¿Cómo repercute el conflicto Rusia-Ucrania en Bolivia?

La guerra y el aumento de precios de los alimentos

Al aumentar los precios, habrá un cambio en el consumo hacia patrones de consumo comercial más costosos y también se retrasará más el cambio hacia una energía más limpia.

Ideas
domingo, 03 de julio de 2022 - 5:00

La guerra entre Rusia y Ucrania ocurre en un contexto nacional donde todavía no ha desaparecido la sombra del covid; de presiones inflacionarias en todos los países limítrofes; la mantención del tipo de cambio fijo desde hace años; fuerte presión del contrabando de alimentos; precios regulados de productos básicos y fuertes variaciones climáticas por el cambio climático, entre otros.

La guerra tendrá –de forma directa e indirecta– una serie de consecuencias en todos los países a través de los precios de los alimentos, el incremento en los costos de transporte, en los precios de los minerales, en el gas y en materias primas, entre otros.

La crisis de los alimentos

Según diversos informes, por la guerra se han incrementado los precios de los alimentos, de la energía y del transporte, como también el precio de los fertilizantes.

La invasión ha generado la destrucción de la tierra y las plantaciones en Ucrania, la suspensión de actividades de trituración de semillas oleaginosas, dificultades en el transporte de cereales por el cierre de los puertos, migraciones masivas y restricciones a las exportaciones.

Según la FAO, los precios en abril/2022 se incrementaron en 12,6% respecto a marzo/2022. Los cereales se incrementaron en 17,6%; los aceites vegetales en 23% y la carne en 4,8%. Se incrementaron los precios para 50 países de África, Asia y Medio Oriente ya que obtienen más del 30% del trigo (de la zona en guerra)

Rusia es el primer exportador de trigo mundial y Ucrania el quinto. Ambos países representan más del 25% de las exportaciones mundiales de trigo, proporcionan el 19% del total de la cebada; el 15% del maíz y más del 60% del aceite de girasol, siendo Rusia el principal productor de fertilizantes a nivel mundial.

Al aumentar los precios de alimentos, habrá un cambio en el consumo hacia patrones de consumo comercial más costosos y también se retrasará más aún el cambio hacia una energía más limpia y los apoyos a los programas contra la pobreza.

El incremento en el precio de los fertilizantes y la energía afectará de forma indirecta a la reducción en la producción de los alimentos. De igual manera, la reducción en el uso de insumos afectará a la producción, lo cual a su vez influirá en su disponibilidad y en los ingresos y medios de vida de las poblaciones.

También se está incrementando el precio de la energía, no solo por la guerra, sino también por alteraciones en el comercio (aumentó el precio del petróleo en el Mar del Norte, y del gas en Europa).

Si a esos factores se suman las previsiones negativas del cambio climático, el panorama futuro no es alentador. Por ejemplo, India, el mayor productor de trigo y con deseos de exportar sus excedentes para ayudar en la crisis, restringió éstas para asegurar su consumo interno por las olas de calor generadas por el cambio climático

Repercusiones en Bolivia

En ese contexto global, ¿cuál es la repercusión del conflicto a nivel de la región latinoamericana y específicamente de Bolivia? Según la Cepal, los efectos se darán a nivel comercial, financiero y en el precio de las materias primas.

En el 2020, el total exportado de América Latina y el Caribe a Rusia/Ucrania fue de $us 5.134 millones, correspondiendo el 29,7% a Brasil (exporta maní, manzanas, café); el 18% a Ecuador (flores, café, bananos, pescado); el 13,4% a Chile (cobre, salmón, queso fresco, almendras, truchas congeladas, frutas), el 12% a Argentina (mantequilla, queso, carne de caballo, frutas). En el caso de Bolivia, el país exporta menos del 0,1% del total, y ningún producto agroalimentario.

Las importaciones también son bajas ($us 5.345 millones) y alcanzan al 0,7% del total de las importaciones de ALTyC: el 56% a Brasil, el 16% a México, el 5% a Perú y tan solo el 2% a Bolivia. Las principales importaciones son el nitrato de amonio, cloruro de potasio, úrea, fertilizantes y otros químicos.

Según el INE, Bolivia importa más de lo que exporta, y en ningún caso hay intercambio de alimentos y productos agroindustriales. Por lo tanto, no hay consecuencias directas en el sistema alimentario nacional.

Planteamientos ante la crisis agroalimentaria mundial

Ante el conflicto y problemática generada, surgen propuestas en diferentes ámbitos:

1. La banca internacional y EEUU.

El Tesoro de Estados Unidos y diversos Bancos (BIRF, BID, FIDA, Banco Mundial) contribuirán con miles de millones de dólares a proyectos de agricultura, agua, riego, alimentación escolar.

2. El agronegocio.

Plantea suspender las regulaciones ambientales, aumentar la producción industrial de alimentos, promover más la agricultura de exportación; ampliar las superficies cultivables, incrementar el comercio mundial.

