Entrevista

La Unión Europea y América Latina, socios a través de la organización EU-LAC

La EU-LAC es un instrumento al servicio de los 61 países que la conforman (UE, Latinoamérica y el Caribe); y promueve el diálogo entre gobierno y organizaciones desde su trabajo en siete grandes áreas.
domingo, 01 de septiembre de 2019 · 00:00

Fernando Chávez Virreira Periodista

Cooperación en educación superior, estudios de democracia, gobernanza global,  relaciones económicas, género, migración, o cultura, son algunas de las áreas en las que trabaja la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (EU-LAC), un organismo compuesto por 61 Estados con la misión de abrir puentes de diálogo entre sus Estados miembros con todas las instituciones, en una especie de sociedad que busca una integración birregional.

Esta semana llegó al país Paola Amadei, directora ejecutiva de la Fundación, que recientemente adquirió el estatus de organización internacional. En un diálogo con Página Siete, Amadei explica cómo funciona esta institución y hacia dónde tiene puesta la mirada.

¿En qué consiste y para qué fue creada la Fundación EU-LAC?

La fundación EU-LAC es un organismo birregional. La idea nace en 2008, en la Cumbre de Lima de los países de América Latina y el Caribe con la UE. En 2010, en Madrid, se tomó formalmente la decisión de crear una organización intergubernamental en la que participen todos los países de América Latina y El Caribe (33) más los 28 países de la Unión Europea. 

La organización se comenzó a constituir a la espera de que se negocie el acuerdo constitutivo; ese proceso se extendió hasta mayo de 2019, cuando entra en vigor ese acuerdo y nos transformamos en una organización internacional.

El mandato de la Fundación es fortalecer los lazos entre las dos regiones, mejorar el conocimiento mutuo e incrementar la visibilidad de la relación. Es un instrumento al servicio de los 61 países que la conforman.

Nuestro lema es “un instrumento de diálogo entre las sociedades”. Nuestro interlocutor son, tanto los gobiernos como las entidades de la sociedad civil en todas sus formas: universidades, centros de investigación, instituciones culturales, ONG, redes, empresas, sindicatos, medios de comunicación.

 ¿Cómo funciona administrativamente?

La institucionalidad de la fundación es paritaria; hay un consejo directivo y cada uno de los miembros tiene su representante en este consejo, que se reúne por lo menos dos veces al año. Su función es definir la orientación general del trabajo de la Fundación y nombrar al director ejecutivo y su presidente.

Hay un presidente y un director ejecutivo y cada uno de ellos viene de una región diferente; en el primer mandato (2011-2016) había un director ejecutivo peruano y una presidente de Europa. El mandato actual estará presidido por Leonel Fernández, presidente de República Dominicana y por una directora europea. A partir de febrero de 2020 comienza un nuevo mandato y se invertirán nuevamente los roles. Nuestra sede está en Hamburgo.

El trabajo y la estructura de la Fundación, están pensados para ser paritarios entre las dos regiones. No es como el mecanismo de una agencia de cooperación; es una fundación en la que las dos regiones actúan como socios.

¿A qué se debe su presencia en Bolivia?

Es la primera visita oficial de la fundación a Bolivia; teniendo a 61 países miembros, desplazarse entre ellos tiene sus complicaciones. Ya hemos tenido interacción con el país y con sus autoridades a través de las embajadas, especialmente la embajada en Bruselas y en Berlín. Pero también hubo interacciones con el representante de Bolivia en el consejo directivo. Mantenemos una relación fluida con todos nuestros miembros, aunque la presencia física de cada uno de ellos es bastante limitada.

Uno de los objetivos de esta visita es dar a conocer el trabajo de la Fundación para el público. A nivel de las instituciones de Gobierno ya se conoce mejor nuestro trabajo. Sin embargo necesitamos, y para esto es muy importante el rol de los medios, poder llegar a las demás instituciones, para socializar nuestros instrumentos y funciones.

Todos los ciudadanos pueden acceder a nuestros servicios, por ejemplo a la base de datos de mapeo, donde organizaciones se pueden registrar y pueden buscar socios en otros países; es una base de datos muy visitada (tiene 70.000 visitas ya registradas), es una buena para visibilizarse.

Tenemos una biblioteca virtual dedicada exclusivamente a las relaciones UE-América Latina-El Caribe.

¿El objetivo es educar?

Hay una parte importante de educación, o diría información, porque por ejemplo en el caso de la biblioteca hemos juntado tantos documentos de reuniones oficiales, como documentos de análisis. Al mismo tiempo, hemos producido más de 35 publicaciones sobre diferentes temas de la relación entre las dos regiones, que son accesibles a todo el público, tanto en español como en inglés. 

La gente ve a estos organismos como muy lejanos, muy burocráticos. ¿Cómo aterrizamos y beneficiamos al ciudadano común? A ese vecino que, por ahí, sufre hambre?

Sí es cierto. La fundación EU-LAC muy difícilmente se puede definir como burocrática  porque somos nueve personas en total; tenemos una estructura muy pequeña y nuestra función es acercar varias organizaciones. No podemos solventar el tema del vecino que tiene problemas de alimentación, o de salud, pero, por ejemplo, una de nuestras actividades ha sido la de coordinar diferentes redes académicas de las dos regiones para que colectivamente desarrollen estrategias comunes. 

Uno de los objetivos es crear un área de educación superior más integrada; y eso tiene efecto también para el ciudadano de a pie. Un ejemplo es la movilidad estudiantil; en el caso de Europa, con el proceso de Bolonia, se ha logrado que un estudiante italiano pueda ir durante un semestre a Francia, o a Suecia, estudie allí y que a la vuelta a su universidad los créditos, o exámenes que haya superado en la otra universidad, sean reconocidos. Eso parece elemental, pero tiene un efecto muy concreto porque el estudiante, en el pasado, si decidía hacer eso, volvía a su universidad y tenía que repetir el mismo curso. Perdía un semestre, pero ganaba en experiencia.

Ese mismo mecanismo se da en América Latina con acuerdos  entre universidades, pero que son más ad hoc y no benefician a todos los estudiantes. ¿Cómo hacemos que esta movilidad se abra a nivel birregional?, favoreciendo el conocimiento mutuo y permitiendo a los estudiantes de las dos regiones compartir una experiencia académica. El proceso que lideramos puede parecer abstracto, pero puede tener un impacto muy práctico.

Otro ejemplo muy concreto está en los proyectos de cooperación científica; hay programas en cada país, pero no están conectados internacionalmente. Otro campo: las dos regiones quieren cooperar más a nivel cultural; y los ministros han pedido a sus cancillerías identificar posibilidades en ese sentido. Para facilitar ese proceso, nosotros hemos reunido gestores culturales de los dos continentes para que ellos definan cuáles pueden ser estas iniciativas y presentarlas a la cancillería. 

¿Qué otros proyectos de investigación tienen, por ejemplo en medioambiente, salud reproductiva, equidad de género?

Hay siete áreas principales de trabajo, que son educación superior, ciencia, conocimiento, pymes-emprendidurismo, empleo y desarrollo sostenible/cambio climático y además tenemos un foco específico al tema de género y juventud.

 Por ejemplo, hemos publicado una investigación sobre seguridad alimentaria y nuestra próxima investigación estará dedicada al mercado de bonos verdes en América Latina y El Caribe. Es un mercado aquí aún muy incipiente pero que tiene mucho potencial para permitir una financiación más fácil de proyectos de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

Otra modalidad es la cooperación con el programa Eurosocial, de la UE, en materia de cohesión social sobre dos temas específicos: acceso al empleo de mujeres jóvenes y formación profesional. Hemos procedido de una manera un poco diferente, hemos lanzado una convocatoria para identificar en el terreno experiencias exitosas, en las tres regiones, en estos dos sectores. Hemos buscado en el caso de acceso al empleo de mujeres jóvenes proyectos desarrollados tanto a escala de país, pero también a escala de alcaldías, empresas, ONG y hemos recogido esta experiencia y la vamos a presentar; no necesariamente como la proposición de un modelo, sino de proponer una variedad de modelos y soluciones que se pueden ir adaptando a las situaciones de cada país. 

En el tema de género, equidad e igualdad, ¿en qué áreas trabajan?
 

Tenemos un compromiso en todas nuestras actividades de fortalecer y apoyar la equidad de género, por lo tanto, todas nuestras actividades buscan esta equidad. Eso vale en la selección de expertos para la realización de estudios. Y con respecto a la investigación, tenemos ese trabajo en el tema del acceso al empleo.
 

¿Cómo ve la Fundación la situación actual de Bolivia?

Desde nuestra posición, de organización internacional, no nos pronunciamos sobre la situación de ninguno de nuestros países miembros; entenderá usted las razones. Seguimos el desarrollo en cada Estado, pero no podemos ni opinar, ni intervenir. Nuestro mandato es sobre las relaciones, así que cualquiera sea el gobierno, o la orientación ideológica, la meta es que se pueda mantener un canal de diálogo entre los países de la UE, de América Latina y Caribe; y que ese canal de diálogo sea lo más inclusivo posible. Nuestra misión es abrir canales de interacción, favorecer que redes de organizaciones de las dos regiones se creen y que complementen el diálogo entre gobiernos.

¿Cómo un boliviano puede acceder a los beneficios de esta Fundación? 

Toda nuestra información es accesible para todos y está en la página web de la organización (www.eulacfoundation.org) y en los medios sociales, más en éstos porque son más dinámicos; estamos en Facebook y en Twitter, donde publicamos convocatorias para investigaciones, vacantes de puestos, ofrecemos pasantías para jóvenes estudiantes. Cualquier boliviano, o boliviana, puede hacer clic en la página de la biblioteca virtual y descargar cualquiera de nuestras publicaciones de manera libre, sin costo. Cualquiera también puede registrarse para recibir regularmente nuestro boletín e informarse de nuestras actividades. 

Otra de nuestras misiones es también dar a conocer a los ciudadanos toda la experiencia de cooperación y participación que existe entre las dos regiones. Es una manera de visibilizar todo lo positivo, todas las oportunidades que nacen de la relación entre la UE, América Latina, y El Caribe.

Es importante subrayar la función “como de puente” de la Fundación, no solo entre gobiernos, sino entre organizaciones; y entre gobierno y organizaciones, facilitar también ese diálogo entre sociedad y gobierno, que a veces es fácil, otras no, pero crear también espacios inclusivos.

HOJA DE VIDA

  •  Estudios   Tiene una licenciatura en Economía, una maestría en Derecho y Diplomacia y un Diploma de Altos Estudios Europeos.
  •  Carrera  Paola Amadei se desempeñó como Embajadora de la Unión Europea en Jamaica, Belice, las Bahamas, las Islas Turcas y Caicos y las Islas Caimán, y en Eritrea.

Servicios y publicaciones  de EU-LAC

  • Mapeo  Se trata de una base de datos de unas 1.500 organizaciones; su objetivo es facilitar el conocimiento mutuo y posibles sinergias entre actores clave en los países de ambas regiones. Se puede registrar a esta base de datos en el siguiente link: https://eulacfoundation.org/es/formularios/registre-su-organizaci%C3%B3n.
  •  Biblioteca  Ofrece un servicio para investigadores, estudiantes y cualquier persona interesada en la relación birregional. Cuenta con unos 1.700 registros, que incluyen artículos, publicaciones académicas, declaraciones y planes de acción.
  • Publicaciones Alrededor de 35 estudios se han publicado, en inglés y español, para alentar el debate e intercambiar conocimiento especializado. Entre los títulos se encuentran: Atlas de la Geografía Industrial de Colombia, La ciudad sostenible, motor clave para la transformación social en Europa, América Latina y el Caribe, ¿Por qué la Unión Europea debería ser relevante para América Latina y el Caribe?, Cómo generar empleo en la juventud?, Responsabilidad social y objetivos de desarrollo sostenible, entre otros.
  • Boletines Cada número está dedicado a un tema específico en la asociación birregional; son escritos por representantes del ámbito político, económico, académico y de la sociedad civil.
  • Convocatorias EU-LAC publica con frecuencia convocatorias de estudios u otras iniciativas; todos los anuncios se publican en la página web de la Fundación: https://eulacfoundation.org/es/convocatorias.
  • Pasantías  Ofrece a estudiantes de último año de licenciatura permanecer durante tres meses colaborando con el equipo de la Fundación. Este programa ya ha recibido a más de 70 estudiantes de América Latina, el Caribe y la UE.

Valorar noticia

Otras Noticias