Suben los precios de los inmuebles, aunque niegan que sea por la vivienda social

La construcción se alista para los créditos

Aún no se sabe cuánto, pero los créditos de vivienda social favorecen a la construcción.
sábado, 14 de febrero de 2015 · 17:44
Natalí Vargas  / La Paz
Si bien aún no se nota de forma contundente la repercusión de los créditos para la vivienda   de vivienda de interés social, las empresas constructoras se hallan optimistas por las repercusiones que pueda tener en ese rubro el acceso a estos financiamientos  con cero cuota inicial, que entrarán en vigencia desde abril.
Hace poco más de un año, con las metas dispuestas  por el Gobierno para que los bancos aumenten sus carteras de créditos de vivienda y productivos, se abrió también la posibilidad para que muchas personas puedan acceder a un techo propio con una cuota inicial del 20% del precio total y con el 80% financiado por los bancos.
  A fines de enero, el  Ministerio de Economía y Finanzas Públicas aprobó  la Resolución Ministerial 031. Esta norma  establece las metas intermedias anuales de créditos destinados al sector productivo y de vivienda de interés social que los bancos múltiples, bancos pyme y mutuales de ahorro y préstamo en curso de adecuación a Entidades Financieras de Vivienda deberán cumplir, para que en cinco años el  60% de su cartera esté  destinada a la producción y a la vivienda.
Con ello, y mediante los decretos supremos 2136 y 2137, que establecen la constitución de fondos de garantía con   el 6% de las utilidades de 2014, con el fin de  financiar créditos de vivienda y al sector productivo, muchas familias podrán adquirir casa propia con cero cuota inicial desde abril.
 Esta nueva disposición abre las posibilidades para que más familias puedan adquirir casa propia, lo que repercutirá de a poco en el crecimiento del mercado de la construcción.
"Éste es un proceso  paulatino, esto no es como prender y apagar la luz. Se han dado las medidas,  obviamente el sistema financiero se ha ido acomodando a enfrentar  este nuevo mercado y también el rubro constructor se está adecuando a esta nueva oportunidad de mercado que se brinda a través del crédito de vivienda de interés social”, explica el presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Christian Eduardo.
  El representante de las empresas constructoras indicó que, cualquier medida que favorezca el acceso al crédito  destinado a fomentar la compra de vivienda  repercute  de forma directa en el sector de la construcción. "Definitivamente la medida en ese sentido seguro que va a cuadyuvar a incentivar a que la gente que requiera comprar vivienda pueda acceder de mejor manera y esto se verá traducido obviamente en un mayor desarrollo del mercado inmobiliario, debería ser así”, señala.
Aumento de los precios
Aunque aún no se ha contabilizado qué porcentaje del crecimiento del rubro constructor en el último año se debe a las medidas gubernamentales que facilitaron el acceso a vivienda, lo que sí se ha notado es un aumento abrupto de los precios de los terrenos, la mano de obra, los materiales y, por ende, del producto final, sean casas o departamentos.
Los únicos datos oficiales sobre vivienda publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de acuerdo con el censo de hogares, indican que el año 2011 el 15,46% de las familias bolivianas vivían en alquiler, mientras que en 2012 este porcentaje ascendió a 17,39. Asimismo, en 2011 el 65,63% de las familias tenía casa propia, y en 2012 la cantidad  bajó a 64,74% (observe la gráfica).
El presidente de Caboco considera que la ampliación de posibilidades para acceder a un crédito de vivienda no  incidirá "de una forma directa” en el incremento de costos de los inmuebles.
"Lo que sí genera el alza de costos son los incrementos de mano de obra, los incrementos de los materiales, ésas son las medidas que normalmente hacen variar más el costo de los departamentos y casas”, alega.
 El arquitecto de una empresa que edifica el primer condominio cerrado  en el barrio de Sopocachi (guarda su identidad en reserva), La Paz,   donde se aprovechará la oportunidad de mercado con los créditos de vivienda de interés social, ofrecerá departamentos de tres dormitorios, con acceso a parque infantil y centros comerciales privados con precios desde los 98.000  a los 130 mil dólares, aunque exigirá el 20% de pago inicial para entregarlo a sus clientes.
El precio por metro cuadrado en ese sector se valuaba a inicios de 2014 en 800 dólares. Sin embargo, con el aumento de los costos -en la actualidad- otro edificio en construcción muy cercano a la mencionada obra  ofrece el metro cuadrado a  1.130 dólares, lo cual significa  41,25 % de incremento en comparación a 2014.
Si se habla de mano de obra, hasta el año pasado el pago a algún pintor bordeaba los  3,50 bolivianos por metro cuadrado, pero ahora estos obreros cobran 14 bolivianos por esa medida; sin contar con la pintura ni los materiales. Y si bien antes se pagaba 80 bolivianos por jornada al maestro albañil y 60 bolivianos a los obreros, en la actualidad se les paga 150 y 80 bolivianos, respectivamente.
 Falta de espacio


Los terrenos aptos para la construcción de residencias  en la ciudad de La Paz, explica el arquitecto, están  en sectores como Mallasa o Jupapina, es decir, alejados del centro, donde, además, cuestan cerca de 60.000 dólares. En zonas como Achumani incluso llegan a costar 150 mil dólares.
La ciudad de La Paz, por sus características topográficas, no tiene tantas posibilidades de crecer en forma horizontal como otras urbes. La única salida para vivir cerca de todos los servicios   está en vivir en  edificios.
 "Este aspecto hace que los terrenos que se encuentran en zonas céntricas como San Pedro, Miraflores o Sopocachi tengan precios que ascienden hasta los 700 mil dólares”, indica el profesional. Así, el sueño de una casa con jardín parece esfumarse y cobra fuerza la adquisición de un departamento, algo que también ha influido en el aumento de precios de éstos.   
Otro elemento que recién apareció con una injerencia importante en los precios es el rol que ha comenzado a jugar el Servicio  de Impuestos Nacionales (SIN), pues hace al menos un año realiza un seguimiento pormenorizado a los impuestos a las utilidades que  deben pagar los propietarios de inmuebles por la venta de éstos.
En ese sentido, las constructoras que antes no otorgaban facturas por la venta de casas y departamentos ahora deberán hacerlo; lo cual también influirá en un ascenso de los precios.




AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias