Historia

Los Muñoz, una familia dedicada a la ingeniería

A Juan Luis Muñoz López le siguieron varias generaciones de ingenieros geólogos, civiles, petroleros, agrónomos y mineros que ayudaron a constuir la historia de grandes empresas.

Ideas
Lupe Cajías
Por 
La Paz - domingo, 04 de septiembre de 2022 - 5:00

Hace siglo y medio comenzaba en Bolivia el desarrollo de la ingeniería como una profesión moderna ligada al progreso en la producción minera, petrolera, en la construcción de caminos y puentes y en la urbanización de las ciudades.

El coronel Juan Luis Muñoz López (1847-1905) era hijo de Mariano Donato Muñoz, importante político del siglo XIX y de Úrsula López. Se formó empíricamente y fue uno de los primeros ingenieros geodestas de Bolivia. En las últimas décadas del siglo XIX resalta su labor en la Mesa Topográfica, siguiendo la huella de pioneros como el teniente coronel Juan Ondarza, que trazó el primer mapa oficial de la República de Bolivia.

Muñoz cumplió también un importante rol en las exploraciones en el norte de Bolivia y en la delimitación de la frontera con Argentina.

Juan Muñoz Reyes ( 1870-1962) era hijo de Juan Luis y de Carmen Reyes Ortiz, descendiente del intelectual Serapio Reyes Ortiz. Fue uno de los primeros ingenieros bolivianos formados en el extranjero (Lima, Perú), fue fundador de la SIB y su primer presidente. Se casó con Esther Goytia Gutiérrez, hija del famoso empresario paceño y político liberal Benedicto Goytia, en 1914.

Víctor Muñoz Reyes (1879-1937) era otro de los hijos de Juan Luis. Se casó con Carmen Ibargüen Ceballos, descendiente de una de las familias hacendadas que habían intentado consolidar la producción de tabaco y verduras en sus propiedades de los valles interandinos.

Jorge Muñoz Reyes Ibargüen (1904-1984) era uno de los 12 hijos de esta pareja. Nació en La Paz, donde inició sus primeros estudios escolares. Luego, cuando su padre fue enviado como el primer embajador de Bolivia en Japón, terminó sus estudios escolares en Tokio. Siguió su formación en Oakland y en Berkeley (ambas en California, Estados Unidos) donde se graduó como ingeniero geólogo. Ahí cursó también postgrados en petróleo.

De retorno a Bolivia, continuó con su formación en geografía, minería y geología, recorriendo el inmenso territorio y adquiriendo más libros para la extensa biblioteca de sus antepasados, que aún se puede admirar en el barrio de Sopocachi. Es considerado la mayor autoridad en el conocimiento de los yacimientos mineros bolivianos.

Por sus conocimientos, fue nombrado director general de aprovisionamiento de combustible durante la Guerra del Chaco, cumpliendo uno de los roles más silenciosos y a la vez imprescindibles para defender la soberanía nacional. Posteriormente, como se dijo, fue uno de los fundadores de YPFB y su primer gerente general.

Cuando el gobierno nacionalizó la Standard Oil, Jorge Muñoz Reyes Ibargüen ingresó a estudiar derecho a la UMSA, donde se graduó primero en ciencias políticas y sociales y posteriormente obtuvo su título de abogado. Su objetivo era defender los intereses bolivianos para lograr un fallo favorable.

En las siguientes décadas, mientras enseñaba en la UMSA, se dedicó a estudiar y a publicar información relacionada con los hidrocarburos, como el nuevo importante recurso natural que podía aprovechar el país. Jorge Muñoz Reyes llegó a ser rector de esta universidad en 1961. Fue también fundador y primer presidente de la Academia de Ciencias de Bolivia.

Otros hijos de Víctor Muñoz Reyes estuvieron también vinculados a la ingeniería y participaron en la guerra del Chaco. Juan Víctor Muñoz Ibargüen (La Paz, 1906-2002) se graduó también en la Universidad de Berkeley, como ingeniero civil. Retornó al país para incorporarse como ingeniero a la Guerra del Chaco, donde desempeñó funciones en la dirección general de etapas. Realizó diferentes trabajos relacionados con la red caminera y tuvo a su cargo el levantamiento del plan regulador de Camiri.

Fadrique Muñoz Ibargüen (1909-1966) era ingeniero agrónomo graduado en la Universidad de Davis. También retornó al país para alistarse en la Guerra del Chaco. Fue destinado a la Tercera División, donde se mantuvo hasta el final del conflicto. Luego ocupó otras funciones como ingeniero agrónomo en la Corporación Boliviana de Fomento. También fue ministro de Minas y Petróleo y contralor general de la República.

Reynaldo Muñoz Ibargüen (La Paz, 1913-1963) fue uno de los primeros estudiantes becados en México para estudiar ingeniería petrolera. Retornó a Bolivia para prestar sus conocimientos en la flamante empresa estatal YPFB como ingeniero geólogo por casi 20 años. Fue uno de los primeros superintendentes de Camiri. Luego fundó Mandeyapegua y pasó por Sanandita, Bermejo, para volver a Camiri como jefe del distrito sur de explotación entre 1956 y 1957. En 1962 fue invitado a trabajar por la empresa petrolera nacional de México, Pemex, en la Ciudad de México, donde falleció a los 49 años.

Mercedes Muñoz Reyes era otra de las hijas de Juan Luis. Ella se casó con Francisco Mariaca Pando, y uno de sus hijos fue Guillermo Mariaca Muñoz (1908), graduado en Estados Unidos como ingeniero petrolero. Mariaca Muñoz ayudó a fundar y organizar YPBF en sus primeros años. Su nombre aparece en varios debates organizados por la SIB sobre la empresa y sobre el futuro petrolero de Bolivia.

Mariano Donato Melo tuvo otros cuatro hijos con Rosaura Quevedo. El segundo de ellos fue Andrés S. Muñoz Quevedo, nacido en 1859, y héroe en la Guerra del Acre. Él se casó con Domitila Fernández y fueron padres del ingeniero Carlos Augusto Muñoz Fernández. Él fue uno de los primeros ingenieros eléctricos –si no el primero– de Bolivia y murió en 1930.

El tercer hijo de Donato Muñoz Melo y Rosaura Quevedo fue Rafael Víctor Muñoz Quevedo. Él fue el primer ingeniero boliviano graduado en Lima. Se casó con Isabel Roldán, con quien tuvo cinco hijos. Entre ellos, los ingenieros Carlos Muñoz Roldán y Rafael Muñoz Roldán. El primero fue ingeniero constructor graduado en la Universidad de Lausana y fue ministro de Obras Públicas en 1946.

“Mariaca Muñoz ayudó a fundar y organizar YPBF en sus primeros años. Su nombre aparece en varios debates organizados por la SIB sobre la empresa”.
“Mariaca Muñoz ayudó a fundar y organizar YPBF en sus primeros años. Su nombre aparece en varios debates organizados por la SIB sobre la empresa”.

Lupe Cajías / Periodista e historiadora


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS