Banca

La educación financiera llega a las comunidades de La Paz

Este año, la entidad financiera también prevé primeras experiencias en pueblos de Cochabamba y Santa Cruz. Quiere llegar a 55.000 clientes y usuarios.
domingo, 18 de septiembre de 2016 · 00:00
Natalí Vargas  / Inversión

 La mañana del martes 30  de agosto, un grupo de al menos 20 personas participa en un taller de 45 minutos,   en un aula de la unidad educativa Arthur Posnansky, del municipio de Tiwanaku.
 
El director Wilson Ramos Paredes da un breve discurso de recibimiento     y destaca la trascendencia de los talleres que también se han dado a los estudiantes de este establecimiento, uno de los referentes de  Tiwanaku y Taraco, en la provincia Ingavi de La Paz.

Así, aulas de colegio, salones de mercados o sólo  paredes al aire libre sirven de escenario para los talleres con los que la educación financiera comienza a  llegar a  las  áreas rurales del país. Las entidades que forman parte del sistema financiero boliviano apuestan por reforzar esta formación en niños, jóvenes y adultos, sobre todo en las ciudades, pero BancoSol empieza a acercarse a las áreas rurales de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

 La economía boliviana ha mostrado un crecimiento sostenido en los últimos años, empero la exclusión financiera aún afecta a sectores, más que todo rurales, lo que puede dificultar el futuro desarrollo económico y social. Por ello, con   videos y presentaciones, los  voluntarios  BancoSol abordan ante los presentes temas relacionados con los derechos del consumidor financiero, puntos de reclamo, los servicios que brinda un banco, cómo se manejan las tasas de interés,  en qué consisten los créditos productivos, el ahorro, el presupuesto familiar y otros.

  Las necesidades rurales

 Según un estudio realizado en 2013 por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en el país, con un importante desarrollo de las microfinanzas, el uso de los productos de crédito formales  es significativo (más de 80% de los consumidores acceden a crédito). Sin embargo, existen importantes dificultades  para la gente de áreas rurales y estos talleres son un excelente espacio no sólo para impartir educación financiera, sino también para que los bancos, en este caso BancoSol, se enteren de las necesidades reales de  estos usuarios. 

"Cuando se habla de crédito productivo, los bancos deberían tomar en cuenta que si nosotros nos prestamos para invertir en una temporada de siembra, recién vamos a poder devolver el dinero cuando sea la cosecha y no cada mes, como  nos piden”, alega un comunario ante los funcionarios  de BancoSol que, de forma voluntaria, han dispuesto de un día de su trabajo para visitar Tiwanaku.

Este tipo de manifestaciones, para la encargada de educación financiera de la mencionada entidad, Alejandra Palacios, es una muestra de que los usuarios "ya saben cuáles son sus derechos y sus obligaciones”. "Aún estamos en ese trabajo, pero los resultados se notan en  que la gente ya  pregunta, busca información”, destaca la funcionaria.

Hasta ahora, los talleres de BancoSol han sido realizados en mercados de todo el país. "En una experiencia en Pando   se perdió la llave del salón del mercado, así que tuvimos que colgar una tela blanca en la pared exterior y con un parlante grande dimos el taller al aire libre, ya no sólo para la gente de los mercados, sino además para la gente que circulaba por la calle”, recuerda Palacios. Por tanto, dice ella, no existen impedimentos para llevar a cabo los objetivos.

Los objetivos de BancoSol

En el plan de educación financiera  de BancoSol la meta es alcanzar un número cercano al 20% de lo que tienen como cartera de clientes. "Este año debemos llegar a 55.000 clientes y usuarios financieros del banco”, explica Palacios.

Los talleres de educación financiera este año comenzaron en marzo y el plan es cumplir el objetivo trazado hasta octubre. En Tiwanaku, tras la sesión con los comunarios, los estudiantes de quinto y sexto de secundaria se reúnen en su cancha de futsal de césped sintético para aprender jugando con el taller Cuidando mi bolsillo. 

Los talleres llegaron primero a escuelas y colegios, luego a mercados y a juntas vecinales, y en el área rural esta primera experiencia se debe a la iniciativa de los  voluntarios, por tanto, es una de las pruebas piloto que se llevarán adelante este año.  

"En lo que a La Paz se refiere ya estamos haciendo gestiones con Coroico, por ejemplo. Esto implica moverse junto con la banca móvil y los voluntarios. Al año nos vamos a poner recién metas para el área rural, no es fácil llegar aquí, pero sí creo que es un esfuerzo importante para la bancarización y para la inclusión financiera”, enfatiza Alejandra Palacios.

El mismo día, en la plaza principal de Tiwanaku, la llegada de la agencia móvil es esperada por nacionales y extranjeros, a quienes  el funcionario Rodolfo Vera, como todos los martes y sábados, atiende para el pago de servicios,  telefonía,   créditos, depósitos, retiros y otros.

 

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Otras Noticias