Paro cívico

El masismo conoció a la verdadera Santa Cruz

El cabildo más grande la historia inauguró un nuevo ciclo político en el país, para la oposición y el MAS, analiza el autor.

Ideas
Por 
La Paz - domingo, 20 de noviembre de 2022 - 5:00

Santa Cruz ha sostenido un paro indefinido por más de 21 días, con el objetivo de que los resultados del censo garanticen la redistribución de escaños para las elecciones de 2025 y la redistribución de recursos económicos a las regiones en base a su población.

Esta historia es larga, así que me gustaría desglosarla;

¿Por qué Santa Cruz pelea por el censo?

Porque es la región que más crece en términos poblacionales, según datos estadísticos del INE, a septiembre 2020, Santa Cruz ya tenía aproximadamente 3.370.100 millones de habitantes. Pero su proyección de crecimiento muestra que para el 2025 vivirán 3.729.000 bolivianos en ese departamento y para el 2030 más de cuatro millones.

Según esas proyecciones, este departamento necesita más recursos; pero esa no es la verdadera razón ya que los recursos en el Estado son cada vez más escasos, lo que en el fondo Santa Cruz busca es la redistribución de los escaños, la limpieza del padrón electoral y mostrarle al gobierno nacional que la gente no compró su tecnificación y retraso del censo, –como se puede ver este es un tema eminentemente político– ya que toca redistribución de recursos, escaños políticos y electorales.

Con esto se cae la primera falacia de que el censo es netamente técnico.

¿Qué paso con el censo? ¿Por qué lo retrasaron?

El 21/7/2021 el gobierno , mediante decreto supremo declaró “prioridad nacional” el Censo de Población y Vivienda 2022, proceso que se debía realizar el pasado 16 de noviembre.

“Hoy en gabinete aprobamos el DS que declara prioridad nacional el Censo de Población y Vivienda 2022. Nuestro Gobierno, como comprometió, garantiza el financiamiento y respaldo institucional para realizar el censo en noviembre 2022”, informó Arce en ese momento a través de su cuenta de Twitter.

Un año después no solo no tenemos censo, sino que el país se encuentra convulsionado y divido por la falta de veracidad y certezas sobre el tema.

Los líderes cruceños decidieron lanzarse al abismo, paro indefinido, algo que a priori parecía insostenible, descabellado, pero una vez más la gente que vive en Santa Cruz, cruceños y no cruceños, mostraron que son más valientes; pero sobretodo más conscientes que sus propios líderes. El gobierno no solo pensó que no duraría, sino que hizo grandes esfuerzos para asfixiar a los ciudadanos movilizados.

Ahí fue cuando el cruceño conoció de lo que es capaz el MAS, cerco la ciudad, movilizo a sus grupos de choque, los mismos grupos que atemorizaron a todo Bolivia con quemas de pumakataris y casas de los miembros de la prensa, por ultimo marcó el campo de batalla en plena ciudad.

Armó en paralelo una mesa técnica de dialogo en Cochabamba para mostrarse conciliador y abierto, pero en el fondo era su palestra para recibir el apoyo de sus alcaldes y gobernadores, calculando que el paro se caía una vez que el dialogo se disolviera. Pasó exactamente lo contrario, vecinos salieron a desbloquear el cerco a la ciudad.

Pero este conflicto nos deja más matices que la heroica actuación del pueblo cruceño:

- Este paro sin duda acelerara la crisis económica que el gobierno con gran habilidad y relato está tratando de retrasar, los datos: deuda externa 28% + deuda interna 30% + deuda al Banco Central de Bolivia de las empresas estatales 20%. Esto hace que el endeudamiento total según el 2022 Article IV Consultation-Staff Report del Fondo Monetario Internacional se situe en torno al 80% del PIB.

- Tarija se unió al paro, en base a sus posibilidades y limitaciones. ¿Qué pasó con el resto de las regiones? El resto del país no es masista, Santa Cruz sin duda es el bastión opositor más importante, las otras ciudades carecen de liderazgos valientes y siguen atemorizados por lo sucedido el 2019.

- Los líderes cruceños están en la mira del gobierno y de una justicia que en tiempo récord armó y aprobó un juicio contra ellos. Pero este paro también es una llamada de atención para esos liderazgos, Santa Cruz ya no quiere ser bastión de resistencia, quiere propuestas y liderazgos propositivos, no reactivos.

- La división en el MAS es evidente y peligrosa para la estabilidad del propio gobierno, Evo Morales va por todo, y en su afán de retornar al poder bloqueará en las calles y en el Congreso la gestión de Luis Arce.

- El gobierno de Luis Arce sale dañado de este conflicto, no solo por la inflación y las consecuencias económicas, sino porque mostró poca capacidad de negociación y resolución de conflictos, al final ellos fueron los que iniciaron este conflicto al retrasar de manera arbitraria el censo pactado por ley para el 2022.

Sin duda los puntos mencionados anteriormente eran latentes y se agudizaron a partir de este conflicto, pero lo que más me sorprendió fue que los mayores detractores de Santa Cruz, fueron Marianela Prada y Carlos Eduardo del Castillo, cruceños, nacidos en Santa Cruz, quienes desde sus puestos de poder actuaron en detrimento de sus conciudadanos. ¿De dónde nace el odio a su lugar de origen? ¿Porque actuaron con tanta saña y malicia? A ojos de los cruceños y de todos los bolivianos quedaron ejemplificados como los operadores de la arremetida masista. Pero, ¿cuál es el problema de estos dos ministros cruceños? ¿Son políticos que no encontraron espacio en su región, tienen un enfrentamiento personal con el gobernador y Comité Cívico? Todas esas preguntas me vienen a la mente después de verlos a ambos en conferencias de prensa, pero sobretodo al ministro de Gobierno, eufórico y acusando sin un libreto claro, dándole la razón a su mayor detractor; Evo Morales, de que el puesto siempre le quedó grande.

Al final no se sabe si fue el cabildo más grande la historia, pero con seguridad fue el cabildo que inauguró un nuevo ciclo político en el país para la oposición y el MAS, ya que los desbordo a ambos con su ímpetu y su valentía política.

“La división en el MAS es evidente y peligrosa para la estabilidad del propio gobierno, Evo Morales va por todo y bloqueará la gestión de Arce”.

Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS