Energía

Los pozos en el sur demandan una combinación de tecnologías

En un pozo de Caipipendi se unieron tecnologías de perforación para lograr altos rendimientos de producción, reducir tiempos y abaratar costos.
domingo, 18 de septiembre de 2016 · 00:00
Inversión  / Agencias

Para abaratar los costos de perforación en los pozos del sur de Bolivia,   que se caracteriza por tener las estructuras más complejas del mundo, las empresas petroleras decidieron utilizar una combinación de tecnologías (direccionalidad, trépano y fluidos)  para lograr un control más efectivo de la verticalidad.

Esta combinación es utilizada en un pozo de Caipipendi. Y allí, según el gerente técnico de perforación de la empresa  Schlumberger para Latinoamérica, Luis Felipe González,  se han logrado excelentes resultados.

Las explicaciones acerca de este nuevo método fueron compartidas por el ejecutivo de  la mayor empresa del mundo en servicios a yacimientos petroleros, en el marco del Congreso Internacional Bolivia Gas &Energía 2016, que organizó en agosto la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE).

Dentro de su disertación, titulada  Perforación direccional en Bolivia: Recursos tecnológicos para lograr mayor eficiencia, el experto habló sobre esta técnica que permite la desviación intencional de un pozo desde la dirección vertical. Esta perforación se hace siguiendo un determinado  programa que establece la profundidad y la ubicación relativa del objetivo, el espaciamiento entre pozos, las facilidades de ubicación desde el punto de superficie y espesor del objetivo a interceptar, entre otros. 

Existen varias razones que hacen que se programen pozos direccionales; éstas pueden ser planificadas previamente o por  problemas en las operaciones que ameriten un cambio de programa en la perforación. Las más comunes son las localizaciones inaccesibles (áreas donde hay algún tipo de instalación o edificación o  el terreno, por condiciones naturales, es de difícil  acceso), el domo de sal (yacimientos  bajo la fachada de un levantamiento de sal y que por razones operacionales no se desea atravesar) y formaciones con fallas (yacimientos  divididos por varias fallas que se originan durante la compactación del mismo).

Pero también se acude a esta técnica para realizar  pozos múltiples con una misma plataforma, cuando se quiere hacer pozos de alivio o para el desarrollo múltiple de un yacimiento.

González destacó que en Bolivia las condiciones de perforación son diferentes en función de las zonas. En el norte central  las perforaciones pueden demorar entre 1,5 y tres meses a 3.000 metros de profundidad. En tanto que en la zona sur (subandina), donde están los campos de gas más importantes del país, llegar a entre 5.000 y 6.000 metros de profundidad toma hasta un año y medio, lo que incrementa en sobremanera los costos de perforación en un momento en el cual se hace imperioso abaratar los costos en aras de la rentabilidad de los proyectos.

"Definitivamente, las fuerzas tectónicas que vemos en la región subandina, desde la superficie, ofrecen retos únicos de perforación en la industria mundial. Debido a esto requiere de una tecnología robusta direccional en agujeros grandes, esto no es común. En el mundo, las formaciones más complejas son en agujeros pequeños. Por esto la mayor oportunidad de optimización y mejora de eficiencia es justamente en estas secciones de superficie”, dijo González. 

Desde su punto de vista, la mejor solución es una estrategia integral en la que se combinan los sistemas  direccionales, con trépanos de alta durabilidad y fluidos de perforación de alta capacidad de acarreo de recorte, de alta capacidad de suspensión de recorte y con alta lubricación.

Por esta razón, en uno de los pozos del Campo Caipipendi, situado en la zona sur, se combinaron la tecnología PDC StingBlade -que tiene un mejor rendimiento en este tipo de bloques y una mejor estabilidad-, la  direccional Power Drive Xceed y la  de fluidos Dril Plex AR Plus. Con esto se  redujo mucho el tiempo de perforación en relación con  pozos vecinos y pozos de la zona.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
1

Otras Noticias