Finanzas para todos

No todos somos igual de inteligentes

domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
José Jiménez Taquiguchi *

Estimados lectores: coincidirán conmigo en que todos conocemos gente que ha leído una gran cantidad de libros, ha  logrado grados académicos sobresalientes, puede hacer cálculos matemáticos mentales muy rápidos o ha obtenido sobresalientes notas en el colegio. Justamente estos aspectos me vinieron a la cabeza hace un par de días, al ver a mi pequeña hija de siete años,  devastada por una mala nota que sacó en una prueba de cálculo mental en su clase de matemáticas. 

Con la tristeza de mi hija en la mente, reflexioné sobre qué entiende  nuestra sociedad hoy en día por "inteligencia”;  y si yo quiero impulsar que mi niña viva estresada en los próximos 15 años de estudio que le esperan buscando dicha inteligencia. Sobre la base de ello, a continuación paso a compartir con ustedes algunos hallazgos que hice en la literatura sobre las diferentes inteligencias que podemos cultivar en nuestros pequeños.
 
 Podemos iniciar entendiendo   que la palabra inteligencia surge del latín intelligentia y explica la capacidad que tienen los seres humanos para escoger las mejores opciones en la búsqueda de una solución. Howard Gardner, psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard (conocido por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognitivas), acuñó en 1988 el término de "inteligencias múltiples” y estableció que la inteligencia no es sólo una capacidad lógica matemática unidimensional,  más bien es un concepto multidimensional que agrupa varias inteligencias, distintas y semi-independientes.
 
Para definir cada ámbito de la inteligencia, Gardner estudió el desarrollo de las habilidades en los niños y la forma en que se descomponen sus diferentes capacidades cuando se los enfrenta a variadas situaciones. Es así que, en su estudio, identificó varios tipos de inteligencias que pueden ser independientes entre sí.

1) Inteligencia lógica matemática 
Llamada también inteligencia racional, era considerada hasta hace poco como la "única inteligencia”. Quienes poseen este tipo de inteligencia utilizan más el hemisferio lógico del cerebro y pueden dedicarse a las ciencias. Es la inteligencia cartesiana que mecánicamente conecta grupos neuronales relacionados para resolver un problema. Un representante idóneo de este tipo de inteligencias es Sheldon Cooper, de la serie The Big Bang Theory, con un coeficiente intelectual de 187. En la serie, Sheldon tiene dos doctorados y una maestría gracias a los cuales trabaja como físico teórico en el Instituto de Tecnología de California.

2) Inteligencia lingüística
 Describe la capacidad sensitiva en el lenguaje hablado y escrito, la habilidad para aprender idiomas, comunicar ideas y lograr metas usando dicha capacidad. Esta inteligencia incluye también la habilidad de usar efectivamente el lenguaje para expresarnos de forma retórica o tal vez poética. Es normal en escritores, poetas, abogados y otras profesiones que requieren formas diversas de expresión.

3) Inteligencia musical
 Implica la capacidad de ejecutar, componer y apreciar los patrones musicales. Es el talento que tienen los músicos, los cantantes y los bailarines. Esta inteligencia es una de las que más necesita ser ejercitada para desarrollar todo su potencial, ya sea para tocar un instrumento o para escuchar una melodía con sensibilidad.

4) Inteligencia espacial
 Como su nombre lo indica, consiste en la capacidad de reconocer y usar patrones en espacios abiertos y cerrados. Se aplica a la navegación y al uso de mapas o en la visualización de un objeto desde un ángulo diferente. Las personas con niveles altos de este tipo de inteligencia pueden sobresalir en actividades tan diversas como la ingeniería, la cirugía, la escultura, la marina, la arquitectura, el diseño y la decoración.

5) Inteligencia corporal
Las personas con este tipo de inteligencia tienen la capacidad de usar todo el cuerpo en la resolución de problemas o en la exposición de ideas y sentimientos. Incluye destrezas de coordinación, equilibrio, flexibilidad, fuerza y velocidad. Uno de los máximos exponentes de esta inteligencia es Lionel Messi, futbolista actual del Barcelona, que hace que movimientos físicos sumamente difíciles parezcan fáciles gracias a la combinación de sus cualidades que no sólo son producto de un intenso entrenamiento, sino también de una capacidad corporal superior al promedio.

6) Inteligencia naturalista
Es la capacidad superior que tienen muchas personas de observar, diferenciar, clasificar y apreciar el medio ambiente, a los animales o las plantas. La posee la gente de campo, botánicos y ecologistas. Un gran exponente de este tipo de inteligencias es Charles Darwin, naturista inglés, cuyos descubrimientos aún siguen siendo la base fundamental de la biología, ya que constituyen una explicación lógica que unifica las observaciones sobre la diversidad de la vida.

7) Inteligencia emocional
Agrupa al conjunto de habilidades que permiten entender, analizar  y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones; y entender y evaluar las de los demás, utilizando luego esa información para guiar nuestra forma de pensar y comportamiento. Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de automotivarse, de perseverar en sus proyectos a pesar de las posibles dificultades, de controlar sus impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular su estado de ánimo y de empatizar con los demás. Según Daniel Goleman, profesor de la Universidad de Harvard, el grado de dominio que alcance una persona sobre estas habilidades resulta decisivo para determinar el motivo por el cual ciertos individuos prosperan en la vida mientras que otros, con una inteligencia lógica matemática quizás mayor, acaban en un callejón sin salida.
 
Después de entender cada una de las inteligencias que los seres humanos podemos cultivar, mi deseo es apoyar a que mi pequeña hija sea, por sobre todo, emocionalmente inteligente. 
 
Personalmente creo que en el  futuro  no le servirá de mucho poder hacer rápidamente cálculos mentales, ser muy buena gimnasta o tocar muy bien el piano, si por otro lado es emocionalmente inestable, no es perseverante o no muestra empatía hacia la gente que la rodea. Como padre debo apoyar a que ella cultive todas las inteligencias, pero tomando en cuenta la real valía que cada una de ellas tendrá en una vida plena y feliz.
 
* El autor, economista, es experto en finanzas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
94

Comentarios

Otras Noticias