Energía

Aeropuertos y casinos optan por el uso de energía solar

Los casinos MGM Resorts y Wynn Resorts de Las Vegas pagaron sumas millonarias a la estatal NV Energy para tener la libertad de utilizar energía renovable.
domingo, 16 de octubre de 2016 · 00:00
Inversión  / Agencias

En la población de George, en el sur de Sudáfrica, concluyó la construcción del primer aeropuerto "verde” de ese país.  Las torres de control, las escaleras mecánicas, el carrusel de equipaje así como los cajeros automáticos funcionan con energía renovable, suministrada por 2.000 paneles solares.

Los paneles tienen la capacidad de suministrar hasta 750 kilovatios cada día, casi el doble de lo que requiere el complejo, que son 400 kilovatios, explica el portal digital trends.com.

El exceso de energía producida será  transferido a la red eléctrica municipal de George. Un reloj instalado dentro del aeropuerto registrará el número de casas que utiliza la electricidad generada con los paneles solares. 

El aeropuerto tiene un flujo anual de 700 mil pasajeros. Desde su construcción en 1977, se ha consolidado como un centro de embarque. También es un punto de conexión para los turistas que tienen como destino los campos de golf de la zona.

El aeropuerto de George, Sudáfrica, es el segundo que opera con energía solar. El primero fue el Aeropuerto Internacional de Cochin, en el estado indio de Kerala. En 2013, una parte de la energía que requería comenzó a ser suministrada por paneles solares. Para 2015, este aeropuerto tenía instalados más de 46.000 paneles solares en un área de 45 acres. Así comenzó a generar más energía de la que necesitaba.

De acuerdo a digitaltrends.com, uno de los principales problemas que podría afrontar el aeropuerto de George, en su esfuerzo por depender de la energía solar, es su ubicación geográfica. La zona donde está ubicado se caracteriza por un clima un tanto impredecible. A pesar de todo, el aeropuerto es un ejemplo para proyectos similares en la región.

"Pensamos que si podemos hacer funcionar este sistema solar en una de las áreas con el peor clima impredecible, será capaz de funcionar en cualquier otro aeropuerto en el país”, dijo  a la AFP el director de  mantenimiento del aeropuerto, Marclen Stallenberg.

Iniciativas surgidas en otro lado del mundo se han enfrentado a otro tipo de dificultades. Es el caso de los casinos de Las Vegas, MGM Resorts y Wynn Resorts, que apuestan por la energía renovable. 

En 2008,  MGM Resorts empezó a contemplar la posibilidad de construir un gran sistema de paneles solares en una de sus múltiples propiedades a lo largo del Strip, la principal calle de la ciudad. Ahora, la empresa de casinos, con una decena de propiedades en el Strip, ha optado por más flexibilidad y control sobre su fuente de energía. 

Por ello, pagará a la estatal NV Energy casi 87 millones de dólares como un cargo de salida para tener el derecho de comprar su electricidad en otra parte, según el portal univision.com.  Wynn Resorts, que maneja el Wynn y Encore, hará algo similar, pues pagará aproximadamente 17 millones de dólares para dejar de proveerse de NV Energy.

"Las empresas de casinos están apostando en inversiones en energía renovable y en comprar electricidad en el mercado abierto mediante una agencia que conecta a clientes con proveedores de energía”, señala univision.com.

Este año, por ejemplo, MGM expandió su conjunto de paneles solares en el Mandalay Bay Resort and Casino, convirtiéndolo en uno de los techos de paneles solares más grandes de Estados Unidos. El conjunto de 8,3 megavatios es capaz de suministrar energía a 1.340 viviendas independientes y puede satisfacer hasta un 25% de las necesidades energéticas de Mandalay Bay.

Los cambios en estos casinos son una creciente preocupación para las empresas energéticas. Mientras que se motiva a las corporaciones energéticas a "volverse verdes”, sus esfuerzos para ser más eficientes en cuanto a la generación de energía, las dejan con menos ingresos para mantener la red y eso puede conducir a incrementos en las tarifas.

 

  Paneles suben el costo en 3%

La semana pasada, en la población mendocina de Godoy Cruz, Argentina, se inauguró un edificio que funciona con energía solar. Se trata de una iniciativa de Matías Righi y su padre Ángel, quienes querían demostrar que las instalaciones adicionales para generar energía solar no encarecen significativamente el costo total de una obra. Lograron cumplir con su objetivo, pues el costo final de la construcción, por la instalación de paneles solares,  sólo se elevó en 3%. 

"Es una construcción de 32 departamentos distribuidos en ocho pisos”, informó Diario Uno.
 
"Permitirá a sus habitantes ahorrar hasta 70% en el consumo de energía y tener mayor seguridad energética”. La iniciativa pudo concretarse gracias a los fondos de 77 pequeños inversores, con quienes se conformó un fideicomiso.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Otras Noticias