Negocios

Núria Vilanova: “España es una puerta de entrada para las empresas latinoamericanas a Europa y África”

domingo, 20 de agosto de 2017 · 00:08
 María Ortiz García  / Inversión
 
La presidenta del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (Ceapi), Núria Vilanova, aseguró que la globalización es una oportunidad para las empresas de la región y, apuntando a España, manifestó que las compañías latinoamericanas que decidan surcar las aguas que fluyen al otro lado del Atlántico podrán empaparse de las nuevas oportunidades que allá emergen.
 
Vilanova, quien conoce muy de cerca la visión empresarial del continente americano, explicó que mientras España tiene una relación radial con todos los estados de América Latina, muchos empresarios de la región todavía se limitan a entablar relaciones únicamente con los países vecinos.
 
"Yo creo que España puede ayudar a convertir esa relación de radio que nace en su núcleo en una relación de red, que es la que necesitamos”, expresó la presidenta del Ceapi, organización que reunirá entre el 26 y el 28 de septiembre en Madrid (España) a los líderes de las principales empresas iberoamericanas bajo el lema "Iberoamérica, plataforma empresarial de futuro en común”.
 
Según Vilanova, muchos empresarios bolivianos renuncian a llevar sus empresas a mercados más sofisticados por la creencia de que en esos lugares "ya está todo inventado”.
 
"Cuando tú haces las cosas en un país las puedes hacer bien en otro y tener un modelo de éxito”, aseveró, al tiempo de explicar que para los países tener empresas globales con sede en España es de vital importancia, ya que existen oportunidades en todos sus sectores.
 
En la actualidad, España es el país que lidera el índice de crecimiento de la Unión Europea. Según los últimos datos de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, España fue el país que anotó una mayor subida en su Producto Interior Bruto (PIB) durante el segundo trimestre del año. El incremento del indicador fue del 0,9% frente a los tres meses anteriores (3,1% en ritmo anual), tres décimas por encima de la media de la zona euro.
 
"Pero a España no hay que verla como España, sino como una puerta de entrada a Europa y a África, por lo que el abanico de oportunidades es todavía mucho más importante”, enfatizó.
 
Diversificar las inversiones
 
Según Vilanova, España no hubiese podido superar la crisis económica que hizo tambalear los cimientos de la economía mundial a partir del 2008 si el país no hubiese tenido grandes empresas globalizadas.
 
"En el momento en que llegó la crisis económica a España, por su ciclo económico no dependía de España, sino de qué estaba pasando en Latinoamérica, en Estados Unidos o en Asia”, aseguró.
 
Los diferentes países de América Latina mantuvieron unos ciertos estándares de crecimiento durante la crisis económica, por lo que la región jugó un papel muy importante en la recuperación de la economía mundial.
 
"Eso vino acompañado también del crecimiento de las clases media, lo cual ha creado una gran expectativa en la sociedad. Ahora la encrucijada que tiene América Latina es ser capaz de seguir respondiendo a esa confianza de la población”, comentó Vilanova.
 
Dado que los ciclos económicos afectan a los países, las empresas "tienen la obligación de diversificar las inversiones en diferentes regiones, y Europa es sin duda un gran mercado en el que hay que estar”, recomendó Vilanova, quien considera "embajadores del país” a las empresas que deciden invertir fuera de sus fronteras.
 
Pese a la importante distancia geográfica, España es uno de los principales inversores en el entorno de Latinoamérica. Mantiene en la región un stock de 143.206 millones de euros, lo que representa el 31,4% de la inversión agregada de España en el mundo. Por el contrario, el volumen de inversión de América Latina en España, es de 46.928 millones de euros, es decir, el 12,3% del total de inversión extranjera en ese país.
 
"Cuantas más inversiones reciba Bolivia de empresas españolas o de cualquier otro país, más embajadores va a tener de la otra parte. Además, tiene más credibilidad un embajador que cuenta su propia experiencia que el mejor spot de televisión”, alegó Vilanova en referencia a los empresarios bolivianos que representarán al país en el Congreso Empresarial Iberoamericano de Madrid.

El papel de la globalización
 
"La globalización es una oportunidad”, reiteró Vilanova en varias ocasiones. Si bien este fenómeno implica que las empresas se enfrenten a grandes retos, todos ellos tienen como denominador común la mejora en cualquier ámbito empresarial: en los productos, en los servicios, en la marca, en la comunicación, en el compromiso social o en la responsabilidad corporativa.
 
"La globalización nos obliga a progresar porque nos obliga a estar pensando todo el día en cómo ser mejor que la empresa de la competencia, no sólo de tu país, sino de cualquier empresa del mundo”, expresó Vilanova.
 
Si bien el progreso de las empresas antes era lineal, ahora éstas tienen que prepararse para unas mejoras disruptivas que se otorgan el derecho de cambiar todo el panorama de un plumazo.
 
Según Vilanova, las compañías hoy día están en la obligación de pensar incesantemente en cuál va a ser la transformación disruptiva que va a modificar el sector, pero no para defenderse de esa innovación, sino para liderarla.
 
"Todos deberíamos aspirar a ser el Uber de nuestro propio sector, lo cual nos obliga a un proceso de innovación, de pensamiento lateral y de buscar continuamente abrazar el cambio, ya no como una estrategia, sino como un objetivo de la compañía”, apostilló.
 
Congreso Ceapi
 
Del 26 al 28 de septiembre Madrid se convertirá en un espacio de oportunidades empresariales. La capital española acogerá esos días a más de 60 ponentes de 23 países que analizarán los desafíos y las oportunidades del mercado iberoamericano.
 
