POST-IT

domingo, 19 de septiembre de 2021 · 05:00

De los archivos del Museo del Aparapita

por Elías Blanco Mamani

Carlos Mendizábal Camacho, con Oruro en la sangre

“¡Ah mi canto de estaño / rociado de copajira y herradura…! / Tengo que hacer mi canto como parte de esta tierra que me cruza, / tengo que hacer mi canto, mientras tanto, / vaya este verso, mientras me alumbra la luz serena de mi vela virgen / que es un ojo abierto en mis llanuras…”. Así se expresaba el poeta Carlos Mendizábal Camacho (1919–1999) cuando hablaba de su tierra natal Oruro; a tal grado llegaba su pasión que su único libro de poesía titula precisamente Oruro en la sangre (1944). Se sabe que Mendizábal fue de profesión contador, además de técnico en seguridad social, así formal fue un activo militante del grupo Gesta Bárbara en su segunda generación; el cronista Valentín Abecia anotó sobre él: “Escribió lo suyo, sus versos tiernos, románticos y a veces revolucionarios. Nunca se podía olvidar en el grupo de Gesta Bárbara su poema Amiga yo no quiero que estés triste, que aunque meloso y cedencioso, dejaba descubrir su espíritu de enamorado”.

Nuevo sistema

El nuevo sistema editorial de Página Siete está diseñado para operar al 100% en la nube digital y no necesita oficinas ni servidores locales para procesar información o almacenarla. Por lo tanto, periodistas y diseñadores pueden trabajar remotamente, desde cualquier parte del mundo. El sistema puede operar bajo las circunstancias más adversas, incluyendo conflictos sociales agudos, que esperamos no se repitan.

Ocultar el PIB

El INE ha ocultado información sobre el Producto Interno Bruto del país durante los últimos cuatro trimestres. Esa falta de transparencia puede ser un indicador de algo que el 90% de los bolivianos opinó en una última encuesta, que la economía va muy mal. La falta de transparencia con los indicadores económicos genera desconfianza y cualquier economista sabe que eso perjudica la reactivación económica.

Elecciones argentinas

Analistas argentinos calificaron las elecciones primarias como una catástrofe para el kirchnerismo, que perdió 17 de las 24 provincias argentinas. La crisis económica perjudicó a los oficialistas. Como se dice, la gente votó con el bolsillo. Por otra parte, la alta volatilidad en la intención de voto permitió la aparición de nuevos líderes políticos. En Bolivia la historia podría repetirse si no hay reactivación económica.

Pésima gestión

Un problema durante la gestión de Luis Revilla fue la mala gestión en Catastro. Si la cosa iba mal, con Arias está peor y eso cuesta una fortuna a la Alcaldía y a los constructores. Por ejemplo, para tramitar la aprobación de un plano los constructores deben rehacer formularios varias veces porque en cada oportunidad, que toma semanas, funcionarios ineficientes piden una corrección, en lugar de pedir todas de golpe.

El dólar baja

El tipo de cambio del dólar está bajando. El precio oficial es Bs 6,96  por dólar, pero las casas de cambio pagan 6,92 por billetes de 100 y 6,90 por billetes de corte menor. La explicación es que hay mucha oferta de dólares porque la gente cambió sus bolivianos a dólares en el último tiempo por miedo a una eventual devaluación, que nunca llegó, y ahora muchos necesitan cambiar esos dólares a bolivianos. 

Mejor con Evo

El maltrato de Luis Arce al empresariado privado del país, a quienes ni siquiera se digna a recibir, y la incapacidad de las instancias del Gobierno que deberían resolver problemas del sector, ha motivado el comentario increíble entre los empresarios de que estaban mejor con Evo, quien por lo menos mantenía varios canales de comunicación abiertos para resolver problemas importantes.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias