La (re)configuración del campo político en Bolivia

Un nuevo libro de la FES reúne diferentes análisis sobre el ciclo electoral 2020-2021 en el país y su incidencia en la nueva configuración del campo político en democracia
domingo, 28 de noviembre de 2021 · 05:00

Jan Souverein y José Luis Exeni Rodríguez

¿Cómo se desarrolló el ciclo electoral 2020-2021 en el marco de la crisis múltiple producida tras los fallidos comicios de 2019? ¿Cuál fue el desempeño y rendimiento de las organizaciones políticas y alianzas? ¿Qué lecturas de geografía y de comportamiento electoral pueden hacerse? ¿Qué ha cambiado en la representación política y en el sistema de partidos? ¿Cómo se observa este proceso en y desde las regiones? ¿Qué implica para la participación de organizaciones y liderazgos indígenas? En síntesis: ¿cómo se está reconfigurando el campo político en Bolivia?

Todas estas cuestiones, en clave de ensayos con análisis y datos, se abordan en la nueva publicación de la Fundación Friedrich Ebert (FES): (Re)configuración del campo político en Bolivia. Balance y horizontes del ciclo electoral 2020-2021. Además de la introducción, el libro contiene nueve capítulos que se construyen desde varias miradas, distintas regiones del país y diferentes afinidades políticas que expresan la vitalidad del análisis crítico, plural y fundamentado.

Participación con blindaje

Hay varias interpretaciones sobre los resultados de los últimos procesos electorales y su horizonte en términos de continuidades y reconfiguraciones del campo político. En general, pese a la prolongada polarización política y a una todavía persistente crisis institucional, se valora la fortaleza del mecanismo electoral, asentada, en especial, en muy altos niveles de participación ciudadana. La vocación democrática del electorado boliviano reafirmó que el mandato de las urnas resuelve por lo menos parcial y temporalmente disputas de legitimidad, aunque no necesariamente conflictos de calle.

El ciclo electoral 2020-2021, uno de los más complejos de nuestra historia democrática, demuestra también la importancia estratégica de contar con una institucionalidad electoral fuerte, autónoma y con capacidad técnica para organizar y administrar elecciones, incluida la resolución de difíciles asuntos jurisdiccionales.

Este blindaje institucional alcanza también al propio sistema electoral: es fundamental que los actores relevantes asuman, de manera inequívoca, la equidistancia del organismo electoral respecto a los contendientes políticos, así como el principio de “certeza en las reglas”. Esto genera certidumbre acerca del proceso y contribuye a garantizar el reconocimiento del resultado de la votación, cualquiera que sea.

Tiempo de balance y aprendizajes

En ese marco, la culminación de un ciclo electoral, siempre intenso, marca un tiempo de balance: de las reglas de juego, de las organizaciones políticas, de la ciudadanía, de otros actores relevantes (como medios de comunicación y empresas encuestadoras), así como de las misiones de acompañamiento y observación electoral. Y en cuanto a sus efectos, nos permite preguntarnos por el estado de salud de la democracia, en general, de la representación política, en particular, y del sistema de partidos, en especial.

Todo ello tiene que ver con cuestiones como la fortaleza/debilidad de los sujetos políticos, la renovación de liderazgos, la diversidad y el pluralismo, el debate público. Se espera, en definitiva, que los procesos democráticos, más aún si implican afrontar situaciones de crisis, deriven en aprendizajes, ejercicios deliberativos y, si acaso, reformas.

Queda entonces la invitación de leer este libro colectivo de la FES en torno a la (re)configuración y rumbo del campo político en Bolivia. Estamos seguros de que cada uno de los textos y el conjunto de ellos serán un valioso insumo para alentar el debate plural y la conversación pública en democracia.

(Síntesis del texto de Introducción del libro).

El libro estará pronto disponible en: https://bolivia.fes.de/

 

Un campo político, diez textos
Simulacro de votación, 2 de septiembre del 2020 (TSE, FES y PNUD)
El libro está compuesto por diez textos que, en conjunto, nos invitan a pensar el rumbo del campo político en el país.
Introducción: Andamios de la (re)configuración - Jan Souverein y José Luis Exeni Rodríguez
I. El ciclo 2020-2021 desde la geografía electoral: Complejidad territorial y diversidad del voto - Armando Ortuño Yáñez
II. Nuevo espacio político en Bolivia: Entre lo nacional popular y lo oligárquico liberal - Fernando Mayorga
III. Cambios y situación del sistema de representación política en el marco de la Ley de Organizaciones Políticas - María Teresa Zegada y Marcelo Arequipa Azurduy
IV. Bolivia 2019-2021: Épica ordinaria y el regreso al (¿nuevo?) orden - Manuel Canelas
V. Análisis de la nueva configuración del campo político en Bolivia - Ricardo V. Paz Ballivián
VI. Lo nacional popular y Santa Cruz: Perspectivas sobre el 7M - Manuel Suárez Ávila
VII. La pirámide que tiembla, el muro que no termina de caerse: Realineamiento de los factores de poder y reconfiguración política en Tarija - Rodrigo Ayala Bluske
VIII. Cochabamba, voto dirigido y militante en el ciclo electoral 2020-2021 - José De La Fuente Jeria y Andrés De La Fuente Bernal
IX. Lo indio, indígena y comunitario en la recomposición del campo político en Bolivia - Elizabeth Huanca Coila

 

Jan Souverein y José Luis Exeni Rodríguez / Director y coordinador de proyectos de la FES, respectiva-

mente.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos