Gestión en la Alcaldía

Los verdaderos números de La Paz

Una respuesta del exalcalde Luis Revilla al artículo “Hombres de números” del también exalcalde Ronald MacLean.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 05:00

Luis Revilla Herrero
Exalcalde de La Paz

Quienes hacen política desde el embuste, pueden disfrutar de destellos para solaz propio y de su entorno, pero en el largo camino de la historia quedan como viles políticos de la quimera. Joseph Goebbels, ministro de comunicación del nazismo, tiene varios discípulos criollos que creen que repitiendo mentiras pueden cambiar, por ejemplo, la realidad de una gestión municipal que se expresa en números, claro que sí, pero principalmente en el desarrollo integral de la ciudad y en el bienestar de la gente.

Ronald MacLean, exalcalde, ministro en el neoliberalismo y últimamente asesor de candidatos, repite mentiras, solo las repite, buscando cuestionar la gestión municipal que conduje por voluntad democrática de los paceños en dos períodos constitucionales y siendo el alcalde con la mayor votación en la historia democrática de la ciudad. 

El exalcalde enaltece en un extenso artículo a los “hombres de números” pero transformado en eco de las mentiras dichas al finalizar mi gestión, muestra pereza al no escudriñar, no solo números, sino planes de desarrollo, presupuestos y programas operativos anuales, anuarios estadísticos, memorias de gestión y más de 60 títulos de investigaciones disponibles en la página web del GAMLP (http://sim.lapaz.bo/sem/Biblioteca/Publicaciones/Index). 

Pero peor aún, confiesa un enorme desconocimiento de la actual La Paz y su Gobierno Municipal, que tiene toda la información en línea y es monitoreada por los sistemas de gestión pública del Estado diariamente; obviamente no es la Alcaldía de fines del siglo pasado en la que abundaban lecturas interesadas de los números institucionales sin sustento alguno. 

El 30 de abril de 2021, último día de mi gestión como Alcalde, la dirección de Recursos Humanos reportó una planilla de 7.632 funcionarios municipales de planta y contrato, no los 9.000 que repite mintiendo MacLean. En 2010 recibí de mi predecesor, un contingente cercano a 5.000 servidores públicos. Juan del Granado puso en pie una institución destruida por la partidocracia, a la que pertenecía el señor MacLean elegido alcalde por voto del Concejo en dos oportunidades. Durante 10 años, Juan hizo los primeros Barrios de Verdad, parques metropolitanos, bóvedas en los principales ríos, nuevas escuelas, la revitalización del centro y el mejor desayuno escolar del país y para ello, tuvo que contratar funcionarios comprometidos y decididos a transformar la ciudad.

En la segunda ola de transformación urbana, tangible y cuantificable a mi cargo, se pusieron en funcionamiento 4 modernos hospitales que demandaron 1.018 nuevos funcionarios entre médicos, enfermeras, camilleros y personal administrativo cuyo resultado, a los ojos de todos, es una verdadera atención con calidad y calidez a miles de pacientes que acuden diariamente a La Merced, Los Pinos, La Portada y Cotahuma, estos dos últimos tomados como ejemplo a nivel nacional de atención a personas con Covid-19.

Pero también, en mi gestión pusimos en marcha nuestro Pumakatari con 166 buses que ofrecen un servicio impecable en 3 turnos promedio, lo que implica multiplicar 166 por 3 conductores y 3 anfitriones, al margen de mecánicos y personal administrativo, que hacen un total de 1.165 nuevos servidores municipales a cargo del mejor sistema de transporte urbano del país. 

Junto al personal de los buses y hospitales, están los Centros Municipales Infantiles que mínimamente deben funcionar con parvularias profesionales; la Guardia Municipal de Transporte destinada a poner orden en las vías de la ciudad y los estacionamientos tarifados. Haciendo cuentas claras y sin ambages, los 2.809 nuevos servidores municipales corresponden a los nuevos servicios implementados en mi gestión y están donde la ciudad y sus habitantes los necesitan.

Para más, toda la administración financiera del Gobierno Municipal se procesa en línea con personal altamente especializado, varias veces premiado por su capacidad de innovación. Hasta ahora el paceño es el único gobierno local que emitió bonos en la Bolsa de Valores y evalúa sus finanzas con la metodología PEFA (Public Expediture and Financial Accountability), que tal vez el exalcalde desconozca, pues es un moderno sistema con el cual se evalúa de manera instantánea el manejo financiero de muchos países en el mundo. 

Para continuar con la repetición del libreto, MacLean afirma que hay –ni en la inventada Corte de Versalles en La Paz– 400 funcionarios a disposición exclusiva del Alcalde y otros 400 sólo para el secretario ejecutivo, sin escudriñar o a penas revisar la estructura organizacional elemental del Gobierno Municipal que distribuye esa cantidad de servidores públicos dependientes del alcalde y secretario ejecutivo en la Dirección Jurídica, Dirección de Gobernabilidad, Dirección de Comunicación Social, Dirección de Auditoría Interna, Dirección de Licitaciones y Contratos, Dirección de Recursos Humanos, Dirección de Gobernabilidad, Dirección de Administración General y otras siete direcciones con funciones y tareas específicas. Repetir las mentiras sin darse el trabajo de contrastarlas con los datos oficiales de la institución es dar un paso a una inaceptable patraña.

MacLean tiene razón en algo: “… son los resultados tangibles los que cuentan y son los números lo que se cuantifican para evaluar una determinada gestión de gobierno (municipal)”. 112 Barrios de Verdad construidos, 11 puentes (no solo uno), 8 viaductos, 2.409 km2 de asfalto, 4 hospitales, 39 centros infantiles, 63 centros de salud equipados y mantenidos, 7 rutas y 166 buses Pumakatari y Chikititi,  400 motorizados comprados a la Policía y  669 cámaras de vigilancia para seguridad ciudadana, 90 módulos policiales y 9 estaciones policiales integrales equipadas y en funcionamiento incluyendo la nueva Estación de bomberos, 400 obras de prevención de riesgos.

696 área verdes mantenidas, 96% del área urbana bajo administración municipal, 140 millones de bolivianos emitidos en bonos municipales, un reconocido plan en materia de culturas y artes y el mejor sistema de recolección de residuos del país, son los principales números y datos de la ciudad actual.

Los esfuerzos de los últimos 20 años construyeron un nuevo modelo de gestión municipal, reconocido dentro y fuera del país. La Paz tiene ahora una visión de desarrollo plasmada en el Plan La Paz 2040 el único plan municipal de largo plazo del país. El desafío del momento es construir sobre lo avanzado. La Paz de fines del siglo XX es distinta a la que se ha planificado y edificado en las dos primeras décadas del nuevo tiempo. Pese al coro de mentiras, pasó de ser una urbe abandonada, enfrentada y sin rumbo a una ciudad líder y hoy a ser una ciudad maravillosa. Estos son los números verdaderos, la historia sabrá situar nuestro esfuerzo y compromiso en la dimensión que corresponde.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

38
6