Los productos tradicionales se usan como ingredientes en artículos de higiene

Uma Luna, jabones únicos en el mundo

Consuelo Sánchez empezó sus ventas de jabones artesanales hace más de dos años y ahora ya prepara una comercialización cuantiosa para la campaña navideña, con cambio de imagen incluido.
viernes, 10 de octubre de 2014 · 21:29
Natalí Vargas  / La Paz
 Frescura y suavidad durante todo el día, con un aroma natural y relajante sobre la piel, sin necesidad de usar cremas hidratantes, perfumes o aceites. Ésa es la sensación  luego de una ducha con el jabón de quinua y chocolate Uma Luna,  la marca boliviana de jabones de tocador artesanales únicos en el mundo.
La oferta de jaboncillos en el mercado es variada. Los hay de aromas fuertes o suaves, con componentes que prometen dejar la piel hidratada y nutrida. Pero muchos pueden llegar a ser nocivos; incluso aquellos que dicen que contienen glicerina.
 Hace más de ocho años, una preocupación por este producto de uso diario  impulsó ala historiadora Consuelo Sánchez   a fabricar sus propios insumos de limpieza, ya que su pequeño hijo de un año había comenzado a manifestar una  alergia.
Asustada por las ronchas que aparecieron en las mejillas de su bebé, visitó al  dermatólogo. La conclusión fue que el niño tenía dermatitis atópica (ronchas que se convirtieron en costras) y  recetó corticoides.
Explicó a Consuelo y a su esposo que se era una alergia  común, que puede ser causada por el sol, el polvo y el frío, entre muchos otros factores. Pero también les habló de una posible saturación de químicos  por el exceso de insumos de limpieza para bebés.
"Muchas madres, al tener nuestro primer hijo, pensamos que lo mejor  es usar champú para bebé cero lágrimas, jaboncillos para bebé, talco para bebé y todo para bebé, sin saber que todo eso  está perfumado con alcoholes, blanqueado con benzoatos, suavizado con estereatos y todos son químicos”, dice la emprendedora.
Primero la investigación
 Conny, como le dicen sus amigos,  investigó sobre las mejores maneras de limpiar  la piel y se informó tanto sobre el tema que quedó convencida de que ni los jaboncillos de glicerina que hay en el mercado son buenos.
"Me topé  con jaboncillos que decían que eran de glicerina, pero en su información se leía que sólo tenían el 5%; es increíble”, cuenta y aclara que la glicerina, al  provenir de los hidrocarburos, no es muy  recomendable para la piel.
 Y empezó a hacer sus propios jabones. En el camino, descubrió las bondades de  algunos productos que  no son usados  en este tipo de artículos, como la quinua, el amaranto, la cañahua y el café; descubrió sus  bondades y las combinó con  ingredientes naturales de alto valor cosmético como la miel, el chocolate, los cereales, los frutos secos, la pulpa de diversas frutas y las plantas aromáticas y medicinales.

Su cocina fue su primer centro de experimentos. Los primeros resultados no tenían una presentación estética y, de a poco,  dio con las temperaturas ideales para el secado y qué ingredientes  acoplaban mejor entre sí, aunque todos sus jabones contienen aceite de oliva extra virgen.
Dio sus primeros jabones con PH neutro a sus  amigos y familiares, con la  condición de que luego le contaran cómo se habían sentido al usarlos y ella dejó de comprar este producto para su  casa.
Su hijo superó sus problemas  y el deseo por hacer que más gente tenga el mismo beneficio  la animó a venderlos. Se ocupó de los moldes y la presentación y  comenzó la venta hace dos años, con una producción de 50 unidades al mes. En la actualidad, distribuye unos 200 al mes,  fabricados en su taller ubicado en el barrio de Kupini, en la ciudad de La Paz.
 Encontró su mercado en  tiendas de productos artesanales que tienen por clientes a extranjeros y aquellos comercios de artículos ecológicos donde va la gente que cuida más su salud.
Los jabones Uma Luna son totalmente ecológicos, no contienen grasas ni aceites animales, productos artificiales, conservantes agresivos, derivados del petróleo, alcoholes, espumantes, colorantes o perfumes. Su glicerina natural se mantiene  gracias a un proceso de saponificación que les da más efecto emoliente.
Cada jabón es sometido a un tiempo de curado que dura de cinco a seis semanas,  las propiedades terapéuticas de los ingredientes se consolidan, el Ph llega a  neutro y el agua se evapora.

Variedad  exclusiva
Ingredientes  Entre los jabones Uma Luna se puede encontrar los de oliva con romero y avena, de quinua pura, quinua con rosas, quinua con chocolate y quinua con café; además, los de cañahua pura, amaranto puro con vitamina E y  manteca de copuazú (recomendable para afrontar los signos de vejez). También están los de chocolate puro,  café, sandía, chía con coco y los de higiene íntima femenina, elaborados en base a  aceite de oliva y avena.

Uso  Los jabones tienen  una presentación de  130 gramos y duran hasta un mes, si se toma en cuenta los cuidados que recomiendan las etiquetas. Todas las  fórmulas le pertenecen a Consuelo Sánchez, quien pretende hasta cuadurplicar su producción para Navidad, con  nuevas etiquetas, que mantendrán su estilo vintage, pero tendrán más colorido.

Pide que se dé más valor a lo artesanal
 
"En el imaginario de la gente, artesanal es lo mismo que barato”, lamenta Consuelo Sánchez, la propietaria de la empresa  de jabones artesanales Uma Luna.
Para ella, es importante que la gente cambie de mentalidad y sepa que los productos artesanales requieren de mayor esfuerzo y son hechos con más dedicación y esmero; ocupan más tiempo, por lo que se producen en menor cantidad. Por tanto, sus precios no pueden ser bajos.
En los jabones Uma Luna,  no sólo la fabricación de cada jabón dura mes y medio, sino que además los ingredientes son caros.  De momento, se venden en la tienda Caleidoscopio (Calle 21 de Calacoto), La Botica (calle Claudio Aliaga, en Sopocahi) y Te Quiero (pasaje Linares, en el centro).
Consuelo recomienda a los emprendedores que lo primero es ponerle nombre a sus iniciativas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

158
94

Comentarios

Otras Noticias