La Paz

Desintegración y acumulación de capital en el altiplano

Como resultado de las migraciones, hay un despoblamiento rural muy elevado en muchos poblados que están abandonados, donde sólo se encuentran familias disgregadas.

Ideas
Por 
La Paz - domingo, 22 de mayo de 2022 - 5:00

La pandemia ha puesto de relieve la situación que atraviesa la región del altiplano central (1), la cual es agravada por el cambio climático (CC) y la situación socioeconómica política.

1. El covid en la educación y salud

El covid 19 en el altiplano no tuvo las mismas consecuencias que en las ciudades. Según las unidades de salud (US), fueron pocos los fallecidos y pocos los contagios por lo que la atención médica fue reducida y el virus fue combatido con remedios caseros más que por medicamentos y vacunas, a las cuales la población rural no quiso acceder.

Por esta poca propagación del covid y el temor al contagio difundido en las ciudades, muchos migrantes y “residentes” (habitantes que se fueron hace tiempo pero que mantienen la doble residencia) retornaron con sus familias a protegerse en sus comunidades. La reinserción de esos migrantes supuso mantener todavía una red social activa que permitió, en algunos casos, la reinserción y el acceso a ciertos recursos (tierra, agua) y en otros casos, el apoyo completo de la familia (abuelos, padres).

Esta reinserción supuso para las US mayor trabajo y recursos pues tuvieron que atender a todos los solicitantes sin distinción, en toda clase de enfermedades y tratamientos, resaltando la carencia de medicamentos, equipamiento, personal capacitado, infraestructura, etcétera.

Las clases escolares presenciales fueron suspendidas, pero no por tiempo prolongado (2), por los no contagios y a que las clases virtuales fueron un fracaso por carencia de señal, de celulares, computadoras, dinero para cargar los megas, etcétera.

2. La situación socio-productiva

La sequía, lluvias intensas a destiempo e inundaciones generan en la mayoría de las unidades productivas (UP) erosión de suelos y salinización, fuentes de agua reducidas y agotamiento de la tierra, por lo tanto, pérdida de cosechas, bajos rendimientos productivos entre otros. Esto a su vez, conlleva el abandono de tierras, lo que supone la desaparición de pequeñas UP pues sus propietarios las abandonan y migran.

En realidad, el desarrollo es desigual en varias regiones. En algunas comunidades hay el uso de una tecnología inadecuada (uso intenso de agroquímicos, labranza en profundidad que deteriora la tierra), carencia de agua de riego, de capacitación técnica entre otros, que debilitan y empobrecen la agricultura de las familias. En otras regiones, hay un intenso uso de tractores, lo que supone una ampliación de áreas cultivadas más allá de las parcelas en pendiente, compra de tierras de vecinos y/o apropiación de tierras comunitarias; transformando las tierras de pastoreo y tierras en desuso, en pastizales para el ganado de engorde y de leche.

Otro factor a resaltar es la existencia y circulación de un gran capital financiero en diferentes sectores sin que esté clara su procedencia. Este capital invertido en los autos chutos (y en el contrabando masivo de alimentos, artefactos electrónicos, electrodomésticos y otros) genera una circulación en las comunidades que protegen el contrabando y también empleos temporales para los jóvenes (3) , quiénes ante la necesidad de ingresos y empleo, se ven atraídos por éste.

3. Las migraciones como respuesta a la crisis

Los flujos migratorios de estas regiones se efectúan hace tiempo, pero en los últimos años se ha visto incrementado por el CC, principalmente a Chile (Arica, Iquique) y en menor medida al Brasil y Argentina; en condiciones inadecuadas, trabajando temporalmente y de forma ilegal en la agricultura (cosecha, riego), en costura, comercio, manufacturas.

En todos los países donde migran, sufren una fuerte discriminación por ser campesinos, por extranjeros, por su idioma, por su color, por su apellido indígena y por su aspecto físico, lo que dificulta la obtención de trabajos. La migración también se realiza a El Alto de La Paz, Viacha y otros departamentos (Scz, Cbb; Pando). Trabajan en la construcción, ayudantes de cocina, voceadores, por corto tiempo, por lo que su movilidad laboral es permanente.

En las familias de los migrantes, la mujer asume las funciones de éste y se sobrecarga de trabajo con las labores agrícolas y del hogar, cuidado de los hijos e inclusive las responsabilidades co participativas de la comunidad.

En otras regiones más azotadas por el CC, la familia abandona la vivienda y se traslada a ciudades intermedias (Patacamaya, Lahuachaca, desde donde van a trabajar su tierra en época de siembra y cosecha, si el CC lo permite) lo que supone nuevos asentamientos periurbanos a los cuales los GM no pueden apoyar con servicios sanitarios, alumbrado público, agua potable, seguridad.

