Desarrollo en Bolivia, Chile y Perú

Valores culturales para nuestro progreso, al alcance

Valores como la disciplina, solidaridad, puntualidad, o unión deberían ser parte de una campaña a largo plazo, ante la mala calidad de la educación, sostiene el autor.

Ideas
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 08 de mayo de 2022 - 5:00

En los años de las independencias de Bolivia, Chile y Perú, éstos habrían tenido más o menos el mismo nivel de desarrollo. El ingreso per cápita en 1878, antes del inicio de la Guerra del Pacífico, medido por el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en dólares de 1990, habría sido de alrededor de 1.350 en Chile y 1.200 en Perú (1). No existen datos para Bolivia, pero tendencias posteriores indican que podía haber sido muy similar a este último país. 30 años después, por el año 1909, el PIB per cápita en Chile habría subido a alrededor de $us 3.000, en Perú se estancaría en su mismo nivel y en Bolivia (ya con datos propios) registraba alrededor de $us 1.050.

Efectivamente, el PIB en Chile se disparó hacia arriba a partir de la Guerra del Pacífico. No estoy seguro si hubiese pasado lo mismo si en la guerra hubiesen sido victoriosos Perú y Bolivia. No solamente porque Chile se adueñó de grandes riquezas naturales a costa de los otros dos países. Tanto Perú como Bolivia han tenido grandes oportunidades a lo largo de la historia que no han sido bien aprovechadas. Desde principios del siglo pasado, Bolivia explota masivamente el estaño y décadas explotando gas. Recientemente, el precio internacional de las materias primas quebró récords insospechables que se mantuvieron por más de diez años y no se da cuenta ni se sabe cómo beneficiaron al país. Bolivia tiene los yacimientos de litio más grandes del planeta y desde la década de los años 80 los intereses sectoriales, empresariales, personales, gremiales y de toda índole no han permitido sacar beneficio. El resultado, no se ha exportado ni un gramo de ese metal.

¿Por qué Chile, Perú y Bolivia se han desarrollado de manera diferente? Ciertamente la respuesta no es sencilla y existen varios estudios respecto a los factores que inciden en el desarrollo: estabilidad política y económica, la fortaleza institucional, mayores inversiones, mejor nivel educativo, y otros más. Pero creo que existen otros que son más difíciles de medir y, por tanto, de comprobar; pero se ve y se siente: los valores culturales. Existen algunos estudios al respecto. Dos de los más conocidos son “El subdesarrollo está en la mente” (1990) y ¿Quiénes prosperan? (1994) de Lawrence Harrison. Pero yo quisiera ser más preciso en base a la experiencia de vida particular que, estoy seguro, miles de otras personas compartirían.

¿Por qué Chile ha tenido una política internacional clara y consistente gobierno tras gobierno? ¿Por qué los peruanos expresan un orgullo y fervor patriótico por su país en cualquier circunstancia? Orgullosos de su descendencia incaica, por la llama, o la Inca Kola. En Bolivia hay más orgullos regionalistas, pero no nacionalistas: el carnaval de Oruro, el “modelo económico cruceño”, el Salar de Uyuni. ¿Por qué?

Gran parte tiene que ver con la educación; no en referencia a matemáticas, historia o geografía. Más bien educación cívica que tiene consecuencias culturales significativas. En colegio nos enseñan esta materia, pero casi no tiene importancia. Para colmo, su contenido es aburrido, teórico y desconectado de la realidad del país. ¿Acaso nos enseñan que la puntualidad, el esfuerzo en el trabajo y la honestidad son clave para el desarrollo personal y del país? ¿Nos enseñan porqué debemos respetar y hacer respetar las leyes y lo fundamental que es para nuestro progreso? ¿Acaso promueven en los colegios la unión de los bolivianos para alcanzar nuestras metas? ¿Por qué el beneficio personal se antepone, casi sin excepción, al bien común?

La educación tradicional no ayuda. La educación es de mala calidad, se sale de colegio o de la universidad sin las cualificaciones necesarias para alcanzar un trabajo digno y bien remunerado, y no queda otra que buscar empleo en el sector público porque nadie más los acepta. Y es buena alternativa porque como la impunidad campea y sus jefes también llegaron al servicio público de la misma manera, viven a costa del Estado. Una minoría es gente trabajadora que se gana el pan de cada día con su propio esfuerzo.

Pero existe por lo menos una manera de abordar este tema de manera rápida, eficiente y eficaz: una campaña masiva de comunicación por todos los medios que dure por lo menos 20 años. Pongámonos de acuerdo, para empezar, en aquellos valores en que nadie debería estar en desacuerdo: disciplina, solidaridad, puntualidad, unión, etcétera. Para el Estado el costo sería relativamente bajo; no es como construir carreteras o mantener el sistema educativo o de salud. El sector privado pudiese promover los mismos valores pactados sin que prácticamente le cueste nada: la Coca Cola, la Cervecería y otros pueden poner una palabra o frase corta en sus etiquetas. Los periódicos pueden hacer lo mismo en su primera página cada día. Los transportistas hacer lo mismo con calcamonías o pegatinas. ¿Quién no toma Coca Cola o cerveza en Bolivia? ¿Quién no ve, escucha o lee algún medio de comunicación? ¿Quién no se sube a un taxi, a un micro o a un bus interprovincial? Los colegios, la policía, las fuerzas armadas, y los funcionarios públicos puede transmitir y promover estos valores a través de las varias funciones que desempeñan. La población en general, en las familias, con los amigos, en la universidad, en las fiestas, entre otros, debería conversarse y promover estos temas.

Deberíamos ser todos vigilantes en la calle, en las oficinas, en los comercios y en todo lugar si se ve algo que no es consistente con lo que queremos ser. No cuesta mucho, no cuesta nada. ¿Por qué no empezamos?

1. (Sabaté Oriol y Peres-Cajías José, Linking war, natural resources and public revenues: the case of the War of the Pacific (1879-1883), State making and the origins of global order in the long nineteenth century and beyond, 2020).

“¿Por qué Chile ha tenido una política internacional clara y consistente? ¿Por qué los peruanos expresan fervor patriótico por su país en cualquier circunstancia?”.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS