Carta del editor

La carrera del litio

domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Marco Zelaya

A principios de los 90, durante el gobierno deJaime Paz Zamora, la transnacional Lithium Corporation intentó obtener una concesión para explotar litio en el Salar de Uyuni. 
 
Se dio, en ese entonces, un gran debate sobre la explotación de ese recurso natural en una región tan necesitada de fondos como Potosí; finalmente, tras la oposición de los dirigentes cívicos de esos años, la Lithco renunció a la iniciativa de explotar el "oro blanco” del Salar y trasladó la inversión al Salar del Hombre Muerto, en Argentina. 
 
Simultáneamente, todo el debate dejó también la firme convicción de que debía ser el Estado el que se encargara de la explotación y comercialización de este recurso. 
 
En este Gobierno, se busca materializar la idea de convertir al Estado en el gran productor de litio, bajo la premisa, expresada por el presidente Evo Morales, de controlar el mercado, lo cual permitiría al país, en tanto propietario del 65% de las reservas mundiales, definir inclusive el precio  de este recurso. 
 
Esa previsión se fundamenta en el creciente desarrollo del mercado de los automóviles eléctricos, en especial, según han informado medios especializados en esta industria, del vehículo de la compañía Tesla, del famoso ejecutivo Elon Musk; el precio de este automotor ha caído a la mitad, de 70.000 a 35.000 dólares, lo cual hace prever que se masificará, porque se ha transformado en una alternativa real frente a los motorizados que funcionan con combustible fósil. Tesla, según esas mismas publicaciones, absorbería el 100% de la producción mundial de baterías de litio, que será un mercado de 46 mil millones de dólares en 2022. 
 
Es una excelente noticia. Sin embargo, es un hecho que los planes gubernamentales van rezagados. Incluso un técnico alemán ha observado un sobreprecio. Además, se trata de un negocio en el que participa CAMC, que construye la planta de sales de potasio.  Y es posible que se pierda esta gran oportunidad una vez más.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias