Tendencias tecnológicas en la banca del futuro (II Parte)

domingo, 27 de noviembre de 2016 · 00:00
Innovación y finanzas / Jorge Velasco *

Price Waterhouse Coopers (PWC) ha emitido recientemente su informe sobre las tendencias relacionadas con la tecnología que van a transformar al sector financiero hasta 2020. Este informe sugiere imaginar un banco global, low-costo, multiservicio y digital; en el que los clientes acceden a cuentas a través de sus celulares, realizan pagos con solo tocar sus dispositivos wearables y gestionan sus inversiones a través de herramientas de inteligencia artificial. En ese sentido, las principales tendencias que transformarán a la banca son las siguientes:

a. La nube o el cloud computing. La nube ofrece una tecnología escalable y manejable que reduce los costos de hardware, mantenimiento y desarrollo informático; lo que significa mayor agilidad y flexibilidad para llegar a nuevos mercados y mejorar la atención a los clientes. Las entidades están confiando a esta tecnología funciones de CRM, contabilidad financiera, recursos humanos y otras áreas que hacen al core bancario. 

Sin embargo, PWC pronostica que para 2020 los bancos integren áreas estratégicas como la calificación de créditos por la caída de costos de almacenamiento de datos en la nube. Se estima que para 2018 el mercado de software en la nube llegará a los 100 mil millones de dólares. En la banca nacional ésta es una alternativa que ya se está considerando ya que muchos bancos están en un momento de cambio o renovación de su core bancario.

b. La ciberseguridad y el internet de las cosas. En la medida en que la banca ingrese y se adapte al nuevo entorno del internet de las cosas, los nuevos riesgos de seguridad se irán incrementando. Los bancos no sólo se preocuparán del fraude a sus clientes sino de proteger sus sistemas tecnológicos, porque forman parte de la infraestructura crítica de cualquier país. En 2014, Bolivia era el cuarto país en delitos cibernéticos con la mayor tasa de software maligno; y, por ello, un país altamente vulnerable a los ciberataques, sin una ley para este tipo de delitos.
c. Asia:  centro de Innovación Financiera. El liderazgo en investigación y desarrollo para surgimiento de empresas fintech, los menores costos, la fuerza laboral altamente capacitada en tecnología y un sector financiero  de grandes dimensiones  convierten a Asia en un mercado ideal para lanzar nuevos productos y servicios financieros. 

Además, el marco institucional impulsa esta innovación lo que ha permitido ampliar la oferta de fondos prestables y reducir costos del dinero, por eso  para el 2020 se prevé que muchas entidades financieras de Estados Unidos sitúen sus centros de innovación en Asia. Este pronóstico de PWC podría modificarse por los recientes resultados de las elecciones en Estados Unidos y su nueva política de inversiones en el exterior.

d. La inteligencia del cliente o big data. Ir hacia la banca del conocimiento y explotar el volumen de datos y de información que se tiene de los clientes  será la forma de empujar los ingresos y la rentabilidad. Esto supondrá una gran oportunidad para que los bancos conozcan, en tiempo real, las necesidades de sus clientes. La minería de datos o Business Intelligence desde las redes sociales permite crear algoritmos que permiten saber las tendencias de moda y opinión de clientes, lo que a su vez permite obtener información para poder iniciar una campaña y el tipo de productos.

e. Los reguladores y la tecnología. Se espera que ante la avalancha tecnológica que se viene en el sector financiero, los reguladores integren muchas de las nuevas herramientas para la recogida y análisis de datos con el objeto de ser más efectivos a la hora de monitorear a las entidades financieras y ser capaces, a su vez, de predecir de forma efectiva los potenciales problemas. En los últimos años la ASFI ha autorizado productos innovadores de la banca como boletas on line, giros  y billeteras móviles,  pagos electrónicos, etcétera.

f. Digitalización de procesos y actividades. La integración de la experiencia digital en la banca ayudará a bajar costos y disponer de una mayor proximidad y atención al cliente. Es un proceso que ya está  en marcha. 

Muchos  bancos han iniciado una nueva estrategia digital en el mundo. En Bolivia hay bancos que  ya han lanzado sus iniciativas anunciando su banca   digital y ofertas de productos basados en la omnicanalidad, aunque todavía estamos lejos de los estándares internacionales.

*El autor es especialista en cultura emprendedora.


    

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1