Emprendedores que exportan quinua e importan motos de Asia

Las motos Rimexco se vendían desde 2013 a través de agencias ubicadas en El Alto, Sucre, Santa Cruz y Montero. La meta para 2017 es ampliar la distribución a todo el país.
domingo, 11 de diciembre de 2016 · 03:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / Inversión

En las cuatro ocasiones que el japonés Yoshimi Osamura llegó a La Paz, notó un problema que afecta a sus habitantes y repercute en su calidad de vida: la congestión vehicular. Desde sus primeras llegadas, él pensaba en posibles soluciones a esta dificultad, como el uso de motos. "Con una motocicleta tú puedes reducir el tiempo de viaje para ir a tu trabajo o a la universidad. Es una solución al problema del transporte”, afirmó.
 
A su vez, el boliviano Rubén Altamirano Araoz, que hace varios años reside en Japón, pensaba en una forma de contribuir al país desde esos confines. "Yo soy boliviano, siempre he llevado la bandera en mi espalda. Me gustaría contribuir con el desarrollo, especialmente agrícola de Bolivia”, señaló.
 
Osamura y Altamirano son ejecutivos del grupo Rimexco, que tiene su sede en Osaka, Japón, y se desempeña en distintos rubros. Con Rimexco Motos (RM), por ejemplo, el grupo distribuye motocicletas en Bolivia; y con Rimexco Foods (RF), comercializa productos orgánicos bolivianos, como la quinua, la chía y el amaranto. 
 
"El grupo Rimexco tiene relación con varias empresas en Japón, es parte de un grupo. En el tema de las motocicletas nosotros tenemos Rimexco Motos, con la que estamos en Bolivia”, explicó Altamirano. "En el tema de la importación de productos de Bolivia tenemos Rimexco Foods en Japón”, añadió.
 
Rimexco nació en Japón como una empresa de comercio exterior. Luego se diversificó, ya que también asesora e impulsa proyectos de desarrollo en Latinoamérica. Para ello, tiene como socios a las compañías Hitachi y Kinsei Sangyo, a las cuales representa en Bolivia. En un anterior viaje, por ejemplo, ellos presentaron un proyecto en Sucre para el procesado de basura mediante tecnología innovadora. Rimexco también es socia de la compañía Shibaura, que desarrolla bombas de agua de grandes potencias.
 
Quinua en Japón
Osamura tiene una amplia experiencia en productos alimenticios. Ahora preside RF, que comercializa quinua, amaranto y chía en Japón. "Ahora estamos en una cadena de 52 mercados a nivel nacional en Japón”, explicaron los emprendedores. Sin embargo, no fue fácil concretar su primer envío, pues su primer volumen de quinua se exportó luego de largos trámites, que tardaron tres años.
 
En ese lapso llevaron muestras, encargaron análisis, obtuvieron licencias y diseñaron la presentación para la comercialización. El esfuerzo valió la pena, pues los japoneses tienen mucho interés por la quinua, además de la chía y el amaranto. 
 
Estos productos andinos se pueden adaptar fácilmente a la comida oriental. "Como ellos comen arroz blanco por la mañana, lo más fácil es cocer la quinua junto al arroz”, explicó el boliviano. Otra forma de consumir la quinua es incluirla en las ensaladas. 
 
El éxito de la inclusión del grano andino en la comida japonesa es tal, que en cualquier librería de ese país se encuentran libros con recetas de quinua. Incluso, durante la entrevista con Inversión, Altamirano introdujo "Recetas con quinua” en un buscador de internet japonés y obtuvo más de 1.481 recetas.
 
Pollo frito con quinua
Como la quinua es un producto relativamente nuevo, los japoneses desarrollan nuevas formas para consumirla. Una forma novedosa, por ejemplo, es preparar pollo frito con quinua. Para esta preparación, los japoneses trozan el pollo, lo enharinan y antes de freírlo, lo aderezan con quinua. Los pedazos de carne se fríen hasta obtener una consistencia crujiente. "Ellos van inventando formas de cocinar; también hay mucha gente que la mezcla con cereales, con miel”, explicó el boliviano.
 
Para los japoneses, señaló Osamura, la quinua es valiosa por su valor nutricional y energético. Sin embargo, también se valora la presentación de los productos. Actualmente, como se ve en la página rimexcofoods.com, RF comercializa  quinua blanca y roja, por separado. También tiene  una presentación que combina ambas.
 
En el sitio, además, se ve las presentaciones de la chía y el amaranto bolivianos. A RF le interesa que emprendedores bolivianos interesados en exportar a Japón les contacten, para así ampliar la oferta boliviana. "Lo que queremos es continuar con más productos bolivianos para promocionar nuestro país y nuestros productos en Japón”, afirmó Altamirano.  Asimismo, ellos ofrecen facilitar la importación a Bolivia de maquinaria que proceda de los países asiáticos.
 
En su reciente estadía, los representantes de Rimexco  concretaron un negocio con una importante productora de chocolate.  "Hemos hecho una sociedad, hemos cerrado un contrato con El Ceibo para comercializar cacao y chocolate en Japón”, explicaron. "Nosotros vamos a abrir mercado allá”, añadieron. Asimismo, viajaron a Cobija para visitar una empresa interesada en exportar almendras y también para conocer la Amazonia boliviana. 
 
Motos en Bolivia
El japonés y el boliviano permanecieron en Bolivia por casi tres semanas. En ese lapso  abrieron la primera tienda de Rimexco Motos en Bolivia, ubicada en la calle Panamá, 1231 de Miraflores. No tenían una sede propia, pues desde 2013  comercializaban las motos mediante distribuidores ubicados en El Alto, Sucre, Santa Cruz y Montero. Aún trabajan con ellos, pero piensan expandir su mercado a los demás departamentos. 
 
La primera vez que Osamura llegó a Bolivia, al conocer distintas regiones, como el lago Titicaca o Uyuni, pensaba en traer motos que permitieran disfrutar de la geografía nacional. Entonces consideró que, antes, era necesario adaptar las motos japonesas a la topografía boliviana. Por ello, en los diseños, se ajustó el carburador de tal forma que permita una mejor combustión en el motor.   
 
Las motos Rimexco son ensambladas en China, pero el proceso de producción se supervisa desde Japón. "En Japón desarrollamos el proceso y asesoramos la producción. Tenemos un equipo de ingenieros que trabaja para que la producción se haga en una empresa asociada en China”, explicó Altamirano.
 
Osamura explicó que las motos también podrían producirse en Japón, pero los precios serían mucho más elevados. Ahora comercializan 10 modelos de motos que tienen una garantía de tres años. "Nosotros somos conscientes de que tenemos un producto muy bueno, de muy buena calidad, de muy buena garantía a un precio bueno”, dijeron.
 
"Lo que más nos interesa es que las personas que entren a esta tienda Rimexco puedan tener un sueño y vengan a comprar no una moto sino a comprar un sueño. Algo que les va a dar libertad y un beneficio especial”, concluyeron. 
 
En un programa en Japón se presentó quinua peruana
En septiembre, el canal estatal japonés NHK difundió un programa sobre quinua, que fue grabado en la residencia del embajador de Perú en Tokio. Es decir, la quinua se presentó como un producto peruano. La esposa del diplomático, incluso, preparó un plato con el cereal andino. 
 
Altamirano mostró a Inversión un fragmento de ese programa. Luego del mismo, contaron los emprendedores, muchos japoneses pedían quinua peruana. Por ello, en Rimexco Foods (RF) debían aclarar que el producto que ellos comercializan procede de Bolivia. Sin embargo, a pesar de esa adversidad, consideran que el programa también les benefició, ya que el cereal fue conocido a nivel nacional. Ahora, RF promociona la quinua con la participación de la actriz  Sugimoto Aya. Esta artista apoya la promoción mediante la emisión de un mensaje navideño. A su vez, RF colabora con la Fundación Eva que dirige la actriz.
 
Otra adversidad surgió cuando RF encargó un estudio a un laboratorio privado para analizar la quinua. Luego de las pruebas se determinó que el secado no fue eficiente, lo cual produjo la aparición de un hongo. Éste se puede eliminar con el lavado, pero el problema es que se pone en riesgo la confiabilidad del producto. La tierra que acompaña a la quinua también fue analizada para determinar la presencia de metales pesados. Los resultados estaban dentro de lo permisible.  
 
Además, hicieron pruebas para comprobar si los productos eran orgánicos o no. Y se llevaron una sorpresa, pues encontraron trazas de pesticidas en porcentajes sumamente bajos. Éstos pasan los controles, pero se supone que los porcentajes deberían ser nulos. "Hacemos este tipo de análisis para dar confianza a nuestros vendedores, a nuestros clientes”, afirmó Altamirano al señalar que no se puede ofrecer productos orgánicos, si no se va a cumplir.


Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

81
3

Otras Noticias