Análisis

Elecciones en Ecuador y Perú

¿Permitirán estos comicios resolver las tensiones acumuladas? Hay varias interrogantes.
domingo, 7 de febrero de 2021 · 05:00

Gabriel Gaspar Cientista político

Ecuador tendrá elecciones presidenciales y legislativas el 7 de febrero.   El 11 de abril serán en Perú.  Si hay segunda vuelta presidencial en Ecuador, también sería el 11 de abril.  ¿Cuál es el contexto  de ambas elecciones?.  Veamos. 

La sombra de Correa

La historia reciente del Ecuador está marcada por los mandatos de Rafael Correa, quien condujo la “revolución ciudadana”, expresión local de la ola izquierdista que floreció en América del Sur al inicios de siglo.  También fue el período del boom de las materias primas.  Época de expansión del gasto público y empuje a medidas redistributivas, e inclusive, alianzas políticas que desafiaron la hegemonía de EEUU en la región 

El amplio frente que Correa logró estructurar en sus inicios sufrió quebrantos.  El alejamiento de los movimientos indigenistas fue uno de los primeros.  Posteriormente el régimen sufrió acusaciones de corrupción, aclaremos, estas no sólo apuntan al oficialismo de entonces, pero también lo involucró, al punto de que su Vicepresidente terminó siendo procesado.  Era la sombra de Odebrecht.  Correa apostó por la candidatura de Lenin Moreno, quien lo sucedió, pero una vez en el poder se distanció radicalmente de Correa y de buena parte de su obra.  El ex presidente ha sido acusado ante la justicia y reside hoy en Bélgica.

A las inminentes elecciones presidenciales se han presentado 16 candidatos,  mas solo tres tienen alguna posibilidad: el joven economista Andrés Arauz, de centro izquierda (con el apoyo de Correa), el banquero Guillermo Lasso, candidato de centro derecha, y Yaku Pérez, postulado por el indigenista Pachakutik.  Los 13 candidatos restantes no tienen posibilidades según los sondeos.

Se prevé una segunda vuelta por si ninguno obtiene mayoría suficiente.  Se efectuarían el 11 de abril próximo.  Las encuestas dan los primeros lugares a Arauz y Lasso, Yaku figura siempre en tercer lugar.  Ojo:  entre un 30 y un 60% de los mas de 13 millones de votantes se declaran indecisos a menos de dos semanas.  Esto podría tener varias explicaciones.

Primero: la mayoría ciudadana hoy está preocupada de la crisis económica y la Covid, su preferencia electoral estaría en segundo plano.  Probablemente,  se decidirá en los últimos días.  Segunda hipótesis: vamos a tener una alta abstención, quizás por las mismas razones de la indecisión.  Tercera hipótesis:  Una buena parte de los indecisos no lo son, están ocultando su voto, pero no es primera vez que pasa (recordemos el reciente triunfo del MAS en Bolivia, una sociedad con características muy similares a la ecuatoriana).  

Podrían ser adherentes silenciosos de Arauz, y dado que este supera hoy el 30%,  en una de esas podría ganar en primera vuelta.  Lo sabremos este 7 de febrero en la noche. 

Por su parte Yaku jura que llegará a la segunda vuelta. En una elección anterior, le dio su apoyo a Lasso en el balotaje.  ¿Pasaría lo mismo con la derecha ecuatoriana si la segunda vuelta fuese  entre Arauz y Yaku?

 

Bicentenario con pandemia

Este año   Perú conmemora sus 200 años de vida independiente  en medio de una crisis originada por largos procesos acumulados: un desgaste de su sistema político,  una cíclica crisis provocada por una economía basada en pocas actividades primarias, muchas de ellas extractivas y dependiente de los vaivenes de la economía global.  Una economía  con una redistribución que excluye a las grandes mayoría cholas y serranas.  Débil cohesión social, agravada por la corrupción y el racismo.

2020 fue duro con  Perú. La economía, con un 50% de informales, experimentó una caída de más de un 10%.   El  2016 fue electo el empresario Pedro Pablo Kuczynski (PPK).  Ganó en segunda vuelta,  muchos votaron por él para impedir el ascenso de Keiko, ganadora de la primera ronda.  PPK ganó pero sin construir una mayoría  política y en amplia minoría en el congreso.  