Las tierras semi abandonadas inciden a su vez en una lenta pero progresiva concentración de tierras de algunos productores en las zonas que tienen ganado vacuno. Estos productores que en el pasado contaron con el apoyo de proyectos (DANIDA, PMA) están consolidados en términos de ganado (producen leche para la PIL y Delizia), pastos forrajeros, maquinaria, agua de riego; y son los que están comprando las tierras aledañas (4). Hay productores que tienen entre 150-200 Has de extensión, en una región caracterizada por el minifundio.

Como resultado de estas migraciones, hay un despoblamiento rural muy elevado en muchos poblados que están abandonados, donde sólo se encuentran familias disgregadas; jóvenes y niños de corta edad viviendo en hogares no parentales (con tíos/abuelos; descuidados y sin apoyo en su educación) y personas mayores abandonados (ancianos) y ahora con problemas de desnutrición ya que el subsidio “Carmelo”, por la pandemia, suspendió su distribución por varios meses, agravando su estado de salud y nutrición.

Los “residentes” constituyen otro problema, pues muchos decidieron no retornar, y al no poder alquilar o vender sus tierras, quieren explotarlas intensamente (a costa de desmontar praderas, aplanar reservorios, utilizar descontroladamente agroquímicos) en muchos casos sobrepasando las directrices de las propias organizaciones comunales.

Este factor de la migración y el vaciamiento de las localidades, explica el manejo político en los GM. Los Planes y Proyectos se han politizado y priman los intereses partidarios

Citas:

1. Considerando los municipios de Colquencha, Collana, Viacha, San Pedro de Curahuara, Sica Sica, Umala, Patacamaya y Papel Pampa.

2. Sin embargo, en ese tiempo, los alumnos, al no ser controlados por la asistencia a clases se relajaron en su comportamiento y aprendizaje. Varios jóvenes se iniciaron en el consumo de alcohol y se profundizaron los embarazos prematuros.

3. La carencia de ingresos los obliga a buscar empleo, siendo la única posibilidad, la de ser conductores para introducir vehículos chutos desde Chile (por Bs 800, corriendo una serie de peligros durante unos 3 días) o servir de chofer el fin de semana como taxista o transporte de carga inter comunidades.

4. A pesar de que no se puede vender, ni dividir, ni embargar la tierra donde viven las comunidades, pueblos indígenas y campesinos según sus formas económicas y sociales (INRA).

“Los flujos migratorios de estas regiones se efectúan hace tiempo, pero en los últimos años se ha visto incrementado por el CC , principalmente a Chile”.

Los embarazos juveniles-infantiles

El embarazo precoz es una práctica nociva insuficientemente visibilizada y poco discutida en los municipios. Es representativo en la región ya que el porcentaje de emparejamientos infantiles es alto (aproximadamente el 6%).

Estas uniones/emparejamientos forzosos y tempranos están relacionados no solamente con los embarazos prematuros (niñas/jóvenes embarazadas entre los 15 y 18 años), sino también con la pobreza, la violencia intrafamiliar, el abandono familiar(*), la falta de educación escolar, la discrepancia normativa con las prácticas culturales indígenas originarias; un marco legal limitado y desconocido que pone en riesgo el presente y el futuro de las niñas/adolescentes, y peor aún el de sus futuros hijos.

Todo este accionar profundiza las desigualdades de género ya que es la niña/adolescente la que en el futuro debe cargar con la manutención de los hijos, del hogar a crear, de la economía familiar; a costa de abandonar los estudios, soportar en muchos casos la violencia de la pareja (y también el futuro, en soledad, por la disgregación del emparejamiento), y trabajar donde sea y como sea; con una injusta división sexual del trabajo.

Lo peor de todo, es que no hay ninguna iniciativa para frenar esta situación, ni de parte de los padres ni de las autoridades municipales. Solo quedan, tímidamente, los consejos por parte de las profesoras de las escuelas y de las responsables de las US, pero no en acciones preventivas sino ya sobre lo hecho.

El problema debe dejar de ser sólo de responsabilidad individual y debe ser asumido por la familia, por la comunidad, por la educación; por la asistencia de servicios de salud.

Se debe abordar el tema abiertamente con los padres, con las autoridades comunales, con las autoridades municipales. Se debe instruir a los jóvenes sobre la sexualidad, sobre los derechos sexuales y reproductivos, sobre la anticoncepción, e informar sobre el marco legal existente (no a la violencia familiar, no a la violencia contra la mujer; no a las creencias religiosas sobre los embarazos no deseados, no a la condena social en la comunidad a la adolescente embarazada). También sobre la responsabilidad de ambos padres en la manutención, educación y protección de los hijos, la obligatoriedad del pago de pensiones; la oportunidad de créditos y capacitación a la niña/adolescente embarazada prematuramente para que pueda realizar emprendimientos productivos y no depender económicamente de su eventual pareja, entre otros.

¿Qué supone para las adolescentes, el embarazo prematuro?

1. Asumir la maternidad como algo inevitable en su vida de adolescente, cuando la maternidad debe verse como una aspiración, como un logro, como un anhelo (conformando un hogar y familia con hijos)

2. Dejar de capacitarse, dejar de aprender, lo que es un factor importante para si mismas y para el crecimiento económico del pueblo, del municipio.

3. Ingresar prontamente al mercado laboral sin mayor capacitación ni enseñanza, incrementando las horas de trabajo en el hogar y fuera del hogar, en las actividades agrícolas y la comercialización (actividades no contabilizadas en las cuentas nacionales).

4. Tardamos en entender que la incorporación de la mujer preparada/instruida/capacitada al mercado de trabajo representa un valor importante (es que todavía no entendemos el valor económico de la mujer en el mercado de trabajo). Así, de esa manera, se desvaloriza el rol y el trabajo de la mujer.

5. Y para colmo, hay una fuerte discriminación en el mercado laboral por motivos de género y de maternidad.

* Muchas jóvenes/niñas afirman que no pudieron negarse a mantener relaciones sexuales (ni utilizaron método anticonceptivo) ya que no podían tomar sus propias decisiones. En la casa no les hablaron del embarazo, de la maternidad.

El gran capital

●Hay un “gran capital” financiero que no se sabe su procedencia ni su magnitud.

●Es un capital que circula en toda una región colindante con Chile comprendiendo varios municipios, formando un sistema operativo integrado a través de los chuteros, de transportistas, de algunas comunidades que los protegen, de los pasos fronterizos de los migrantes.

●Este capital ha establecido relaciones estables y efímeras con diversos actores:

Entre el capital-trabajo. Entre los productores de leche/queso/yogurt artesanal, papa, quinua y los transportistas/comerciantes y los compradores en las ferias...relaciones que están reguladas por normas extra legales de naturaleza privada, lo que hace que el que tenga más capital, ejerza más poder.

Entre capital-tecnología. Hay contrabando de maquinaria (tractores), no adecuados a la zona ni a las necesidades, y sin innovación tecnológica. Tampoco hay tecnología moderna para incrementar el procesamiento de los derivados de la leche y lana.

●La circulación de ese gran capital es apoyada y facilitada por:

La libre venta de gasolina en bidones y sin control de las placas de los vehículos como es la norma en el resto del país;

La libre venta de productos alimenticios (procesados y de consumo directo) sin control del SENASAG, junto a una variedad de electrodomésticos, materiales de construcción, vestimenta. Este contrabando incide en que bajen los precios de los productos agrícolas de la región y los ingresos de las familias.

La otorgación de créditos de capital de entidades financieras, sin el seguimiento detallado del destino del crédito pues varios de éstos no son destinados al propósito planteado sino desviados a las actividades implementadas por el gran capital. Como los bancos asignan capital en función de los rendimientos financieros, ahora tienen un auge en esas ciudades principales del altiplano pues la mayoría del capital fluye hacia los emprendimientos que generan más ganancias.

Todo está enmarcado en un fuerte secretismo del capital y una fuerte ilegalidad pues no declaran impuestos. Hay habilidades y facilidades para esquivar el pago de impuestos (no hay facturación y tampoco hay forma de controlar electrónicamente...nada se paga con tarjeta). Hay pues una evasión fiscal fuerte que a su vez está impulsando una fuerte desigualdad socioeconómica.

Manejo político

La mayoría de las recientes autoridades de los GM han impregnado una politización e ideologización a las políticas públicas y a los proyectos de desarrollo, así como una cooptación del personal técnico; que impide el apoyo al desarrollo de varias comunidades.

Al haber un vaciamiento de población en los pueblos y comunidades, los GM cambian los planes de desarrollo a favor de proyectos personales y partidarios, y no hay quién reclame esos cambios.

Por otro lado, se verificó que las comunidades(*) que en las elecciones por la Gobernación votaron mayoritariamente por el candidato contrario al candidato oficial, son “castigadas” por su GM quien no las apoya ante las inundaciones, anegamiento, mantenimiento de caminos y otros.

También se constató que alcaldes y ejecutivos de los GM sólo se reúnen los jueves en la capital del municipio de 9:00 a 12:00 hrs para atender algunas comunidades y/o personas. Después están cerradas las oficinas toda la semana. En los municipios donde hay más regularidad laboral, varios gerentes de direcciones están “declarados en comisión” y viven en La Paz. Sólo van a fin de mes a cobrar su sueldo.

* Comunidades de Uncallamaya, Ichura Chico, Uncaya Maya y San Nicolas, del municipio de Collana.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS