196 años de independencia

Transgresiones que deshonran a la patria

Toda carrera política de un “presidente perversamente perfeccionado” conduce inevitablemente al fracaso.
domingo, 8 de agosto de 2021 · 05:00

Pedro Gareca Perales
Abogado constitucionalista

Rendir homenaje a nuestra amada Bolivia en la histórica Casa de la Libertad es obligación cívica y patriótica de todos los bolivianos, que hace 196 años que los padres de la patria republicana, un 6 de agosto de 1825, nos legaron la independencia y libertad.

En estas fiestas patria enarbolemos nuestros símbolos patrios con civismo, patriotismo y unidad, sin imposiciones de emblemas que no representan a la dignidad boliviana.

La Casa de la Libertad sigue siendo el compendio de nuestra historia, por eso es depositaria de nuestra reverencia, respeto y tributo, porque aquí nació Bolivia y la independencia se irradió a otros países de América. La inasistencia de los congresistas no le quita sus títulos, por el contrario, la enaltece con su juventud y su pueblo que le rinde ferviente homenaje y el tedeum que fortalece la espiritualidad de la sociedad  católica.

Un escritor, político y conservador Enoch Powell dice que toda carrera política de un presidente perversamente perfeccionado, conduce inevitablemente al fracaso y, este no es tanto de destino, sino de aceleración y la dimensión del batacazo que le puede ocurrir si no se mueve en la cultura de la democracia.

Tanto tiene razón, que es bueno tomarlo en cuenta, por la serie de golpes a la democracia que le ha inferido el sistema de gobierno del MAS IPSP, nave del Estado que ante la sociedad boliviana parece estar dirigida por dos dignatarios: un presidente formal para el teatro escénico con disfraz de oveja enjaulada y un presidente perversamente perfeccionado en cultura fraudulenta.

Esto  con sus maestros informáticos Smarmatic-Dominion, y últimamente con alumnos y el profesor Juan Manuel Corchado de la Universidad de Salamanca, que “admitió que su informe se centró en los datos proporcionados por la Fiscalía General del Estado y que la OEA auditó todo el proceso de 2019, pero resultado de sus pericia encontró irregularidades al suspender el TREP, por cuyo informe recibió el monto de Bs. 216.193, daño económico que tiene responsables al declarar sobreseimiento a favor de los imputados del fraude.

Otros hechos de agravio a la patria son:  

La pérdida en la Corte Penal Internacional (CPI) del derecho a una salida soberana a nuestro litoral (1-10-2018).

Violación a la Constitución ejerciendo el poder Evo Morales por más de 14 años.

Manejo irresponsable de la salud Pública y falta de vacunas para preservar la salud como derecho humano aplicando criterios discriminatorios a favor de municipios, prohibiendo exportación directa a las gobernaciones.

 Representación de facto ejercida por Evo Morales en actos protocolares de posesión de Pedro Castillo como presidente de Perú, intromisión que fue criticada duramente por la prensa internacional, como la chilena.

 Devastadora deforestación de la Chiquitania, cuyos incendios han quemado, con aprobación del INRA y ABT, 17.500 hectáreas en áreas protegidas y no existe ningún procesado, siendo que esas quemas son fenómenos no naturales sino provocadas. Los bosques se talan con tecnología dotada por el propio gobierno, bajo la forma de dotación a interculturales cocaleros vinculados al narcotráfico.

Despojos a comunidades campesinas de tierras bajas, cuyo avasallamiento ya tiene su primera víctima Lino Peñaranda Vaca; encarcelamientos lesionando derechos fundamentales y humanos previstos en la Constitución y la Carta Americana de Derechos Humanos y sobreseimiento a los verdaderos sediciosos, saqueadores y terroristas organizados por el MAS en Senkata y Sacaba.

Hay estudios que demuestran que la pandemia ha incrementado la crisis política que afectaba a algunos ordenamientos. En nuestro país ha sido la excusa para limitar todavía más los derechos de los ciudadanos y reforzar el poder del Ejecutivo, a costa de la posición que corresponde a las minorías en cualquier Estado de derecho.

Los rasgos de tantas transgresiones que deshonran a la patria en su efeméride, burdamente edulcadoras; pensamos que los detalles de una firme reflexión que proporcione seguridad vienen de la lucha juvenil, la posición de los comité cívicos y de la Asamblea de la Cruceñidad que el 2 de agosto de 2021 ha resuelto: Apoyar a la marcha nacional convocada por el Conade y plataformas ciudadanas en defensa de la democracia para el día jueves 5 de agosto. También respalda el bloqueo de dos días en la Chiquitanía y vigilia en el INRA para la próxima reunión de la CAD.

Aclaro que no he pretendido escribir un milagro literario, sino desvelar las fuerzas que se enfrentan, los intereses políticos que se persiguen, la finalidad y el propósito último, la raíz donde todo se incubó. De ahí, el espanto y terror ante el reconocimiento de hacia dónde va o puede ir nuestra amada Bolivia, si no le ponemos en el marco del ejercicio reflexivo y crítico corte “cero” al abuso del presidente perversamente perfeccionado.

Celebremos con civismo y dignidad a la Bolivia grandiosa, trayendo a colación aquel refrán castellano: “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”, porque al menos las fuerzas de las marchas en puertas sean una crónica anunciada que ponga al denudo al rey de la antidemocracia sin salvo conducto que valga, por su censurable reincidencia en violación de derechos humanos y delitos de lesa humanidad.

¡Felicidades Bolivia!

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

59
47