Comerciantes de barrio son corresponsales del BancoSol

Tenderos y dueños de pequeños negocios cobran las facturas de luz, agua, telefonía y los créditos a quienes no pueden acudir a las agencias bancarias.
domingo, 13 de mayo de 2018 · 00:06

Inversión /  La Paz

“Me haré un préstamo del mismo banco para poder crecer. Como  corresponsal del BancoSol mi negocio crece y tengo más clientes”, comenta Juana Miriam Joaniquina Alarcón quien, junto con su esposo, es administradora y propietaria de una tienda de venta de tarjetas para teléfonos, llamadas y otros servicios relacionados con la comunicación por celular.

 El negocio de Joaniquina se encuentra en una de las esquinas de la concurrida y popular avenida Buenos Aires, en la ladera Oeste de La Paz, la atención comienza a las 8:30 y termina después de las 21.00. 

Si bien este punto comercial es similar a otros de la urbe, tiene una diferencia que salta a la vista para quien ingresa al negocio: la propietaria es “corresponsal” del BancoSol, como anuncia un afiche colgado en la entrada.

La corresponsalía consiste en atender algunos servicios de la entidad financiera en los barrios donde no hay agencias convencionales del banco.  La entidad habilitó el servicio en los nueve departamentos del país. 

Zavala con  el POS de los corresponsales barriales.

“En los negocios de barrio, como tiendas, farmacias u otros, BancoSol ha habilitado la atención de algunos servicios para sus clientes y usuarios en general”, explica  José Luis Zavala, subgerente nacional de Marketing y Canales del Banco.

En el marco de los proyectos de innovación de la entidad financiera, señala el ejecutivo, y con el afán de ampliar los puntos de atención a los clientes, “hace un par de años, el banco inició  un proyecto para llegar a la población sin necesidad de que ésta tenga que ir a las agencias del banco o a los puntos de atención que trabajan con funcionarios de la empresa en los barrios: los puntos Sol Amigo”.

Para que esta relación entre el banco y la población en general sea más directa y rápida, “decidimos incorporar al corresponsal no financiero, que está normado por la ASFI (Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero)”, añadió, “En el Banco tradujimos este concepto y los reconvertimos en los puntos: Sol Amigo express”. 

Estos puntos están en funcionamiento desde el año pasado en cuatro ciudades y, hasta mediados de abril, ya habían alcanzado la cifra de 106 corresponsalías en Oruro (4), El Alto (46), Cochabamba (25) y La Paz (31). 

La entidad tiene la proyección de llegar a  650 puntos express en siete departamentos y, por lo ocurrido con la señora Joaniquina, la idea es todo un éxito.

“Me dicen que he sido la corresponsal más exitosa. Ahora estamos con unos 40 clientes por día. Atiendo, en promedio, unas  55 transacciones todo el día”, acota feliz la comerciante quien, sin saberlo, certifica las palabras del ejecutivo Zavala. “La ventaja de estos puntos reside en que el usuario no tiene que ir hasta el banco, puede asistir en el horario de atención de las tiendas, los fines de semana, e incluso los feriados”.

Los usuarios tienen la posibilidad de pagar servicios como agua, luz, telefonía y créditos bancarios del BancoSol. Con el tiempo, coinciden ambos entrevistados, la oferta crecerá a otros ámbitos comerciales y financieros.

 La tecnología ha hecho posible el servicio. Los Sol Amigo Express tienen un POS equipado con un lector de huella digital. Las operaciones bancarias son seguras, asegura Zavala. Los  dispositivos están conectados a través de una red inalámbrica al sistema financiero de la empresa especialista en microfinanzas y que, desde hace varios años, ya tiene la categoría de banco múltiple. “El corresponsal recibe el pago del usuario, digita la operación y, automáticamente, el banco debita el monto de la caja de ahorro del corresponsal”, esta cuenta bancaria tiene un monto tope de funcionamiento que ha sido fijado por el propio corresponsal, quien, al iniciar el acuerdo con la entidad financiera, habilita la mencionada cuenta con un monto que le permite garantizar las transacciones y los pagos”. Precisamente, ese monto es el que quiere ampliar Joaniquina. “Tenemos varios clientes que vienen todos los meses a pagar sus servicios y sus créditos y, a veces, no tengo dinero en la cuenta para recibir más pagos”.

 “Cuando el corresponsal supera el monto que puede ‘mover’ diariamente, el servicio deja de funcionar automáticamente”, apunta, al respecto, Zavala.

Por ello es que la comerciante quiere un crédito con el Banco. Ella necesita ampliar su espectro de atención a  sus vecinos

“Necesito el dinero para poder recibir más pagos, porque si no puedo atender a alguien, los vecinos se molestan. A ellos les gusta porque pueden venir en cualquier momento. Algunos vienen después del trabajo, porque no pueden ir al banco”.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.