Obituario

Adiós a Lucia del Gran Kaipependi Kaarovaicho

Con su sencillez y energía, hablaba con toda propiedad de la importancia de la sabiduría y conocimiento indígena.
domingo, 16 de junio de 2019 · 00:00

Herlan Ayreyu  Lingüista pedagogo, profesor

Pensar que fue el siglo pasado… Sábado 5 de diciembre de 1998. Bolso en mano, varios jóvenes guaraní realizaban el viaje desde Eiti (Lugar de la miel) a Camiri, cargados de muchas ilusiones y curiosidades a participar por primera vez del primer curso de Capacitación en Educación Bilingüe-Intercultural.

El viaje fue sin mayores contratiempos, pasando por las comunidades deIviäta (Paja Colorada), Laguna Tengua, Iupa pïta (Laguna Colorada), Itapiköe (La piedra cóncava), Ipatimiri (Lagunillas), Ivavirapïta (Peña Colorada), Guachindi (Las  retamas).

Una vez en la ciudad de Camiri, nos concentramos en el Colegio Niño Jesús, institución educativa religiosa asociada a la élite de la sociedad camireña. 

De la inauguración participaron autoridades de la Asamblea del Pueblo Guaraní (Celestino Hurtado), La Supervisión Regional de Educación de Cordillera (Osvaldo Hernández), Dirección del Teko Guaraní (Hugo Fernández), Unicef (Lucia D’Emilio) entre otros.

El articulador de este viaje en la historia educativa del pueblo Guaraní fue nuestro director, José Barrientos, que fue el impulsor de una primerísima experiencia de Educación en guaraní en la escuela Marcelino Revollo Argote de la comunidad de Eiti. 

De este evento participaron jóvenes guaraníes venidos de distintas comunidades, isoseñas, simbas y avas, cada uno con deseos de descubrir, aprender lo que proponía el curso con sus asignaturas de: Cultura; Lengua; Comunidad; Escuela y Currículo; Educación Bilingüe; Lecto-Escritura Guaraní.

Ir descubriendo cada uno de los nuevos conceptos fue extraordinario porque se estaba valorizando nuestra propia cultura, nuestra propia lengua, sobretodo, provocaba a retomar la identidad guaraní, temática jamás abordada en toda nuestra historia escolar.

Esta fue la primera vez que escuchábamos de la labor de Unicef en Bolivia y conocer en primera persona a su Oficial de Educación,  la doctora Lucia D’Emilio que a la postre sería la mentora de los jóvenes guaraníes participantes del curso.

Lucia D’Emilio (1955-2019, Milán, Italia), una joven de mediana estatura, melena larga y unos grandes anteojos impactaba con su sencillez y energía cuando hablaba con toda propiedad de la importancia de la sabiduría y conocimiento indígena, y no era para menos, para todos era la primera vez que escuchábamos y nos desafiaban a sentirnos orgullosos de temas que toda la vida la sociedad nacional y sus instituciones nos habían hecho avergonzar.

Con Lucia hicimos una parte del curso y conocimos algunas palabras de su lengua madre cuando nos explicaba sobre metodología de enseñanza de segundas lenguas, un ejemplo difícil de olvidar fue aquel de, cómo se debería preguntar y responder en segunda lengua: Cos’è?, È una finestra.

Con esos sencillos ejemplos empezamos a reflexionar sobre  cómo deberíamos enseñar el guaraní como segunda lengua, esa pequeña “finestra”, para muchos de nosotros, fue un portón de posibilidades abierto de par en par por voluntades que se entrecruzaron para bien de la educación de la Nación Guaraní.

El curso Educación Bilingüe-Intercultural no era un hecho aislado; para ese entonces Lucia D’Emilio impulsó diversas investigaciones respecto de la lengua y cultura guaraní, se llamó a los sabios indígenas a talleres de creación de la terminología matemática básica llamada Arakuaiyapo.

Los años comprendidos entre el 1989 y 1996 fueron los años dorados del Mboarakua Guasu (Consejo Educativo del Pueblo Guaraní), la APG (Asamblea del Pueblo Guaraní porque gracias al apoyo decidido de Unicef, en 1989 se logra poner en marcha el Proyecto de Educación Intercultural Bilingüe Guaraní.

En 1990 se envía a la Normal Rural Humberto Ibañez Soruco de Charagua, un grupo de jóvenes guaraníes para que se formen como los primeros profesores bilingües de la Nación Guaraní, esta formación estuvo apoyada por Unicef por varios años.

A partir de  1990 se empieza a contar con profesionales guaraníes que irán revolucionando las comunidades y las escuelas con esta nueva filosofía de la educación.

En 1992,  Unicef apoyó a la alfabetización masiva en toda la nación guaraní y en guaraní, esta campaña fue otra “finestra” abierta para dar a conocer al país y al mundo que, en pleno siglo XX, aún existían comunidades cautivas.  La alfabetización guaraní, fue un primer paso para, posteriormente, conseguir la “libertad” de muchas comunidades cautivas.

Para 1993,  Unicef y el Ministerio de Educación logran enviar a profesores indígenas de tierras altas y de tierras bajas a realizar cursos de segunda especialización a la Universidad Nacional del Altiplano (UNA-Perú). 

Con el Proyecto de Educación Intercultural Bilingüe (PEIB), 1991-1996 se produjeron los primeros materiales en guaraní, entre los más destacados podemos citar: Yupavo educación inicial; para primer grado lenguaje Ararundai y matemática Papakaregua; para el segundo grado lenguaje Eireka; para el tercer grado lenguaje Yateiresa; para el cuarto grado lenguaje Yasiendi para ciencias naturales y estudios sociales integrado Yaeka ñanderaikuere; para el quinto grado lenguaje Kuarasi.

El PEIB guaraní fue tan exitoso por su metodología apropiada a la realidad guaraní, pero sobre todo por su gran poder de movilización y convocatoria de cohesión entre todas las parcialidades de la Nación Guaraní de Bolivia, que fue uno de los modelos considerados para la redacción de la Ley de Reforma Educativa 1565.

En 1988, se abrió el ARA (universo) para el mundo guaraní y se empezó a hacer incidencia incluso en la Formación Docente con el primer Programa de Formación Docente Yasiendi, que a la postre devendría en lo que hoy son las Escuelas Superiores de Formación de Maestros.

Para que se concretice esta ocupación virtual del territorio, fueron muchas voluntades las que concurrieron a nivel institucional y personal con un gran liderazgo venido desde Lucera, Puglia, Italia y acogida por el mundo guaraní como Lucia del Gran kaipependi Kaarovaicho... y la historia entre Lucia y la Nación Guaraní es como el ARAMBAE, sin tiempo ni espacio. ÑANDEYA RETA TOIKO AVEI NDEVE LUCIA (Que los Dioses Guaraníes sean siempre contigo Lucia). Yasoropai.

 

 

 

27
1

Otras Noticias