La carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la UPSA es la única en Latinoamérica que ofrece licenciatura

La senda a una industria boliviana de la moda

Esta carrera pionera busca formar diseñadores con un enfoque de inclusión y convencidos de crear productos amigables con el medio ambiente. Busca ser el inicio de una propuesta para el mundo de la moda desde nuestro país.
domingo, 21 de febrero de 2016 · 00:00
Natalí Vargas  / Inversión

En la actualidad, la industria de la moda en América Latina acumula ganancias superiores a los 480 millones de dólares anuales, según estudios, y en los último años los diseñadores de México, Argentina  y Colombia trabajan en abrirse un camino en ella y están generando propuestas a través de  enfoques diversos. Con el  nacimiento de la carrera de Diseño y Gestión de la Moda, en la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA), hace casi 12 años, Bolivia dio el paso inicial hacia la conformación de su propia propuesta para esa industria.
"Había un creciente interés en el medio hacia la moda, después de hacer un análisis de la realidad de las necesidades de la producción nacional y local, se decidió crear la carrera de Diseño y Gestión de la Moda en  2004”, cuenta la arquitecta Raquel Clouzet, docente de esa carrera.

La  moda es una industria próspera por la creación de miles de millones de vestidos, trajes y otras prendas de vestir y accesorios que los consumidores compran todos los días en el mundo. Pero, una de las dificultades para que se abra un espacio a nivel nacional, y como una propuesta hacia el mundo, es la falta de un concepto boliviano propio.

En la forma de pensar de los bolivianos -tanto  de consumidores como de creadores-  "existe la sensación de que nuestro producto no tiene el suficiente nivel para  ser utilizado y  vendido”, dice la diseñadora, especializada en joyas.

Esta falencia tiene mucho que ver con  el posicionamiento de las marcas extranjeras como resultado de la globalización, que hace que  las clases medias -que son las que deberían comprar el producto boliviano, desde el punto de vista de Clouzet- prefieran adquirir marcas extranjeras porque consideran que su calidad es mejor.

"Todos los que estamos dentro de la industria de la moda debemos  trabajar todos los días para posicionarnos como marca país” reflexiona la docente.

Ése es uno de lo principales motivos para  la creación de la carrera de Diseño y Gestión de la Moda a nivel licenciatura en la UPSA. Se debe a que en el mercado nacional no existe ese impulso que lleve a enseñar el diseño.

Diseño y mercado

El hecho de que sea pionera en ofrecer licenciatura en Latinoamérica le permite a esta carrera generar un enfoque propio. No se ocupa sólo de formar diseñadores, sino que también les provee los conocimientos necesarios para administrar sus productos de manera empresarial; es decir, se ocupa de enfocarse en la gestión de la moda.

Por lo general, las carreras de  diseño de moda no son a nivel de licenciatura, sino técnico, pero la UPSA ofrece la licenciatura para   formar diseñadores completos.

La industria de la moda está conformada por millones de personas, como cualquier otro tipo de negocio, como la industria de los automóviles o de las computadoras. Es una red gigante que está conformada por todo tipo de trabajos, desde personas creativas, hasta negociantes, gente de finanzas u obreros.

Los diseñadores, si quieren ser independientes, deben buscar cómo llegar a lo alto, es aquí cuando buscan a alguien que quiera comprar sus diseños para venderlos en alguna tienda, formas de promocionarse como pequeños desfiles o sesiones de fotos.

Los diseñadores de moda no pueden formarse ajenos a toda la cadena que da vida a la industria de la moda, que incluye desde los productos textiles, cueros y confección hasta la provisión de materia prima. Por ello, para ser parte de la industria de la moda, explica la docente "se necesita saber de gerencia a nivel corporativo, porque un producto de moda es un producto de uso cotidiano y debe insertarse en el mercado, y para  hacerlo de manera adecuada se debe contar con conocimiento sobre costos, contabilidad, presupuestos, marketing, sociología del consumo y una serie de elementos  afines a las carreras de administración de empresas y marketing”.

Así, la carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la UPSA  se consolida como el nacimiento de una propuesta con sello boliviano para esa industria. "Toda escuela que enseña diseño, con el paso del tiempo, empieza a crear un lenguaje del diseño porque el docente que enseña en nuestras aulas es boliviano, no extranjero, son diseñadores bolivianos que han estudiado en otras partes y que regresaron a diseñar para los bolivianos”, explica la docente.

Desde sus inicios, esa carrera ha graduado a nivel licenciatura a 55 diseñadores y en la actualidad el 30% de los diseñadores cuyas propuestas lograron introducirse en el mercado de la moda cruceño son profesionales que egresaron de esa casa de estudios.

Entre los egresados está Jimena Romero, otra docente de esa carrera, quien comenzó a dar cátedra en esa universidad después de tomar cursos especializados en el Instituto Marangoni Milano. Sostiene que "el mercado nacional es muy variado en cuanto a temporadas y nivel de demanda”.

Ella señala que cada vez más la gente en toda Bolivia está más pendiente de la moda globalizada y se está abriendo un interesante espacio para las nuevas propuestas, siempre y cuando entiendan el entorno social.

Otro enfoque

La carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la UPSA también busca interpelar  los estándares mundiales de la moda y sigue una corriente cada vez más creciente: la de una industria amigable con el medio ambiente y el ser humano. Sus estudiantes son formados con la idea de no hacer acepción de tallas y de optimizar al máximo el uso de materiales, ya que la industria de la moda se caracteriza por generar gran cantidad de desperdicios.

Los desfiles anuales que organizan se caracterizan por presentar interesante propuestas para que se adecúan a todas las tallas.

Pero un elemento trascendental en el camino que traza esa carrera es que inspira en sus estudiantes la visión de diseñar tomando en cuenta las macrotendencias mundiales, y dotar a sus creaciones de elementos que rescaten la riqueza cultural y natural de Bolivia.

"La moda es un producto cultural, al ser un producto cultural siempre incluye la condicionante del entorno; entonces, con el paso del tiempo el hecho de que los diseñadores bolivianos empiecen a tomar el entorno de Bolivia será cuando nosotros mismos generemos un lenguaje y ese lenguaje es el que nos dará la seña y el signo para empezar a ser identificados”, evoca Clouzet.

Un lenguaje de diseño que rescate nuestros valores, nuestras tradiciones, nuestra forma de pensar, la tradición del medio, pero  enmarcado siempre en las corrientes de las macrotendencias del mundo es clave para el surgimiento real de la industria de la moda en Bolivia.

"Los diseñadores  y  confeccionistas bolivianos recién estamos empezando en esta construcción de una nueva imagen y tenemos que romper muchísimos paradigmas”, explica la docente.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

62
1

Comentarios