Obituario

Rubén Ardaya: Breve historia intelectual

Un homenaje a la trayectoria del líder, visionario e intelectual municipalista cruceño y su aporte a la gestión pública en el país.
domingo, 4 de abril de 2021 · 05:00

Ludwig A. Valverde B. Politólogo y literato 

La gestión pública del país y, particularmente, la que construye Bolivia desde los espacios más próximos al ciudadano, el municipio, ha recibido conmovido la partida de Jubel Rubén Ardaya Salinas (Santa Cruz, 1957-2021). Los municipalistas estamos de duelo por esta partida física definitiva y, en honor a su memoria, es deber de quienes lo conocimos, acompañamos su historia intelectual y su aporte al país, testimoniar sobre su figura. No sólo para empezar a recoger su trayectoria intelectual y su innegable compromiso con el país, en roce permanente con la clase política en los distintos momentos y espacios políticos (nacional y/o subnacional) que le tocó afrontar, sino porque lo hizo con propuestas reales que, desde el lugar de intelectual comprometido, vanguardizó, sustentó e inspiró, en el marco del desarrollo democrático y la participación ciudadana.

1. El comandante. Rubén tenía dotes de liderazgo. Podía inspirar una visión, defenderla con pasión y armar equipo. Reconocía con facilidad las condiciones y los talentos de cada quien y podía otorgarle la confianza debida como una misión ante un proyecto acordado. Asumía la pasión al extremo de hacerla orden de vida. 

Uno de los episodios memorables es el “acto de fe” que logró que hiciéramos alrededor de un centenar de personas, entre jóvenes y adultos, encabezados por él, para lograr constituir en cada espacio municipal donde nos encontrásemos, instituciones inspiradas en el afamado y probado Modelo de Gestión Pública Participativa (MGPP) que mira la construcción del país desde el municipio a partir de los principios de servicio y bien común, transparencia, integralidad, participación, corresponsabilidad y equidad.

 El modelo fue asumido como política del Estado boliviano y sus alcances, por su trascendencia y por los propios involucrados, lograron generar debate en la Asamblea Constituyente, aportar, por su potencial a la actual Constitución Política del país y contribuir desde sus logros a una mirada renovada e innovadora de la gestión pública en general. No podría entenderse la actual gestión pública boliviana, la nacional y la subnacional, sin sus componentes y su forma de organizar el orden público. El modelo es una plataforma coherente, probada e innovadora de gestión pública, la consecuencia de su implementación configura los escenarios del desarrollo integral para el país, aportando al reconocimiento de las tareas necesarias para ello.   

2. El visionario. Algunos ejes que estuvieron en su comprensión de la realidad, en tanto teoría y práctica se basaron en:

 i) la dimensión de la gobernabilidad como calidad de las decisiones públicas producto de la construcción de un proceso participativo iniciado en el “acto de fe” de sus autoridades electas hacia sus mandantes, generador de equilibrios, organizador de acciones cotidianas que permitieran operar en lo inmediato las decisiones tomadas con necesaria proyección estratégica, capaz de vincular el ámbito municipal al entorno y, por tal razón, altamente comprometido con fines colectivos. Es esa visión que posibilita articular al conjunto de representantes elegidos por voto directo en la gestión pública y expone la necesidad de enlazarla, por ejemplo, a las funciones de los diputados uninominales. 

La responsabilidad de las autoridades concluye con la rendición pública de cuentas como momento que comunica resultados de procesos de gestión generados colectivamente, convirtiéndose en indicador de transparencia pública que, hacia el final del mandato otorgado, deberá organizar un proceso de transición transparente, entre autoridades que terminan su labor y autoridades que comienzan un nuevo periodo.

 ii) La asociatividad de los espacios municipales productores de formas de cohesión y colaboración que trascienden el ámbito local, que construyen formas agregadas y colaborativas entre municipios, como son las mancomunidades y, específicamente, las asociaciones departamentales de municipios.

 Innegable no reconocer su impulso a raíz de sus propuestas al país de la formación y fortalecimiento de las asociaciones departamentales de municipios y del espacio que las congrega como la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), de quien fue su primer director ejecutivo, o la Asociación de Concejalas de Bolivia (ACOBOL) y las propias asociaciones departamentales de concejalas, impulsando y debatiendo la incorporación de la visión de género en los procesos de gestión pública.

 iii) La participación ciudadana, sustantiva a la gestión pública en general, fundamenta las acciones de gobierno.   

3. El intelectual. “Se dice desde lo que se hace”, podría sintetizar la posición de Rubén Ardaya en cuanto al conjunto de su trabajo en la explicación de realidades y la generación de propuestas que, además, le sean útiles al país. Su apuesta por la formulación de modelos como tipos ideales que se construyen desde condiciones reales marcó su notable aporte en el ámbito municipal y en al ámbito departamental con los modelos de gestión respectivos, aquellos que demostraban viabilidad, integralidad, eficiencia, eficacia, transparencia y renovada legitimidad, esto es, una cuidada conexión real con la ciudadanía en la toma de decisiones. Los últimos años, Rubén estuvo trabajando en la implementación de modelos de gestión autonómicas departamentales en Santa Cruz y en Tarija. En su visión, el sur de Bolivia podría innovar sustantivamente los procesos de gestión pública del país.           

Legado intelectual, breve referencia:

? Ensayo sobre municipalidad y municipios en Bolivia. La Paz: INIDEM, 1992.

? La construcción municipal de Bolivia. La Paz: SID. 1995. 

? De la isla del diablo a la libertad. Un testimonio de la fuga de la isla de Koati. La Paz, 1997.

? El Comité de Vigilancia al auxilio de la democracia municipal. La Paz: FES-ILDIS, 1998.

? Procesos de Gestión Municipal Participativa. La Paz: Proyecto DDPC, 2000.

? Modelo de gestión subnacional participativa. Perú: PRODES, 2004 (inédito).

? Gestión pública en municipios participativos: experiencia en Bolivia y propuestas para Perú y Honduras. Tarija: Pader-Cosude/AMT, 2006.

? Gestión preautonómica departamental. En Tarija: es tiempo de la gente. Modelo de gobierno departamental. Tarija: Fundación DDPC/Delegación Prefectural para la Asamblea Constituyente, 2007.  
 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

13
1