Rusia y Arabia Saudita, en diálogo para congelar producción de crudo

En días previos a una reunión fijada para finales de septiembre, estas naciones miembros de la OPEP auguran mejores días para los precios del recurso
domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00
 Inversión / Agencias

Rusia y Arabia Saudita, dos de los más importantes productores de petróleo en el planeta y miembros clave  de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), mantuvieron conversaciones en Dubai la pasada semana sobre el estado de esta  industria y probables medidas para  estabilizar los precios.
 
Por un lado,  el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, aseveró que su nación podría participar en nuevas pláticas para estabilizar los precios. Y a eso se sumaron las declaraciones del ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, al respecto de que  su país está dispuesto a sostener negociaciones para limitar la producción de forma conjunta.
 
"Rusia está dispuesta a continuar negociando con los países de la OPEP para congelar el nivel de extracción de petróleo con el fin de estabilizar los precios”, declaró el Ministro ruso.
 
Sólo hicieron falta esas palabras de aliento de la OPEP para animar a los inversores alcistas en el sector del petróleo. El medio especializado en información financiera Bloomberg revela que los gestores de fondos aumentaron las apuestas a una subida de precios del crudo más que nunca desde enero. Ello quedó reflejado en el repunte de los precios futuros de por lo menos  los tres próximos meses.
 
Los precios del petróleo conservaron la pasada semana las ganancias obtenidas en las dos últimas sesiones; sin embargo, no hay claridad acerca de si se trata de una tendencia duradera. Al inicio de la sesión del lunes en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE), el barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte se cotizaba en 47,53 dólares. 
 
Según información de la revista Forbes, esto significa un avance de 56 centavos (1,19%) respecto al cierre previo. 
 
 Arabia Saudita es el líder de facto de la OPEP y Rusia es, junto a los Estados Unidos, uno de los dos mayores productores mundiales no pertenecientes a la OPEP.
 
El papel de Arabia Saudita
Las diferencias entre Arabia Saudita e Irán provocaron el fracaso de una propuesta para congelar la producción de petróleo  en la cumbre de Doha, en abril. Arabia Saudita insistió en que no limitaría su producción sin el compromiso de todos los miembros de la OPEP, entre ellos Irán, país que aumentó su producción de crudo y las exportaciones tras años de la sanción que le fue levantada en enero.
 
"Puede que se esté barajando una congelación de la producción, puede que sea algo más”, señaló Mike Wittner, director de estudios de mercados del petróleo de Société Générale SA en Nueva York. 
 
"Las declaraciones de los saudíes dejan la puerta abierta a cualquier cosa, al contrario de lo que pasó en Doha, donde frustraron el acuerdo. Que los saudíes estén dispuestos a tomar medidas es una señal importante. Los iraníes han hecho todo lo que querían, lo que los hará más flexibles, y los saudíes parecen más flexibles también”, explicó.
 
Pero no todos los analistas están convencidos de que las declaraciones de Arabia Saudí vayan a traducirse en medidas concretas. "Las declaraciones de los saudíes podrían significar cualquier cosa”, indicó Tim Evans, analista del sector de la energía de Citi Futures Perspective en Nueva York. "Dijeron que habría reuniones informales de los miembros de la OPEP al margen de la cumbre. Esto podría significar cualquier cosa, desde un café y pasteles en una terraza a una reunión a puerta cerrada para decidir propuestas de producción específicas”, alegó.
 
La postura Rusa
"La idea de congelar la extracción de crudo por parte de los países productores que se abordó en abril (en Doha) desempeñó su papel en la estabilización del mercado, los especuladores vieron que los países productores pueden lograr un acuerdo, la puerta para continuar las negociaciones permanece abierta si surge una necesidad”, dijo el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, al diario Asharq al Awsat. Aunque también dijo que es un completo retorno de la estabilidad del mercado sólo sería posible en 2017. 
 
La autoridad afirmó que Rusia está dispuesta a continuar la colaboración con la OPEP sobre los temas del interés mutuo, incluido en el marco del diálogo energético Rusia-OPEP.
 
El viernes 12 de agosto algunos medios internacionales comunicaron que la OPEP volvería a debatir la congelación del bombeo en el próximo foro global de energía que acogerá Argelia en septiembre, tras el fracaso de la reunión sobre el particular celebrada en Doha, en abril.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
49

Comentarios

Otras Noticias