Tres ciudades bolivianas lideran el crecimiento de la clase media en América Latina

Santa Cruz encabeza la lista de las 10 ciudades en las que más personas se sumarán a la clase media (personas que obtendrán ingresos anuales por encima de los 15.000 dólares) en los próximos 14 años. Le siguen Cochabamba y La Paz.
domingo, 01 de octubre de 2017 · 03:00
María Ortiz García  / Inversión
 
Santa Cruz, Cochabamba y La Paz representan "un fuerte potencial” puesto que serán las ciudades que tendrán el mayor y más rápido crecimiento de la clase media en la región durante el periodo 2016-2030, según revela un reporte de la revista británica The Economist.
 
El estudio "Midiendo la clase media: Cuantificando las oportunidades de mercado en las ciudades de América Latina”, elaborado por la Unidad de Inteligencia (EIU por sus siglas en inglés) del grupo The Economist, analizó  tres factores en 122 ciudades de 22 países de la región: la concentración de la clase media en las áreas metropolitanas, el tamaño de las urbes en cuanto a la población y el crecimiento experimentado a lo largo de los años.
 
El estudio considera como pertenecientes a la  "clase media” a aquellas personas cuyos ingresos anuales superan los 15.000 dólares (en términos nominales) y, bajo este criterio,  coloca a Santa Cruz a la cabeza de la lista de las 10 ciudades que ostentarán el mayor incremento porcentual de la clase media en la región en los próximos 14 años. Según el informe, la ciudad cruceña tendrá un crecimiento de su clase media del 1.343%, pasando de las 36.200 personas registradas en el año 2016 a las 522.400 en el 2030.
 
"En los últimos 50 años Santa Cruz  ha pasado de ser  una ciudad fronteriza aislada a capital de la industria petrolera de Bolivia, y se ha convertido en una importante zona agroindustrial y en un centro de actividad empresarial”, señala el reporte.
 
"La ubicación aislada de Santa Cruz hace que sea un candidato difícil para convertirse en una ciudad de rápido crecimiento: las barreras topográficas la separan de otros centros urbanos y de mercados más allá de las fronteras nacionales. Sin embargo, en la década de los 90 Santa Cruz había superado en gran medida a la sede de Gobierno, La Paz, como capital financiera del país”, continúa el informe.
 
 
No obstante, apostilla que "no todo es atractivo en Santa Cruz: la ciudad enfrenta desafíos en términos de desigualdad social, tensiones interculturales y conflictos por el uso del espacio público. La pobreza y la desigualdad siguen siendo elevadas y podría desencadenar futuros disturbios sociales”. En este sentido, la ciudad debe hacer frente al gran desafío de equilibrar las necesidades de la élite empresarial con las de su población más amplia.
 
Dadas las tendencias de crecimiento poblacional en las áreas urbanas y el aumento de los ingresos, para 2030 Santa Cruz  tendría un potencial de mercado similar al que ahora cuentan Brasilia (Brasil) o Bogotá (Colombia), lo que "pone de relieve una oportunidad a nivel nacional en un país que está convergiendo rápidamente con sus pares a raíz de un reciente (aunque ahora moderado) auge de los productos básicos”.
 
Por detrás de Santa Cruz  se sitúan Cochabamba y La Paz, con un crecimiento de la clase media en los próximos 14 años de un 1.178% y un 854% respectivamente. El resto de ciudades que aparecen en la lista por detrás de las de Bolivia son: Guayaquil -Ecuador- (524%), Chiclayo -Perú- (483%), Arequipa -Perú- (458%), Trujillo -Perú- (457%), Puerto Príncipe -Haití- (444%), Asunción -Paraguay- (444%) y Lima -Perú- (432%).
 
Estos datos revelan que el mayor crecimiento y concentración de consumidores ocurrirá en ciudades medianas que todavía están rezagadas en términos de infraestructura y prestación de servicios.
 
 
La EIU también estima que para el año 2030 se duplicará el número de personas en las 122 ciudades más grandes de la región que ganan más de 15.000 dólares en términos nominales, pasando de 34,6 millones a más de 88, y que serán "los consumidores que sigan alimentando el crecimiento económico en la región”, precisa el informe. 
 
Aunque en menor medida,  los próximos 14 años también serán testigos de un crecimiento en el número de personas con ingresos anuales por encima de los 25.000 dólares, que pasará a ser de 38 millones en 2030, según las proyecciones hechas por la EIU.
 
También se destaca el hecho de que las tasas más altas de crecimiento en el número de consumidores se registrarán en las urbes más grandes de Bolivia y Perú, con un promedio de 20% y 13% respectivamente, unas cifras que están muy por encima del 7,8% de la tasa promedio regional de crecimiento pronosticada para las ciudades.
 
El informe puntualiza que las megaciudades que ya poseen grandes bases de consumo mantendrán su atractivo, pero tan sólo registrarán un modesto crecimiento en el número de consumidores de clase media, en contraste con las ciudades de alto crecimiento y alto potencial de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Perú.
 
 
Oportunidades de mercado desiguales
 
El reporte sostiene que los centros urbanos, donde el potencial de mercado es típicamente más fuerte debido a la concentración de la riqueza, competirán entre sí para ofrecer las mejores oportunidades de negocio y atraer los niveles más altos de inversión y, asimismo, advierte que en la próxima década el entorno político, económico y regulatorio, además de las políticas de gestión urbana, tendrá un impacto en el ascenso y la caída de la ciudades latinoamericanas en las clasificaciones de oportunidades de mercado.
 
Para la EIU, América Latina está en un "punto de inflexión” y asegura  que para muchos países de la región el proceso de ajuste de la política macroeconómica que marcó   2016 está llegando a su fin.
 
"Prevemos un crecimiento real del PIB del 1,2% en la región este año y un crecimiento del PIB del 2,2% anual en el quinquenio hasta 2021”, predice la unidad de negocios de The Economist frente a las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), que mantiene su tasa de crecimiento en 1,1% para esta año, una décima por debajo de lo que prevé la EIU, que apostilla que, a pesar del retorno  de América Latina y El Caribe al crecimiento, las oportunidades de mercado variarán "dramáticamente” en la región pues, si bien la renta media regional ha aumentado un 4,7% anual en los últimos 15 años, la distribución de los ingresos no ha sido equitativa.
 
"A pesar de las mejoras recientes, la desigualdad en los ingresos sigue siendo mayor que en cualquier otra región del mundo”, apostilla el informe.
 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

92
33

Otras Noticias