Empresa

Injertos de cítricos permiten producir en menor tiempo

Estudiantes de agropecuria ofertan, a las colonias de la región, plantines de cítricos, palta y mango, conservando sus características alimenticias originales.
domingo, 20 de octubre de 2019 · 00:54

Luis Escobar  / La Paz 

Los estudiantes del Instituto Superior Técnico Agro-Industrial Caranavi  (Istaic) producen injertos de cítricos cuyos árboles llegan a producir en menos tiempo, son de menor tamaño para una fácil cosecha, son resistentes a las enfermedades y, sobre todo, conservan todas las características alimenticias originales.

 “Una de las principales características de las nuevas semillas es que los plantines de injerto, comparados con los que  producen las  semillas,   entran en producción en menos años. El agricultor debe esperar hasta seis años para que entre en producción; pero con los platines que  producimos, este tiempo se reduce a cuatro años”, dijo el docente del Istaic, Severo Zaca.

 Además, los injertos de los cítricos son de porte más bajo si se los compara con  los de semilla que tienden a crecer y ser más altos. “Eso (al ser más altos) hace que la cosecha sea más  dificultosa y costosa”, añadió. Las nuevas semillas son resistentes a ciertas enfermedades como gomosis,  y conservan las características nutritivas de la planta madre.

Un injerto llega a tener la misma producción que las de semilla pero su ventaja es que no tiene  tantas espinas como los normales. “Una planta injertada tiene pocas espinas. Esa es una ventaja para el agricultor y para la cosecha, podas y otras actividades”, añadió.

Los estudiantes   realizan los injertos en  plantas de cítricos.

El docente de la carrera de Agropecuaria es encargado de la producción de los frutales como cítricos, palta, mango y otras especies. Por lo tanto, en el Istaic se tienen diferentes módulos productivos en los que los estudiantes están inmersos desde el inicio hasta el final del ciclo de producción de las semillas. 

Los estudiantes reciben un 30% de teoría y el 70% restante es  práctica; y  para cumplir con los requerimientos de la carrera deben estar presentes en todos los módulos. “Nuestro trabajo específico es la producción de plantas injertadas con cítricos,   palta y mango. Luego, los sacamos a la venta para los productores de la región”, precisó. 

Al margen de proveer plantas, la “obligación de los estudiantes” es brindar asesoramiento técnico. “Van a las parcelas para sacar los trazados de siembra, aprender cómo se debe  manejar las plantas, los cuidados que deben tener. Eso es lo que nos exigen nuestras autoridades superiores”, añadió.

El instituto tiene alta capacidad de producción de semillas para enseñar a los jóvenes. Por lo general proveen plantines a las colonias circundantes, alrededor de 3.000  de cítricos al año. “Sin embargo, disminuyó la demanda de cítricos en la región en los pasados años”, precisó. En cambio, llegan a producir 3.000 plantas de palta; y del mango llegan  a sacar alrededor de 2.000 plantas por año. “Vendemos los plantines a un precio módico. Por ejemplo, de cuatro a cinco bolivianos por planta injertada de cítrico; en cambio de palta cuesta  hasta 18 bolivianos y del mango a 15 bolivianos por planta”, afirmó.

El 70%  de la enseñanza  se la hace con la práctica real.

Este dinero ingresa a la institución y es empleado para cubrir   los requerimientos de la carrera. Entre ellos se encuentran insumos, herramientas, equipos que permiten continuar con la enseñanza de los estudiantes.

  La producción en Caranavi se caracteriza por ser agrícola y tienen una variedad de productos. “Como es una región cafetera, desde  pasados años se están volcando nuevamente a la reactivación y renovación de cafetales para incrementar los volúmenes de producción. Esto lo hacen con el apoyo de los programas del Gobierno”, declaró.

Los estudiantes también producen una cantidad de palta, manga y  coca. A este último producto  se dio mucha importancia. Incluso se dedican a la producción de tomate, arroz, papaya, ají y locoto. De esta manera tienen una variedad de productos.

Historia del instituto tecnológico

El Instituto Superior Técnico Agro-Industrial Caranavi (Istaic) fue creado  el 21 de octubre de 1988. En esa oportunidad se firmó un  convenio entre el Ministerio de Educación, el Servicio Nacional de Educación Técnica  y las organizaciones sociales de la   provincia Caranavi. 

Estudiantes  preparan el terreno para producción de semillas.

Entonces tenía ambientes inconclusos y no ofrecía los espacios y la comodidad al estudiante. El 10 de marzo de 1989, el Gobierno emitió una Resolución que legalizó el funcionamiento de las carreras de Agropecuaria y Mecánica Automotriz en el nivel de técnico. El instituto cambió su razón social a Instituto Tecnológico Caranavi (ITC) y oferta ocho carreras a nivel técnico superior: Agropecuaria, Mecánica Automotriz, Contaduría General, Veterinaria, Industrias de Alimentos, Electromecánica, Forestal y Caficultura Empresarial.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

10