Financial Times

Duo de Google es más fácil de usar que Skype y otras app de videollamadas

FaceTime de Apple, la aplicación de videollamadas del iPhone, fue el modelo a seguir.
domingo, 04 de septiembre de 2016 · 00:00
Richard Waters  Financial Times  Newspaper Spanish
 
Actualmente, tener una conversación a través de una videollamada debería ser tan fácil como conversar en una llamada telefónica. Sin embargo, para la mayoría de los usuarios de teléfonos inteligentes, no es así. 

 La capacidad de videollamadas debería estar integrada al dispositivo, como cualquier otro elemento del sistema operativo. Debería ser fácil llamar a quien sea, sin importar la marca del dispositivo o el software que utiliza. 

 Debería de conectarse a tu lista de contactos y facilitar la conexión. Y dado el número de redes de datos de alta velocidad y wifi, debería de producir una llamada clara y fiable sin importar la red o el dispositivo que utilice el usuario. 

 Ésa es la filosofía detrás de la aplicación de videollamadas que lanzó Google esta semana. Pero la compañía de internet enfrenta un problema. Debido a su dominio en el sector de software de teléfonos inteligentes, los organismos reguladores de la competencia alrededor del mundo actuarán con cautela antes de darle rienda suelta a Google para extender su influencia a otra capacidad móvil clave.
 Fácil de usar

 Duo, la aplicación de video de Google, es increíblemente fácil de usar. Una vez que oprimes la imagen genérica de una cámara para abrir la aplicación, ves un video de tu propia cara sin logotipos o marcas. Hay botones en la parte inferior de tu pantalla que te permiten realizar una llamada instantánea a las personas con las que has hablado antes y hay otro botón para obtener acceso a tu lista de contactos. 

 Ésta es la ventaja de convertir la capacidad de videollamadas en una aplicación independiente en lugar de ser sólo una de las características de un servicio más completo de mensajería como Skype de Microsoft y Messenger de Facebook. Skype, por ejemplo, ha logrado simplificar su ampliamente usado servicio de escritorio para que se pueda usar en teléfonos inteligentes. Pero el chat de video es sólo una de muchas características; con Duo puedes iniciar una llamada con mayor rapidez.  

 Google tenía un modelo en mente cuando creó Duo: FaceTime de Apple, la aplicación de videollamadas del iPhone. Nick Fox, director de las aplicaciones de comunicación de Google, admite que la compañía siguió el ejemplo de la sencillez de FaceTime. 

 Aunque ha llegado seis años después que su rival, Duo tiene una gran ventaja sobre FaceTime: la aplicación no está limitada a un tipo de teléfono. La aplicación, la cual según Google  será lanzada a nivel mundial en los próximos días, estará disponible para Android (que constituye 85% de los teléfonos inteligentes enviados) y para el sistema operativo iOS de Apple. 

 Apple, en comparación, mantiene la exclusividad de servicios como FaceTime para incrementar el valor de su hardware. 

 Google cree que Duo se convertirá en el talón de Aquiles de FaceTime. Hay una norma de la industria de la tecnología conocida como la Ley de Metcalf que asevera que conforme más personas usan las redes, más valiosas se vuelven. Por lo tanto, si Duo funciona igual de bien que FaceTime, es lógico que los usuarios cambien de aplicación conforme más personas adopten a Duo. 

 Unas cuantas llamadas hechas en un rincón del mundo no constituyen una medida para juzgar la calidad general de un servicio como éste, pero en mis pruebas, el servicio de Duo era tan bueno y a veces mejor que el de Skype. No hay muchos otros parámetros con que juzgar a Duo. Puedes cambiar de cámaras (frontal y trasera) o silenciar llamadas. Pero no ofrece llamadas de grupo (como lo hacen Skype y Hangouts, una aplicación anterior de Google). 

 Google ha optado por adoptar un truco. Cualquiera que reciba una llamada en un teléfono Android tiene acceso a una vista previa en vivo de la persona que está llamando antes de contestar. La meta, según Google, es reducir el sentimiento de intrusión que disminuye las posibilidades de iniciar conversaciones cara a cara.  

 Esta característica, llamada "Knock Knock”, ciertamente puede romper el hielo. Pero cuando el usuario no desea usarla -es un poco enervante tanto para la persona que inicia la llamada, quien no sabe si alguien la está viendo, como para la persona que recibe la llamada, quien tiene una sensación momentánea de estar espiando- "Knock Knock” se puede deshabilitar.
 El modelo de Google

 Google dice que quiere que Duo se convierta en el estándar para las videollamadas en teléfonos Android. Pero es aquí donde las preocupaciones regulatorias tal vez se vuelvan un obstáculo para la compañía. 

 Si Google intenta convertir a la aplicación de videollamadas en una característica de Android -o incluso si vincula la distribución de la aplicación al sistema operativo, obligando a los fabricantes del teléfono móvil a incorporar a Duo en todos los teléfonos nuevos- Google se encontrará en la misma posición de Microsoft cuando estaba en el auge de su monopolio del mercado de PC. En ese entonces, la compañía de software estaba sujeta a una prohibición que le impedía integrar nuevo software -como navegadores y reproductores de música- a Windows. 

 Google podría argumentar que la integración de Duo en los teléfonos Android facilitaría la vida de sus usuarios. Pero ya existe un pujante mercado para las aplicaciones independientes de comunicaciones y Google ha llegado tarde a la fiesta. Para sobresalir, va a tener que ganarse el   mercado usuario por usuario. 



(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved.



18
1

Comentarios

Otras Noticias