Negocios

Farmacias Chávez se consolida en La Paz con nuevas agencias

El negocio que nació en Santa Cruz en 1988 tiene 50 sucursales en cinco departamentos. La meta es estar en todas las poblaciones con más de 50 mil habitantes.
domingo, 16 de octubre de 2016 · 00:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / Inversión

Hace dos años, en la avenida Montenegro, comenzó a funcionar la primera agencia en La Paz de Farmacias Chávez, que nació en Santa Cruz de la Sierra. Luego se abrieron tres sucursales más en Los Pinos y las avenidas Camacho y 6 de agosto. Con la apertura en las próximas semanas de dos farmacias más en Achumani y El Alto, la cadena refuerza su presencia en La Paz.

"Ahora hemos emitido pagar en la bolsa mediante los Fondos de Inversión Cerrados y parte de esa inversión y ese financiamiento es para la expansión en La Paz. La meta es tener 20 a 25 salas en dos años”, señaló el gerente general de la cadena, Leonardo Salvatierra Chávez.

Farmacias Chávez nació en Santa Cruz de la Sierra en 1988, como un emprendimiento familiar de la doctora Ana María Chávez, actual presidenta del directorio. En 2006, el negocio se transformó en una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). Ahora, la cadena tiene 50 sucursales en los departamentos de Santa Cruz de la Sierra, Beni, Cochabamba, Oruro y La Paz. 

En la cadena trabajan 620 personas. La proyección es llegar a 2.000 hasta fines de 2017. Todos ellos forman parte de lo que Salvatierra denomina "la familia chaveciana”, ligada por el "sentimiento chaveciano”. 

Se trata de una cultura corporativa que se fundamenta en el trabajo y la honestidad. "Primero, todos somos bolivianos y, segundo, todos somos chavecianos, aquí no se discrimina, todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Lo más importante es que todas las personas que estamos acá queremos salir adelante”.

Farmacias Chávez también se diferencia por el precio ético, que también es parte de su cultura corporativa. "No involucra solamente el precio más bajo, involucra, el trabajo, la productividad”, señaló Salvatierra.

El precio ético también es una forma de ayudar a que toda la población pueda acceder al medicamento, incluso creando alternativas para que la gente que no cuenta con recursos suficientes no abandone un tratamiento. Con este fin, por ejemplo, la empresa ofrece la tarjeta Sano y Feliz, que beneficia con descuentos, los cinco primeros días de cada mes a mayores de 50 años.  

Para llegar a la población, han adoptado distintas estrategias. En Cochabamba, por ejemplo, ingresaron a una zona roja, luego de conversar con la dirigencia vecinal, que se comprometió a cuidar a los "chavecianos”. "La farmacia está en una zona roja y la misma junta cuida a mi gente para que no le pase nada. Atendemos 24 horas, el barrio se beneficia con el servicio, mi gente está protegida y nosotros generamos un negocio”, sostuvo el gerente.

Otra forma de llegar a la población es mediante la página de Facebook Farmacias Chávez, que tiene más de 110 mil Me gusta. En ese portal ingresan médicos amigos de la organización que enseñan a los usuarios. 

El personal es visto como uno de los pilares de Farmacias Chávez. Por ello, se le brinda condiciones para su desarrollo profesional. Ésto comienza, por ejemplo, mediante alianzas con universidades; o bien mediante acciones sociales. 

En la capital cruceña, mediante una fundación, Farmacias Chávez convoca a personas en los límites de la marginalidad y la pobreza. Ellas pasan por procesos de selección en los que se les imbuye de valores, para luego involucrarlos en la empresa. "Como empresarios la lógica ha cambiado, a nosotros nos toca generar valor agregado para la sociedad a la cual servimos y obviamente hacer un negocio sostenible”, señaló Salvatierra al explicar que se tiene clara la idea de que Farmacias Chávez es un negocio con márgenes éticos.

Dentro de sus actividades de responsabilidad social, están las denominadas brigadas médicas, que acuden a centros como asilos, cárceles, hogares de niños o barrios necesitados.

La presencia de Farmacias Chávez en La Paz no quedará reforzada sólo por la apertura de las nuevas sucursales en Achumani y El Alto, ya que además proyectan la apertura de Consultorios Médicos Solidarios hasta fin de año. Estos centros, que ya funcionan en Santa Cruz, Beni o Cochabamba, cuentan con profesionales que brindan un servicio médico ambulatorio. El personal de la empresa, que en un 70% es femenino, es uno de los beneficiados con consultas sobre densitometria ósea, planificación familiar y oftalmología.

También se llega a gente que no tiene medios para pagar una consulta. La consulta cuesta 15 bolivianos, que se devuelven con medicamentos. Todas estas estrategias han hecho que el negocio familiar que nació en 1988 en las calles Cañoto y Mercado de la capital cruceña, ahora esté en proceso de transición hacia una Sociedad Anónima (SA).

"Nuestra meta es estar presentes en todas las poblaciones que tengan arriba de 50 mil habitantes en el país”, concluyó el gerente general de Farmacias Chávez.

 

 

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

86
2

Otras Noticias