Entrevista

Una joven revoluciona la educación; convirtió un celular en laboratorio

La experta pretende democratizar la ciencia y empoderar a los jóvenes para que sean protagonistas de cambio.
domingo, 06 de octubre de 2019 · 00:38

Luis Escobar  / La Paz

Komal Dadlani, cofundadora de Lab4U,  innovó la forma de  enseñanza de los estudiantes. La joven chilena emprendedora utilizó todos los sensores que lleva un celular para convertirlo en un laboratorio de química y física. Con esta nueva aplicación, los estudiantes tienen la capacidad de realizar experimentos en su casa y sin tener acceso a equipos costosos que muchos colegios no los pueden cubrir.  

¿En qué consiste  el proyecto emprendedor?

El proyecto que logramos desarrollar se llama Lab4U, que permite democratizar la ciencia y cambiar la forma en la que se enseña. Eso lo hacemos a través del desarrollo de tecnología y que transforma el celular que tenemos en nuestro bolsillo en un laboratorio. 

Entonces, los celulares y las tablets tienen una serie de sensores como acelerómetros, giróscopos, cámaras que normalmente son usadas en juegos y navegación, pero no para educación científica.

Lo que nosotros hacemos es tomar todos los sensores del celular y los transformamos en un instrumento de laboratorio. Diseños experimentos donde los estudiantes y profesores, sin la necesidad de tener laboratorios, pueden experimentar de una forma distinta.

¿Qué tipo de experimentos se puede realizar?

Se pueden llevar adelante experimentos de física y química utilizando los sensores para el celular con el acelerómetro, la cámara con la que se  toman una selfi, la grabadora con la que se manda un audio en WhatsApp. De tal forma, se utilizan los sensores del móvil para otras razones como llamar a un Uber o sacarte una foto que ahora usaremos para educación científica.

Entonces, nosotros utilizamos estos sensores para, por ejemplo,  estudiar la frecuencia e intensidad del sonido. ¿Cómo le enseñas a un estudiante la diferencia física entre un “do” y un “mi”? Tenemos experimentos prediseñados con una base pedagógica mediante la indagación en la que las preguntas son más importantes que la respuesta; donde la habilidad es más importante que la fórmula.

 Tomamos esa experimentación para profundizar el aprendizaje, para que les ayude en la vida fomentando la creatividad  y el pensamiento crítico; más allá  de la fórmula que te enseñan en la escuela. ¿Cuál es la diferencia entre distancia y desplazamiento? El profesor de física colocará una fórmula, medirá la distancia, los gráficos; pero, en la práctica, ¿qué significa ello? Tenemos experimentos con  el rapidómetro que con una cinta y un marcador se puede armar un experimento donde se estudia el movimiento rectilíneo uniforme, y se aprende qué es velocidad y rapidez.

Son conceptos básicos de la ciencia, pero que a los estudiantes les cuesta mucho. Además, la ciencia y tecnología son la base del aprendizaje del siglo XXI. Hay una cita que me gusta mucho: “Las máquinas te quitan trabajo, pero no el trabajo”. Es decir que te ahorren tiempo, que te hacen  la vida más fácil y que te facilitan las cosas. 

¿Cómo se puede acceder a estas aplicaciones telefónicas?

Trabajamos de forma directa con colegios, Gobierno, con el sector público, el privado. Nosotros les ofrecemos este servicio a las escuelas. Hoy hay una versión gratuita que esta disponible en Google Play: se escribe Lab4U y se va a encontrar el instrumento. El siguiente mes sacaremos la aplicación para medir  las concentraciones. 

 Los estudiantes pueden acceder hacer experimentos sin la necesidad de comprar una máquina de aceleración, un rapidómetro, un acelerómetro, un sonómetro, un colorímetro que puede costar 500 dólares. 

Ningún colegio podrá comprar un colorímetro para todos sus estudiantes, pero  los celulares ya están en los bolsillos. Nosotros somos conscientes de nuestra realidad porque el 80% de los colegios de Latinoamérica no tienen laboratorios. 

Buscamos empoderar a los jóvenes para que éstos sean agentes de cambio y ahí es donde creemos que Lab4U tiene la posibilidad de entregar esta herramienta para democratizar la ciencia, empoderar a los jóvenes y profesores. 

¿En qué medida se pueden  percibir los resultados?

Nosotros trabajamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que financió una evaluación de impacto. Trabajaron con escuelas públicas de México. Unas con Lab4U  y otras sin Lab4U. Después de un año midieron el impacto y hallaron que los estudiantes que realizan más de tres experimentos aumentan su conocimiento en física, su autopercepción, y esto tiene una directa relación con la motivación. Si creo que no puedo y no sé, no me voy a motivar. 

Lo más importante es que aumentó su interés por una carrera relacionada con la  ciencia, tecnología y matemática. Eso nos pone contentos y permite que Latinoamérica salga adelante y que la economía no sólo se base en materia prima, sino en conocimiento y  tecnología.

¿Cómo logró ser una de las 35 innovadoras de la región certificada por el MIT?

Cuando haces algo relevante con tu equipo y que es multidisciplinario con ingenieros, físicos, diseñadores. Cuando uno está solucionando un problema real de la humanidad, con ganas y empeño a lo largo del tiempo, te reconocen.

¿Cuál fue el trabajo que realizó en Bolivia?

 Nos invitaron Futures Week, la Unifranz, una universidad innovadora que está pensando en el futuro. No basta pensar en las habilidades de cómputo y trabajo de antes; sino una habilidad que te empodere para los trabajos que vienen. Creo que la universidad es visionaria en ese sentido para empoderar a sus equipos y jóvenes para el futuro de Bolivia.  Si no hacemos un cambio ahora, va a ser muy difícil que saquemos a nuestros países adelante. El cambio está ocurriendo y ya vemos a empresas como Uber, una de las más grande del mundo, pero que no es dueña de ningún vehículo, o Air BNB, que es la empresa de hoteles más grande y que no es dueña de ninguna propiedad. 

Lo que necesitamos es un cambio en el paradigma de la educación. Para solucionar los grandes problemas de la humanidad  no podemos hacer lo mismo que hace 100 años, las salas de clases son las mismas con estudiantes sentados en un salón con una pizarra. 

Pero el mundo está cambiando y la tecnología hace lo mismo. ¿Por qué no está cambiando la educación? Creo que Unifranz y Futures Week nos dan una mirada de innovación, emprendimiento, de ciencia y tecnología que ya es del presente.

 

HOJA DE VIDA

  • Trabajo  Estudió Bioquímica y tiene una maestría en Bioquímica en la Universidad de Chile. En 2015, como estudiante de Bioquímica, fue elegida la “mujer más emprendedora del mundo” con los premios Cartier Women’s Initiative, por crear la aplicación móvil Lab4U.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

19
1