Organizado por Ceapi para presidentes de compañías y familias empresarias, "Iberoamérica, plataforma empresarial de futuro en común” aspira a convertirse en un referente para abordar futuros retos y sinergias, así como para identificar foros de inversión y desarrollo en la región.
 
Vilanova, quien cree firmemente en la realidad del espacio empresarial iberoamericano, sostuvo que el principal objetivo del congreso es poner en valor las oportunidades de una red que es cada vez "más densa” y "más importante” y animar a los empresarios a seguir desarrollando negocios en un entorno de 700 millones de personas a las que une una lengua común.
 
Uno de los objetivos del congreso es tejer relaciones de interconfianza entre los distintos empresarios pues, según Vilanova, hoy día, para que las empresas se institucionalicen deben conocer bien lo que acontece en los otros países.
 
"Para hacer bien la internacionalización necesitas conocer los países en los que vas a invertir o en los que vas a lanzar tus productos, y nada mejor que tener una red de empresarios amigos que te ayuden a hacer ese proceso de internacionalización”, manifestó.
 
Ante la incertidumbre que genera la revolución tecnológica, la digitalización o la globalización, las empresas necesitan afrontar los procesos disruptivos de hacer negocios de una manera diferente. En este sentido, Vilanova aseguró que los próximos tres años van a traer muchos más cambios que los 10 anteriores, por lo que las empresas están inmersas en una revolución en la que les toca encarar grandes desafíos.
 
"Las empresas que van a triunfar no van a ser las que han sido grandes hasta ahora, van a ser las que sean capaces de innovar y de acertar en los cambios”, remarcó.
 
Otro de los temas que se abordarán guarda relación con cómo conseguir el éxito en el mundo de la empresa familiar. Según explicó Vilanova, en Latinoamérica el 90% del tejido empresarial está formado por empresas familiares que mueren en el paso a la tercera generación, por lo que se torna necesario mejorar el ratio de supervivencia de este tipo de empresas a fin de mejorar la riqueza, el desarrollo y el empleo en los diferentes países. Es por eso que la jornada del 26 de septiembre estará dedicada en exclusiva a la próxima generación de empresarios iberoamericanos, Next Generation, con una serie de paneles enfocados a este perfil para que asuman el reto de la transformación de las compañías familiares y afronten nuevos modelos de negocio dentro de las mismas.
 
Asimismo, se abordará la transformación que está viviendo la relación empresa y sociedad motivado por los cambios tecnológicos, los cuales empujan a un mayor diálogo y compromiso entre ambas partes.
 
"Hoy los ciudadanos tienen voz (...) hoy las personas protestan contra las compañías cuando no están de acuerdo con sus principios éticos o con su forma de actuar, por lo que es importante trabajar en redefinir la relación entre la empresa y la sociedad”, explicó Vilanova.
 
"Las empresas tenemos el reto de conseguir la empatía. Tenemos que crear marcas amadas y eso se consigue a través del compromiso y de demostrar día a día que los ciudadanos, que los empleados, que los clientes nos importan”, continuó.
 
Otro de los retos que destacó Vilanova al hablar de las empresas latinoamericanas fue el de la productividad, pues en un mundo global es necesario que las empresas mejoren su competitividad.
 
¿Y cómo se mejora la competitividad? Según ella, la tecnología, la formación de los equipos humanos y la infraestructura son la senda a seguir por las empresas.
 
Vilanova manifestó que este congreso es una gran oportunidad para todos los empresarios que tengan inquietudes y que entiendan que las compañías están migrando hacia un modelo basado en la colaboración.
 
"Para poder aprovechar las oportunidades tenemos que colaborar con otras compañías, tenemos que buscar socios, alianzas para el desarrollo de nuevos productos, para la exportación y para la investigación”, concluyó.

 

De Bolivia al mundo
 
"Iberoamérica, plataforma empresarial de futuro en común”, el congreso de CEAPI en el cual participarán 62 empresarios de primer nivel de 23 de los países que conforman Iberoamérica, estará representado por tres bolivianos que contarán sus casos de éxito en el mundo empresarial.
 
Roberto Lichtefield, presidente de Ravicorp, participará en la mesa de multilatinas.
 
"Que esté Roberto es muy importante porque creemos que puede entusiasmar a otros empresarios bolivianos para que puedan seguir el ejemplo de invertir fuera del país”, dijo la presidenta de Ceapi Núria Vilanova.
 
También estará Darko Zuazo, presidente del Banco Mercantil Santa Cruz, quien hablará del compromiso con la sociedad.
 
"Como empresario no basta con conocer bien la empresa, sino que también es importante que ésta ayude al desarrollo social”, expresó Vilanova.
 
Finalmente estará Jessica Kuljis, directora ejecutiva de red Uno, quien participará en la mesa de Next Generation, una jornada dedicada a la próximas generaciones de empresarios en la que  hablará de cómo crear nuevos emprendimientos dentro de una empresa familiar.
 
Además, participarán como panelistas otros importantes líderes empresariales, como el vicepresidente y director general del Grupo México, Daniel Muñiz, el dominicano Samuel de Moya, propietario del Grupo Haereditas, la argentina Andrea Grobocopatel, presidenta y fundadora de Fundación FLOR, o el español Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo Prisa, entre otros.
 
Todos ellos participarán como ponentes de alto nivel en un congreso, que además contará con la presencia, como invitados, de los empresarios más relevantes en todas las áreas de negocio de la región iberoamericana.

 

 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

63
3

Otras Noticias