Letra 7

VIDEOS

domingo, 20 de agosto de 2017 · 00:00
 Silencio

El título de la última película de Martin Scorsese, Silencio, hace referencia al silencio de Dios, que se produce cuando sus servidores, los cristianos perseguidos en el siglo XVII en el Japón, son horriblemente vejados y asesinados por el Estado budista, enemigo de la innovación religiosa.
 
"¿Cómo se manifiesta Jesús, incluso cuando no se manifiesta?”, esta podría ser la pregunta detrás de esta película.

Ahora bien, ésta responde a la misma de una manera muy peculiar. En efecto, aunque pueden encontrarse muchas cosas en el filme, el "silencio” no es una de ellas. Todo lo contrario, igual que en todas las películas de Scorsese -considerado uno de los directores fundamentales del cine-, lo que abunda es el habla, por no decir la retórica. La obra es larguísima y en ella todos tienen la oportunidad de expresarse, incluso Dios Mismo (pero lo que Él nos dice no es más que una versión en primera persona de las justificaciones que se han esgrimido siempre). 

El inquisidor del Japón intenta que los jesuitas extranjeros que "dirigen” a los cristianos locales ("dirigen” es mucho decir) se conviertan en apóstatas. Para ello usa la tortura, un tipo de tortura que plantea grandes desafíos al debate ético. Sabedor de que en el fondo estos jóvenes fanáticos (y peligrosos, porque reconocen y consuelan a los más pobres y abandonados) quieren sacrificarse, el inquisidor no los amenaza con matarlos, sino con matar, por su culpa, a otros, a los "pequeños” que se supone están ahí para salvar. Si los curas apostataran, perderían espiritualmente a sus feligreses, pero les salvarían la vida; si no lo hicieran, los matarían, pero ellos mismos se mantendrían exteriormente leales a su fe. Ahora bien, ¿cuál es la verdadera esencia de su fe? ¿Reside en el cuidado de las personas o en el cumplimiento de las formas exteriores de respeto a Dios? 
De alguna manera se trata del dilema de Jesucristo, con cuya Pasión la película no duda (no duda de casi nada esta película) en comparar las vicisitudes del protagonista, el padre Rodrigues (bien interpretado por Andrew Garfield) (FM).

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1