Ya sabemos lo que pasó, en medio de acusaciones de corrupción, renunció al cargo y asumió su segundo vicepresidente, Martin Vizcarra, en una maniobra que implicó algún acuerdo con el Congreso, entonces de mayoría fujimorista. 

Vizcarra eligió el camino de confrontar al Congreso, el cual le correspondió con decisión, al final lo disolvió a fines de septiembre del 2019 y convocó a la elección de uno nuevo.  El Congreso  electo en enero del 2020,  de composición variopinta, a poco andar volvió a chocar con el presidente y esta vez le tocó renunciar a Vizcarra bajo acusaciones de corrupción aún en proceso.   Asumió el presidente del Congreso,  Manuel Merino, pero estalló una poderosa protesta en las calles que  provocó la renuncia del flamante presidente, quien duró cinco días.  Fue sustituido por  Francisco Sagasti quien asumió el 17 de noviembre del 2020.  En una semana, el Perú tuvo tres presidentes.  La inestabilidad se apodero del país, en medio de la pandemia y la recesión.

Las elecciones presidenciales están programadas  para el próximo 11 de abril;   si ningún candidato obtiene mayoría se irá a una segunda vuelta.  El ganador tomaría posesión el 28 de julio del 2021.   Tomemos nota  que en las últimas elecciones peruanas tenemos dos constantes: siempre ha habido segunda vuelta, y en ésta siempre ha ganado el candidato que llegó segundo en la primera.  

Como señalamos, Perú también asistió al desgaste del sistema de partidos. Se vivió el deterioro progresivo del Partido Popular Cristiano,  la disolución de Izquierda Unida, y el colapso del APRA, por nombrar algunos.  Fueron reemplazados por una prolífica camada de nuevos partidos, con escasa profundidad programática, surgidos al amparo de figuras carismáticas, algunas de ellas a la vez mecenas de la organización.  El transfuguismo de dirigentes se instaló y así, varias de estas nuevas organizaciones tienen lideres con pasado aprista o fujimorista, entre otros.  

Esta dispersión explica la abundancia de candidaturas.  Las encuestas dan el primer lugar a George Forsyth, exalcalde, pero más conocido como el exarquero del  Alianza Lima.  Si bien encabeza los sondeos con un umbral de mas de 10 puntos, no logra alcanzar los 20.  

Le siguen dos mujeres:  Keiko Fujimori y la izquierdista Verónica Mendoza, ninguna de las cuales llega al 10%.  El resto está mas abajo aún.  Julio Guzmán, candidato del partido Morados, (al que pertenece el presidente Sagasti), no alcanza el 6% en las encuestas al día de hoy. 

En medio de una segunda ola de la pandemia,  los votantes no muestran gran entusiasmo.  El virus arrecia y el gobierno ha decretado una nueva cuarentena que amenaza con ser desobedecida por amplios sectores sociales.  Pese a las reiteradas cadenas nacionales del expresidente Vizcarra, donde se prometían millones de vacunas para diciembre del año pasado, a la fecha no ha llegado ninguna, y todo indica negligencias y exceso de publicidad gubernamental,  

En síntesis: elecciones en pandemia, sin grandes mayorías, con una crisis económica persistente y una bronca social en ascenso.   El actual gobierno, debilitado y a ratos desbordado, a duras penas podrá conducir el proceso que le resta.  Pero la dureza de la segunda ola es tal que no son pocas las voces que empiezan a mencionar la necesidad de postergar las elecciones. ¿Resistiría el sistema?

Los dos países andinos concurrirán a las urnas en los próximos  días y meses.  En ambos el actual oficialismo camina por el callejón de la amargura.    Los dos países, al igual que el resto de la región, están concentrados en la crisis sanitaria y económica.  Poco espacio tienen para referirse a su proyección internacional.  

¿Permitirán estas elecciones resolver las tensiones acumuladas? ¿Que sucedería en caso negativo? ¿Rebotaran sus economías?  ¿Aumentará la migración? ¿Adonde se irían los nuevos migrantes?

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
1