Innovación y finanzas

Del San Pedro al Singani 63

domingo, 16 de abril de 2017 · 01:00
Jorge Velasco *
 
¿Quién no se acuerda del singani San Pedro de antaño? Quizás la bebida alcohólica  más consumida en los años  70  y 80 en nuestro país. Eran años donde el whisky, el vodka y el ron eran bebidas sin mucha presencia en el mercado y donde la cerveza y el chuflay eran las bebidas preferidas en todo acontecimiento social.
 
Desde aquellos años, el consumo de singani ha ido cediendo mercado a todo tipo de bebidas alcohólicas: desde el tradicional whisky  hasta el moderno fernet, que hoy es una de las bebidas preferidas por los jóvenes.
 
Sin embargo, en todo proceso de innovación ocurre que productos tradicionales o antiguos pueden ser resucitados con nuevas marcas o nuevos modelos de negocio para así actualizarlos   en la búsqueda de nuevos mercados.
 
Es así como surge Singani 63 de la mano de un director afamado de cine, el estadounidense Soderbergh, quien ha decidido buscar mercados de exportación para esta bebida y, en los próximos meses, lanzará en la ciudad de Santa Cruz esta marca con la que actualmente distribuye  en Estados Unidos. 
 
De esta manera, un viejo producto que tomaban nuestros padres y abuelos, recobrará vigencia nacional e internacional con los consiguientes beneficios económicos para  este empresario.
 
No es la primera vez que un extranjero viene a revalorizar algo boliviano. De hecho el restaurante Gustu,  propiedad del reconocido empresario Claus Meyer, de  origen danés, solo acompaña su menú de comida con una carta de bebidas únicamente de origen boliviano:  vinos, oportos, singanis, cervezas, etc.
 
Mientras tanto, países andinos como Perú y Chile, desde  hace muchos años,  están explorando el mercado internacional en la búsqueda de mercados para su pisco, un singani de inferior calidad, pero que les brinda interesantes niveles de exportación, dejando una fuerte presencia de marca como país y posicionando esta bebida en el mundo.
 
 Si bien Perú ha tomado la delantera  para posicionarse en el mercado internacional con su pisco a través de su cóctel "pisco  sour”, otros países como Chile han intensificado su interés de ganar mayores espacios en este  mercado, habiendo exportado el año pasado el equivalente de 2,7 millones de dólares, principalmente al continente europeo.
 
 Este crecimiento de más de un 100% con relación a años anteriores ha sido posible gracias a una alianza gobierno y empresa privada con varias acciones en la promoción de esta bebida en el mundo. 
 
Prochile tiene una agenda muy intensa para apoyar esta estrategia de exportación y  seguir posicionando la imagen de este destilado a través de la presencia de empresas chilenas que acuden constantemente a ferias y realizan  actividades de promoción internacional.
 
Antes que otros emprendedores extranjeros descubran nuestra inmensa gama de  productos tradicionales,  como por ejemplo el amaranto andino, los ajíes chuquisaqueños o el copoazú amazónico, es hora de darles mayor valor agregado  y poder ingresarlos al mercado internacional como productos  boliviano exóticos, con todos los beneficios para el país y para los emprendedores bolivianos, bajo modelos de negocio inclusivos donde además  se generen beneficios  para aquellos  agricultores que, por falta de oportunidades, emigran desde el campo a las ciudades bajo condiciones desfavorables.
 
*El autor es especialista en cultura emprendedora

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

88
19