3. Expertos.

El panel internacional de expertos en sistemas alimentarios sostenibles (IPES-Food) recomienda ayuda financiera y alivio de la deuda a países vulnerables; crear reservas de cereales y ayuda alimentaria; diversificar los sistemas de producción y comercio de alimentos, reducir los biocombustibles y reconstruir la resiliencia a través de la diversidad y la agroecología.

4. La FAO.

El comité de seguridad alimentaria mundial de Naciones Unidas (CFS/FAO) plantea la ayuda alimentaria; no a las restricciones a las exportaciones de alimentos; una moratoria sobre la producción de biocombustibles; aumentar y diversificar la producción de alimentos para mayor resiliencia; Invertir en sistemas de protección social y proteger el consumo de alimentos; Invertir en la agroecología.

¿Qué plantea Bolivia con respecto a la crisis?

Los grandes agroindustriales y exportadores (de carne bovina, porcina, soya, caña de azúcar) ven el conflicto Ucrania-Rusia como gran oportunidad para obtener los recursos financieros disponibles internacionalmente y más mercados a los cuales llegar, por lo que no dudan en plantear que se deben aumentar los productos exportados, ampliar la producción y los mercados externos.

1. Anular las restricciones a las exportaciones y solicitan créditos. Exigen la anulación del DS 4680 que limita las exportaciones “...esa disposición crea incertidumbre y desincentiva el sector ...pondra freno a las inversiones” (A. Arnez Concabol-03/23/2022 El Deber).

“Los cañeros rechazan DS que restringe exportaciones” (03/24/2022 Pagina Siete); “Cañeros anuncian bloqueo de carreteras, exigen libre exportación y acceso a crédito” (04/4/2022 El Deber).

2.. Consideran que el conflicto Rusia-Ucrania es una ola de oportunidades que hay que aprovechar. “...a partir de la guerra...aquellos países que orienten sus políticas a estimular la producción de alimentos, faciliten el acceso a nuevas tecnologías, abran nuevos mercados exportables...podrán tener mejores oportunidades... la seguridad alimentaria (SA) se logra liberando las exportaciones, permitiendo mayores ingresos para el productor”. (Justiniano, presidente CAO-El deber 05/19/2022).

3. Piden nueva tecnología. Con el pretexto de que con los transgénicos se incrementará la producción y se mejorará la calidad del maíz, demandan la incursión de nueva tecnología (transgénica)....“ Habrá aumento de la productividad y eficiencia contra la sequía (1) ...sin biotecnología, los productores de maíz pierden $us 400 millones por año (06/7/2022 El Deber).

Lo que plantea el gobierno

Medidas ya vigentes:

1. Precios regulados de alimentos básicos como el pan y la harina de trigo y también la gasolina, el diesel, los servicios de energía, agua.

2. El tipo de cambio fijo (dólar), lo que mantiene la estabilidad de los precios.

3. Débil lucha contra el contrabando de alimentos lo que de forma indirecta ha sido un regulador de precios en el mercado interno (pero de forma directa, ha representado una pérdida de ingresos en los costos de producción del pequeño productor agrícola).

4. Distribución de alimentos a través de las prestaciones sociales a poblaciones vulnerables, en raciones de alimentos nutricionalmente establecidas.

5. Comercialización de alimentos a precios justos a través de EMAPA en las diferentes tiendas, regulando el precio de venta y el abastecimiento.

Medidas de reciente creación:

1. Reafirmación de restricciones a las exportaciones de alimentos (DS 4680).

2. Liberación de aranceles a las importaciones de agroquímicos. (DS 4702).

3. Compras a futuro de alimentos (trigo).

4. Siembra de productos básicos (trigo y maíz). (2).

5. Distribución directa de semillas (maíz).

6. Aumento en las reservas de alimentos.

7. Creación de la Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria (DS 4701).

8. Reimpulsar el funcionamiento de la planta de úrea y construir una nueva planta de fertilizantes y empresa de agroquímicos.

9. Nuevos financiamientos para plantas de transformación de alimentos (DS 4722 asigna Bs 842,8 millones del TGN).

Citas

1. El rendimiento depende de suelos aptos, manejo del cultivo, del clima y la calidad de la semilla. El maíz transgénico puede provocar la extinción del maíz nativo (77 razas) que posee Bolivia (Probioma 2022).

2. Adecuado para prever la demanda futura de la materia prima a la industria avícola, vacuna y porcina en SCZ; pero insuficiente pues debe apoyar a los pequeños agricultores de maíz en todos departamentos. También un control estricto al ingreso y comercialización del maíz transgénico, y parar/decomisar la producción del maíz transgénico que ya producen varios hacendados en el Chaco y en Santa Cruz.

“Rusia es el primer exportador de trigo mundial y Ucrania el quinto. Ambos países representan más del 25% de las exportaciones mundiales de trigo”.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS