Awqa Pacha

Cedib y Fundación Tierra critican el extractivismo

Se debe comprender la conexión entre violencia y extractivismo: donde hay actividad extractivista siempre hay abuso y violación, dice el autor.

Ideas
Por 
La Paz - domingo, 27 de noviembre de 2022 - 5:00

Si bien sería interesante escribir sobre la futilidad del paro del comité cívico (el régimen de gobierno terminó no más imponiendo su inveterado autoritarismo) y/o sobre la violencia fascista impunemente ejercitada por las hordas masistas en contra tanto del noble y heroico pueblo cruceño y los periodistas de medios independientes, no lo voy a hacer (no por hoy) porque hay otras personas que pueden hacerlo mejor que yo y porque hay otros temas mucho más importantes que las operías provocadas por el censo.

¿Cuáles son los temas que hoy resultan importantes y, por demás, urgentes? Esencialmente la problemática de las violencias. Por una parte, las violencias contra la naturaleza, es decir la degradación, depredación, devastación y expoliación de los ecosistemas. Y, por otra, las múltiples violencias contra la mujer, es decir el “femi-genocidio” (la expresión es de la maestra Rita Segato) que sufren nuestras hermanas, madres, hijas y nietas. Sobre la violencia machista he publicado “Nos están matando” (Página Siete, 16 enero 2022) y ahora voy a aproximarme a la violencia extractivista y depredadora de los bienes comunes.

Hay diversas maneras de comprender el tema de la violencia ecocida y biocida en contra de la Madre Tierra. Una de las más comunes es la práctica empírica. La otra es a través de la revisión de la literatura pertinente y es este el modo o camino (obvio) por el que hoy optamos. Y vamos a hacerlo a partir de la indagación de la producción bibliográfica, ciertamente interesante, de un par de instituciones privadas: el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) y la Fundación Tierra (la próxima Cedla).

Si bien el Cedib ha publicado varios textos, libros y artículos acerca del extractivismo moderno colonial y capitalista, aquí (por razones de espacio) sólo voy a nombrar los libros más recientes:

1. Extractivismos y derechos en la región andina. Abusos de poder contra defensores y defensoras de los derechos humanos, del territorio y del ambiente (Cedib, 2018).

2. Derechos y violencias en los extractivismos. Extrahecciones en Bolivia y Latinoamérica (La Libre, 2019).

3. Violaciones a Derechos Humanos en contextos de actividades extractivas en Bolivia (La Libre, 2019).

4. Abusos de poder, extractivismos y derechos en la región andina (La Libre, 2019).

5. Derechos indígenas y ambientales ante el extractivismo en Bolivia, Campanini, Oscar y Pablo Villegas (La Libre, 2019).

6. Vulneración y exigibilidad de derechos de defensoras. Sistematización de casos de mujeres defensoras en contextos de extractivismo (La Libre, 2020).

Si bien sería interesante reseñarlos y describirlos uno por uno, no nos es posible hacerlo por razones de espacio, nos limitamos pues a enunciar el “núcleo común” (la expresión es de Luis Tapia) de la crítica del Cedib al extractivismo. La premisa cardinal es comprender la conexión entre violencia y extractivismo y demostrar que donde hay actividad extractivista siempre hay abuso y violación (flagrante e impune) de los derechos al agua, al territorio y a la vida.

Y también manifestar, desde esta realidad de violencia e injusticia, la emergencia e insurgencia de una diversidad de dispositivos de protección y defensa de los derechos, además de la denuncia nacional e internacional de las vulneraciones.

En relación con la Fundación Tierra, importa decir que acompaña solidariamente las demandas territoriales de los pueblos y comunidades indígenas y desarrolla procesos de investigación-acción. Y, desde hace un par de años, estudia la realidad socioeconómica de Santa Cruz, principalmente la expansión del agronegocio ligado a la producción de soya, sorgo, caña de azúcar y otros cultivos de exportación (commodities).

La Fundación Tierra ya va en el quinto texto (publicado) relacionado con la expansión de la agroindustria.

1. Inicialmente ha hecho un seguimiento de la cuestión de los incendios forestales. Fuego en Santa Cruz. Balance de los incendios forestales 2019 y su relación con la tenencia de la tierra (2019).

2. También ha analizado los despojos de tierras a las comunidades indígenas a partir de la expansión de las áreas cultivadas de soya. Despojo de tierras de comunidades por el agronegocio boliviano. Estado de situación de comunidades indígenas y campesinas dentro de la zona de expansión de la frontera agrícola de Santa Cruz (2021).

3. Igualmente, ha elaborado varios estudios sobre el uso letal de los agroquímicos. Intereses transnacionales en el mercado de insumos agrícolas. El control corporativo de plaguicidas, fertilizantes y semillas genéticamente modificadas (2021).

4. Asimismo, ha hecho un rastreo de los procesos de mercado de tierras dentro de los territorios indígenas, a partir de las distorsiones que genera la expansión de la frontera agrícola. Territorios indígenas enajenados. El furtivo mercado de tierras de la TCO Guarayos (2022).

5. Y ha investigado los procesos de deforestación, en el departamento de Santa Cruz, a raíz de la salvaje expansión de la frontera agrícola. Deforestación 2016-2021. El pragmatismo irresponsable de la Agenda Patriótica 2025 (2022).

Como puede observar el lector, aquí, en Bolivia, hay un interesante –aunque poco difundido– material acerca de las problemáticas socioambientales más acuciantes, tales como las generadas por las políticas extractivistas del régimen del MAS.

La gravedad de la crisis climática nos impele a cultivar estrategias de resistencia contra las empresas transnacionales y a articular las luchas y movilizaciones en y por la defensa del agua, el territorio y la vida.

La defensa de los derechos demanda la participación y movilización del conjunto de la sociedad civil organizada y no tan solo de los pueblos indígenas.

Empecemos, pues, por leer e informarnos (alegar ignorancia no aplica).

“La gravedad de la crisis climática nos impele a cultivar estrategias de resistencia contra las empresas transnacionales y a articular las luchas y movilizaciones”.

Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS