Ciudad

El viaducto de la polémica

La obra de la Belisario Salinas atenderá a más de tres millones de vehículos y 15 millones de usuarios por año, explica el autor.

Ideas
Por 
La Paz - domingo, 14 de agosto de 2022 - 5:00

Una de las obras más polémicas en la ciudad de La Paz es sin duda el viaducto de la Belisario Salinas, obra diseñada y construida por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) en la gestión del exalcalde Luis Revilla, concluida e inaugurada por la actual gestión municipal del alcalde Iván Arias.

La polémica gira en torno al diseño y la utilidad de la infraestructura, además del reordenamiento vehicular posterior a la inauguración. No corresponde comentar en este artículo el diseño de la infraestructura, simplemente porque la ingeniera y ejecución estaba demasiado avanzada cuando llegó la administración municipal actual, pero sí demostrar que el viaducto es útil y que el reordenamiento vial tiene un impacto positivo para la movilidad en la ciudad.

Recientemente, el matutino Página Siete diseñó un sondeo de opinión que contó con la participación de 966 personas con la pregunta ¿cómo evalúa el viaducto de la Belisario Salinas? La columna “En la mira” concluye que “la percepción de los paceños indica que el 43,2% respondió que (el viaducto) no cambió nada, el 28,8% que “ayudó a mejorar el flujo vehicular en Sopocachi” y el 28,1%, que complicó el flujo vehicular en Sopocachi”.

Una interpretación del sondeo indicaría que el efecto neto de la infraestructura en la mejora del tráfico en la zona y en la interconexión de las laderas es cero (43% indica que no cambió nada y las opiniones favorables y desfavorables se anulan). Entonces, si esta deducción es correcta, no tiene sentido generar infraestructura vial nueva en la ciudad, lo cual, por decir lo menos, es muy discutible.

Cabe recordar que el objetivo principal del proyecto consiste en facilitar la conexión entre las laderas este-oeste; y en concreto mejorar la conectividad entre Miraflores y Sopocachi. Este objetivo se alcanza con la consolidación de pares viales entre las dos laderas con el uso intensivo del viaducto. Un par vial es una disposición en ida y retorno, de forma unidireccional, a diferencia de las vías configuradas en doble sentido (bidireccionalmente).

De acuerdo a los datos obtenidos por el GAMLP, la semana del 10 de mayo de este año, el flujo vehicular promedio que circula en el viaducto fue de 13.760 vehículos/día y se estima que número de usuarios diario alcanzó a 55.920 personas. El diseño de la vía incluye un túnel expreso desde la calle Hermanos Manchego hasta la Av. Sánchez Lima y un carril a nivel para la conexión a la infraestructura desde las avenidas del entorno, además de permitir el ascenso y descenso de pasajeros al transporte público. El 56% de los vehículos circula por el túnel expreso, mientras que el 44% lo hace por la vía a nivel adyacente.

En cuanto al reordenamiento vehicular posterior a la inauguración, el GAMLP realizó la calibración de los semáforos y la restricción de dos giros izquierda: aquellos desde la Av. Arce hacia el viaducto y desde la salida del viaducto hacia la Av. Sánchez Lima. Esta medida se debe a que cada giro lleva 5 segundos por vehículo, lo cual resta el tiempo en las fases en verde de los semáforos reduciendo así la capacidad del viaducto y generando congestión hasta el puente gemelo inclusive.

Las alternativas de circulación directa desde la Av. Arce hasta Sopocachi y San Pedro, son: la calle Macario Pinilla y la Av. Landaeta, y de manera indirecta a través de la Av. Arce-Plaza Isabel la católica o la calle Guachalla-Capitán Ravelo, simulando una rotonda, medida común en la gestión de la movilidad en las ciudades modernas. Asimismo, si los usuarios desean ingresar desde el viaducto a la Av. Sánchez Lima y a la zona sur de la ciudad, la alternativa es la calle Presbítero Medina bajando por la Av. Pedro Salazar y las calles siguientes.

Para medir el impacto de estas medidas en términos de ahorro de tiempo se realizaron dos sondeos. El primero, el 18 de mayo, y el segundo el 2 de junio, antes y después de las restricciones respectivamente. Los datos indican que el tiempo de viaje en mayo desde el ingreso del puente gemelo hasta la calle Belisario Salinas esquina Av. Sánchez Lima, sobrepasaba 5 minutos por el túnel y 8 minutos por la vía a nivel. En junio, las medidas tomadas, permitieron reducir el tiempo de viaje a 2 minutos 30 segundos por el túnel y a poco más de 5 minutos por la vía a nivel.

Destaca también que, los tiempos de viaje en la Av. 6 de agosto desde la calle Aspiazu hasta la calle Gozalvez, se redujeron considerablemente, pasando de 8 minutos y medio, en marzo de 2018 (mediciones tomadas por el GAMLP), a 4 minutos 40 segundos en junio 2022, consecuentemente, se registró un aumento en la velocidad de circulación.

Es importante destacar también, que la normativa vigente faculta al GAMLP a gestionar el tráfico; la Constitución de 2009, en su artículo 302, numeral 18 define que las materias de “transporte urbano, registro de propiedad automotor, ordenamiento y educación vial, son competencias exclusivas de los municipios”; además, la Ley Municipal Autonómica 015 del 18/04/2012, tiene por objeto “...normar, regular y controlar el transporte y tránsito urbano, ..., en la jurisdicción del Municipio de La Paz, bajo criterios de calidad, equidad y seguridad”.

En ese marco, la presencia en el área de la guardia municipal de transporte se hace necesaria para evitar los giros señalados, que cuentan además con la señalética correspondiente. Lo sorprendente es la inconducta de algunos ciudadanos que agreden y faltan el respeto a la fuerza pública municipal, que solo pretende facilitar la circulación.

La evidencia es contundente respecto a la utilidad de toda la infraestructura construida y el impacto de las medidas. El viaducto reducirá el tiempo de viaje de más 15 millones de personas por año; asimismo, un importante número de peatones contará con mayores anchos de acera, arborización y muralismo urbano; y tres millones de vehículos por año usarán la infraestructura. Los ciudadanos tienen la palabra.

“En junio, las medidas tomadas, permitieron reducir el tiempo de viaje a 2 minutos 30 segundos por el túnel y a poco más de 5 minutos por la vía a nivel”.

Enrique Villanueva / Secretario municipal de movilidad y seguridad ciudadana

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS