Innovación y finanzas

Realidad mixta y marketing bancario

domingo, 26 de noviembre de 2017 · 00:00

Jorge Velasco*

Cuando uno mira películas de ciencia ficción como Blade Runner, se imagina que ese futuro es pura fantasía o está muy lejos de ocurrir. 

Sin embargo, la tecnología en la escena donde el agente K es asaltado por un holograma en plena calle, es el nuevo paradigma con el que empresas como Microsoft, Google, Alibaba, Acer y otras están trabajando e invirtiendo grandes sumas de capital para que la realidad mixta sea parte del presente.

Para comprender mejor, podemos resumir que mientras la realidad virtual, a través de la tecnología, genera mundos totalmente inexistentes, la realidad aumentada combina elementos inexistentes con otros que son reales y están en la escena, y la realidad mixta es una mezcla entre ambas. De esta manera, con la realidad virtual el usuario, al ponerse un visor , todo su campo de visión queda sustituido por un mundo virtual.

En la realidad aumentada el usuario se pone un visor y un objeto virtual es proyectado a cierta distancia de donde se encuentra; pero la proyección del objeto siempre es dependiente del visor, es como si una cuerda invisible lo uniera a las gafas o visor, impidiendo su integración total con el entorno. Pero en la realidad mixta, el usuario se pone un visor y contempla objetos virtuales completamente integrados a la realidad. Esto hace que el usuario, aunque se ponga de espaldas al objeto digital, este seguirá allí interactuando en tiempo real con el mundo físico. Esta mezcla de realidad virtual con el entorno permitirá una experiencia única más que la oferta de un servicio o producto para el usuario.

La realidad mixta promete integrar el mundo real con hologramas sin que podamos distinguir dónde acaba lo real y dónde empieza lo imaginario. De esta manera, por ejemplo un banco podría tener en algunas oficinas tecnológicas con un dependiente virtual que atienda o entregue información a los clientes moviéndose libremente por las instalaciones, incluso cuando los clientes no lo estén mirando. En algunas ferias y eventos empresariales, en nuestro país, principalmente las empresas de telecomunicaciones y las entidades financieras ya han  utilizado  este tipo de tecnología, principalmente de realidad virtual y aumentada, habiéndose convertido en stands muy visitados principalmente por niños y jóvenes. Sin embargo, para ver la aplicación de la  realidad mixta,  en estos contextos u otros, todavía tendremos que esperar unos meses.

Los beneficios que  la realidad mixta podría aportar al  marketing bancario y empresarial podrían ser, entre otros: la interacción con la oferta de productos y servicios permitirá extraer datos y valor único de los clientes; el mapeo espacial y los sensores ópticos permitirán mayor visibilización y diferenciación de la marca y los productos; se podrá segmentar la publicidad y redirigirse a un grupo de clientes de manera más precisa y relevante; permitirá la integración de otras tecnologías; los tiempos de atención e interacción con los clientes serán mucho más ágiles y menos costosos; etcétera.

Con esta tecnología los bancos podrán interactuar con sus clientes y usuarios, obteniendo un feedback en línea para ajustar su oferta y tener la posibilidad de seguir innovando.

Lo importante es que esta nueva tecnología, además de mejorar el marketing bancario, sirva también para que los clientes obtengan un mayor valor agregado de los bancos.

El autor es especialista en cultura emprendedora.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
1