Los posibles escenarios ante los menores precios de commodities

A base de dos modelos de equilibrio, tres docentes de la Escuela de la Producción y la Competitividad prevén impactos de la crisis en la producción y las finanzas.
domingo, 2 de octubre de 2016 · 00:00
Inversión  / La Paz

Un libro hecho en la Universidad Católica Boliviana San Pablo plantea posibles  escenarios de cómo debería ajustarse la estructura económica nacional en un nuevo periodo de menores precios internacionales de las materias primas. 
 
Gover Barja Daza, David Zavaleta Castellón y Bernardo Fernández Tellería, docentes de la Escuela de la Producción y la Competitividad (ePC)  son los autores del texto Disminución de precios de los commodities y fuga de capitales en un contexto de "enfermedad holandesa” y "bendición/maldición de los recursos naturales”: el caso de Bolivia.

En éste se  explica los impactos externos positivos que experimentó Bolivia durante la precrisis financiera internacional de  2008-2009, que tuvo una magnitud atípica y causó importantes efectos en la economía nacional, de lo que se conoce como la "Enfermedad Holandesa” (EH). Este término es generalmente asociado a un impacto externo que resulta en grandes entradas de divisas a un país, que generan un efecto de riqueza y una apreciación del tipo de cambio real y que, finalmente,   causan   desindustrialización.
 
También define que al mismo tiempo la EH, en los años señalados, originó niveles inusuales de ingreso gubernamental y de ahorro e inversión, y dio paso a un alto crecimiento o "Bendición de los Recursos Naturales” (BRN). "Ese resultado mixto se constituye en una curiosidad  por tratarse de dos fenómenos económicos tan opuestos”, se lee en  el libro.
 
Según el estudio, los impactos externos continuaron positivos en los años inmediatos a la crisis financiera internacional. Sin embargo, en los posteriores, en el periodo de la poscrisis, la disminución de los precios  de los commodities  y el alza de las tasas de interés  fueron los dos resultados más esperados de la desaceleración de las economías emergentes y de la recuperación del crecimiento en las  avanzadas.
 
Impactos externos de los precios de los commodities
En el estudio se utilizó un modelo de Equilibrio General Computable (EGC) para analizar los impactos externos de los precios de los commodities en el contexto de Bolivia, que posee abundantes recursos naturales, con dos sectores orientados a la exportación de materias primas (gas y petróleo y  minerales), además de otros dos  emergentes de productos transables (alimentos y manufacturas básicas), y con una orientación dominante hacia la sustitución de importaciones.
 
El cambio de la estructura económica de Bolivia  dio lugar a la investigación, que anticipa escenarios de ajustes a la estructura económica nacional en un nuevo periodo de menores precios internacionales de las materias primas. 
 
La BRN ocurre cuando la exportación de materias primas es administrada de tal manera que genera un crecimiento económico de largo plazo. En el estudio, el análisis  de los sectores de gas y petróleo y de minerales -realizado de manera separada- revela que el primero tiene muy poco impacto en la apreciación del tipo de cambio real, pero sí un importante impacto en el crecimiento de la economía; es decir, genera el efecto de la BRN. En cambio, el sector minero genera un alto impacto en la apreciación del tipo de cambio real y un muy bajo impacto en el crecimiento de la economía; es decir, genera el efecto de la EH y no contribuye mucho al crecimiento.
 
Esto explica la "curiosidad observada” en la realidad boliviana y reproducida también por el modelo de EGC de ambos fenómenos a la vez. Igualmente, se revela que un aspecto crítico para ese resultado es la dominancia de los efectos del sector de gas y petróleo.
 
En el contexto de esa estructura económica, señala el texto, la consideración de un impacto externo negativo al sector minero en la poscrisis no revierte la oportunidad de crecimiento, siempre y cuando el sector de gas y petróleo siga favorecido con precios internacionales altos.
 
El documento alerta que con un sector minero en crisis, en el corto plazo, la economía debe empezar a ajustarse mediante la reducción de la ‘absorción doméstica’, del incremento del tipo de cambio real y de la puesta en marcha de políticas sectoriales que ayuden a absorber la fuerza laboral liberada por el sector minero. En el largo plazo, el sector minero necesitará reformas  para disminuir significativamente los efectos estructurales de la EH y de la baja contribución al crecimiento.
 
Si, además, se tiene en cuenta un impacto externo negativo considerable en el sector de gas & petróleo, la economía podría experimentar un decrecimiento y el grado de ajuste requerido podría ser mayor, dependiendo de la magnitud del impacto externo sobre los precios y las cantidades. En este último escenario pesimista, contar con un fondo de estabilización contribuiría a aliviar una potencial contracción económica. No obstante, para evitarlo, la aplicación de una política sectorial podría ser más importante.
  
Alza de las tasas de interés internacionales
El estudio también utilizó un modelo de Equilibrio General Dinámico Estocástico (EGDE) para evaluar el impacto externo previsible de una subida de las tasas de interés internacionales, a medida que las economías más avanzadas se recuperan de la crisis financiera internacional, en especial la economía de EEUU.
 
La hipótesis  que utilizaron los investigadores prevé que, en un escenario de precios de commodities en bajada, la subida de las tasas de interés internacionales podría generar algún grado de fuga de capitales. Por ello, el modelo de EGDE fue desarrollado con la idea de una economía abierta, con la inclusión de dos sectores económicos: transables y no-transables. Asimismo, se incluyó a trabajadores con dos tipos de comportamiento frente al ahorro: ahorradores y no-ahorradores, y  trabajadores con dos tipos de calificación laboral: calificados y no-calificados. El modelo sólo permite que los trabajadores calificados puedan ahorrar y prestarse en el mercado financiero internacional.
 
El modelo fue "calibrado” para analizar las condiciones por las que podría ocurrir una fuga de capitales bajo tasas de interés mundiales crecientes en la poscrisis financiera internacional. 
 
En el escenario de  subida de las tasas de interés, en un contexto de auge económico, éstas mejoran los retornos a los activos internacionales de los trabajadores calificados, y como consecuencia el aumento de su ingreso disponible que, a su vez, sube su consumo y disminuye sus horas trabajadas, sin generar una fuga de capitales. El modelo permite verificar que, en efecto, existe la posibilidad de una fuga de capitales cuando el entorno macroeconómico doméstico se deteriora, aunque el grado de deterioro  debe ser muy significativo para que la fuga ocurra.
 
Los autores concluyen que el aporte adicional del modelo radica en que revela algunas de las variables críticas que observar y a las cuales hacer seguimiento,  como el "nivel de activos extranjeros del país”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

109
50

Otras Noticias