Energía

La energía que América Latina y el Caribe necesitarán en 2040

Un estudio del BID señala que dentro de 24 años las necesidades energéticas subirán en 91% y la región deberá aumentar mucho su capacidad en generación.
domingo, 14 de agosto de 2016 · 00:00
Natalí Vargas  / Inversión

La energía es esencial para la vida cotidiana. El mundo en el que vivimos no puede funcionar sin ella. Un informe publicado este año por el Banco Interamericano de Desarollo estima que la demanda primaria de energía para  Latinoamérica y el Caribe (LAC) será por lo menos 80% más alta que la actual, por lo que se espera que sea más eficiente en cuanto a energía se refiere.

"Se espera que las necesidades eléctricas regionales aumenten más de 91% para   2040, alcanzando más de 2.970 teravatios   hora (TWh). Por lo tanto, esto significa que la región necesitará agregar casi 1.500 TWh para cubrir estos requerimientos eléctricos”, afirma el estudio  ¿Luces encendidas? Necesidades para América Latina y el Caribe. 

La cifra mencionada equivale a 18 veces la electricidad generada en  2014 por la planta hidroeléctrica más grande (y la tercera más grande del mundo), la represa de Itaipú,  de Brasil y Paraguay. Esto demandará, por  tanto,  la planificación y financiamiento de una  infraestructura  sin precedentes para  la región.

  Panorama actual

Según el estudio, la energía renovable aún domina la matriz eléctrica en LAC; es la  más "limpia” a nivel mundial. La Generación de Electricidad Bruta  se  multiplicó por nueve desde principios de la década de 1970, en un promedio de crecimiento anual de 5,4%, con lo que se cubrieron las crecientes necesidades energéticas. 

El suministro de energía de la región alcanzó los 1.553 TWh en 2013; aumentó desde 170 TWh en 1971. La energía hidroeléctrica por sí sola representó más del 47% del aumento total  del suministro de electricidad en la región desde ese año.

Hay diferencias significativas en las matrices de generación eléctrica en el mundo. De hecho, el porcentaje de generación de energía renovable para LAC en 2013 (52,4%) es muy superior al de cualquier otra región. Este valor es casi tres veces mayor que el promedio mundial (22%).

Empero, también la generación de combustibles fósiles de LAC aumentó de 79 TWh en 1971 a 706 TWh en 2013, manteniendo una participación constante de alrededor de 47%. Las fuentes de energía renovable intermitente, como la solar, la eólica y la marina  registraron una  tasa de crecimiento promedio de 34% desde la década anterior.

La urgentes necesidades

De acuerdo con los datos de los Indicadores del Desarrollo Mundial (IDM), a 2012, casi 22 millones de personas, 4% de la población de LAC, carecía aún de acceso a la electricidad, la mayoría en áreas rurales y remotas con poca densidad de población. Proveer conexión o soluciones de energía autónoma para aquellos que siguen sin acceso a fuentes de energía moderna, requiere esfuerzos de gran amplitud del sector público y privado así como de programas con objetivos específicos.

El estudio del BID indica además que proveer servicios energéticos a la clase media es mucho más complejo que sólo dar acceso, ya que los consumidores de ese grupo ya no se conforman sólo con eso, sino  exigen que éstos sean a la vez económicos y confiables, lo que es mucho más difícil de cumplir. "De cualquier manera, LAC puede y debe tomar esto como una oportunidad para guiar a sus ciudadanos hacia estilos de vida de mayor eficiencia energética”, apunta.

 Para la región, mantener bajo el precio de la energía viene con un alto costo. Los subsidios de los países de LAC se estimaron en 73 billones de dólares (1,3% del PIB regional) en 2013. Estos subsidios son considerables en toda la región; sin embargo, son especialmente altos en  Venezuela, Bolivia, Ecuador, Trinidad y Tobago, Haití, Belice, Nicaragua, El Salvador, Argentina, República Dominicana y Surinam.

Lo positivo es que se estima que la región ha comenzado a utilizar la energía de forma más eficiente. Considerando a la región como un todo,  habrá reducido su intensidad energética en más de 17% para el año 2040.

Pero hay preguntas por responder como: ¿Podrán las fuentes no convencionales de energía renovable como la solar y eólica cubrir nuestras necesidades y superar a los combustibles fósiles tradicionales como las fuentes de energía más importantes? ¿Dependerán los países de LAC mucho más de los combustibles fósiles? ¿Hacia dónde debería enfocar la región sus esfuerzos?

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Comentarios

Otras Noticias