Venta de activos y reducción de subsidios son algunas medidas

La región se ajusta la cintura ante la caída del gas y el crudo

Los gobiernos dan un giro a las empresas estatales de petróleo y tratan de inyectarles liquidez. Priorizan el aumento de producción más que la exploración.
domingo, 5 de junio de 2016 · 00:00
Inversión  / Agencias 

La década de bonanza de los precios del petróleo y de otras materias primas benefició a muchos países de Latinoamérica, aunque los importadores netos de petróleo y gas natural  se vieron muy afectados. A partir de junio de 2014, el precio del crudo se desplomó a precios entre 30 y 49 dólares por barril y las decisiones geopolíticas que toman los grandes productores complican la posibilidad de determinar cuáles serán los precios futuros.
 
En un análisis publicado en la revista Petróleo & Gas de marzo-abril, de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), todas las economías de la región han sido impactadas, unas más que otras, por la caída de los precios. "Las principales empresas estatales de hidrocarburos (NOC, por sus siglas en inglés) que cotizan en la bolsa como Petrobras, Ecopetrol y YPF han sido las más golpeadas”, indica la nota.
 
El flujo de dinero y la caída de las acciones de las empresas petroleras (principalmente aquellas concentradas en el upstream) ha sido muy fuerte y por lo tanto los recortes de inversión en exploración han sido enormes y llegan a casi 200 mil  millones de dólares en todo el mundo.

México
 
Ese país aprobó su reforma en diciembre de 2013, debido sobre todo a las constantes caídas de su producción de petróleo y gas y porque PEMEX no puede por sí sola entrar en aguas profundas del Golfo de México, donde está el gran potencial en ese país.
 
Para alentar y asegurar la producción se realizaron tres fases licitatorias de la ronda 1. La primera fase, para reservorios en aguas someras, tuvo bajos resultados. La segunda, también en aguas someras, fue mejor porque se ofrecieron campos con recursos probados y con mejores términos fiscales y económicos. En la tercera se ofrecieron campos maduros, fue mejor que las anteriores y benefició más a empresas pequeñas y mexicanas.

Venezuela
 
Es el país más afectado de la región por la caída de los precios, pues sus exportaciones representan el 90% del total. En marzo pasado subió el precio de la gasolina de 91 a 95 octanos, pero sigue siendo barata en comparación con los precios en otros países.
 
Las empresas mixtas, de las que la estatal PDVSA es la  socia mayoritaria, están logrando mayor independencia financiera y operativa. Ahora  podrán recibir y manejar dinero por la venta del crudo y vender esas divisas a la tasa más atractiva. Incluso, a cambio de inversiones, en el sector de la petroquímica se ofrece a los inversionistas compartir las ganancias de los productos que se exporten.
 
Colombia 
 
A principios de este año se privatizó la empresa estatal transportadora de electricidad Isagen, fue vendida a la canadiense Brookfield.  Muchos esperan también la venta de acciones de la petrolera Ecopetrol; a la fecha al menos 40.000 trabajadores del sector energético han perdido sus empleos.
 
En Sudamérica
 
En Brasil, Petrobras dejó de ser una empresa integral de energía y se enfoca ahora sobre todo a la producción de petróleo y gas natural. Vendió activos por 57.000 millones de dólares para tener más liquidez y vencer la crisis que atraviesa.
 
Decidió vender 21 centrales termoeléctricas y el 49% de su participación en Gaspetro, que opera 18 distribuidoras estatales de gas natural. Además,  tiene previsto deshacerse de otros activos del área de distribución de gas natural.
 
En Argentina, se eliminó el cepo cambiario y se han quitado subsidios importantes al sector eléctrico. Se promulgó una ley de energías renovables para reducir en 8% a 2018 y en 20% a 2020 la dependencia de los combustibles fósiles. Asimismo se estudia convertir las terminales de regasificación a acceso abierto para que cualquier razón social pueda hacer uso de ellas.
 
En Ecuador se eliminaron los subsidios al sector industrial en el precio de los combustibles y se han renegociado algunos términos fiscales de los campos en producción. 
 
En Perú, entre varias medidas de freno a la exploración se ha encargado a una empresa internacional un análisis de la estatal Perupetro para saber su nivel de competitividad frente a otras NOC. Asimismo se redujo la tarifa del transporte del oleoducto norperuano para que el lote 192 no deje de producir. 
 
En Bolivia se promulgó una ley de arbitraje y otra de incentivos para mejorar los precios de líquidos y condensados en el mercado interno. Se han dejado de lado los contratos de Sociedad Anónima Mixta (SAM), que no eran queridos por las empresas. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios