Empresa

Pionero de la telefonía móvil sugiere preocuparse por el cliente

Después de más de 20 años de trabajo en el área señala que la fórmula del éxito es pensar, de manera permanente, en “problemas y soluciones” y la transparencia de los actos.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 06:00

Cándido Tancara Castillo  / La Paz 

Juan Pablo Calvo Cuéllar es el primer boliviano en dirigir una empresa de telefonía móvil desde los años 90 del siglo pasado. Fue vicepresidente ejecutivo de Telecel, hoy Tigo, entre 1993 y 1998. Cuenta que en la región fue Chile que lideró la telefonía celular después Bolivia pero antes que Brasil, Argentina. Se desempeñó como vicepresidente ejecutivo de Nuevatel Viva, entre 2001 y 2006. 

Desde 2006 ocupa el cargo de vicepresidente de desarrollo de negocios de Trilogy International Partners LLC – USA y desde marzo de 2010 al presente, ejerce el cargo de gerente general de Viva-Nuevatel. En abril de 2018, después de casi 19 años al frente de la gerencia general, asumirá la presidencia de Viva, en representación de Trilogy, la empresa que acompañó el desarrollo de Nuevatel en  casi dos décadas y que mantendrá sus operaciones en Bolivia.

¿Es  el pionero en telefonía celular en el país?

Fue fascinante porque es parte de la historia,  soy el ejecutivo más antiguo; el gerente general de las telefonías celulares en Bolivia. Esta experiencia comenzó   después  que se lanzó Telecel, hoy Tigo, y deciden buscar un   nuevo gerente general para la empresa. Viene gente de Europa a entrevistar a los candidatos y tuve la fortuna de que me escojan. Esto sucede en 1995.  Telecel es la primera empresa de telefonía que viene al país cuando la tecnología estaba arrancando en el mundo, cuando los teléfonos costaban 3.500 dólares, las llamadas eran redondeadas al minuto, costaban más de tres bolivianos, las llamadas entrantes y salientes; los teléfonos sólo servían para hablar y pesaban una tonelada y por eso los llamaban ladrillos.

Entonces ¿cuál era su objetivo?

Fueron años muy interesantes pero difíciles porque el concepto de movilidad en las comunicaciones era como ciencia ficción. Entre la ciencia ficción y el costo era  difícil tener usuarios para generar volumen y bajar los precios. Esto no sólo sucedía en Bolivia, sino en el mundo. Para mí fue muy claro después de la primera semana y eso que soy un amante de la tecnología, creo que va a seguir evolucionando. En ese instante me di cuenta que esto sería de larguísimo alcance y que el planeta iba a cambiar junto con esto.

 Por esta razón vamos viendo cómo se desarrolla el concepto de telefonía móvil y tres años más tarde entra  Entel en el mercado, que tenía el monopolio de larga distancia y telefonía móvil a través de Telecom Italia y competimos con ellos. Para mí ese es el momento clave,  se los dije a los  de Millicom;  para crecer necesitábamos competencia.

¿Cuáles son los desafíos de la competencia en el área?

La competencia trae ataques de nervios a muchos ejecutivos, pero al mismo tiempo te trae comparación, convalidación y seguridad de que los mercados van a crecer porque la gente va a comparar, ver las diferencias, obliga al empresario a tomar más riesgo. Cuando entra Entel, nos obliga a ello y tengo la fortuna de que en el tiempo que estuve ahí (Telecel), Entel nunca me ganó en número de suscriptores a pesar de su muy acertada e interesante inversión. Cuando salgo de Millicom por una decisión personal, me tomé dos años sabáticos; ya comenzamos a ver con el ingreso de los italianos, la gran cobertura y Telecel comienza a invertir más, mejora las coberturas, los servicios y la tecnología se desarrolla, vemos el primer salto  en lo que es la comunicación móvil. Pero seguíamos en una comunicación móvil básica y rodeada por la voz. 

Después de ello, en mis dos años de sabático, hago una consultoría en Colombia, en Bolivia y tengo una oportunidad, muy parecida a la de Telecel, de que Viva entró al mercado y necesitaba un gerente general; trajeron a un americano pero no fue lo que ellos esperaban y hacen el mismo proceso que siempre se hace para buscar a una persona. Tuve la suerte de que me contrataran y comencé a ser gerente general de Viva en ese momento.

Entonces, ¿cuál fue la novedad que introdujo al mercado?

Viva trae la primera red GSM a Bolivia, una tecnología más avanzada y cambia el concepto de una tecnología móvil, porque hasta entonces solo había TDM. Por primera vez se introduce el chip en un mundo donde los teléfonos estaban evolucionados, bajaron de precio sin ser tan sofisticados como ahora, pero ya habíamos llegado a ese punto. En este proceso de evolución de las telecomunicaciones convertimos  la telecomunicación móvil como un todo. Hoy, los teléfonos son computadoras, son máquinas de foto, transmisiones de datos, puntos sociales porque ahora se hace todo a través del teléfono y continuará así. Tenemos la fortuna de ver cómo estas computadoras las usan para casi todas nuestras vidas y vamos a utilizarla aun más. 

Se va a expandir la billetera móvil, aprender un idioma, leer sobre medicina, el internet de la casa se integra al teléfono móvil, el entretenimiento está ligado a los móviles. Entonces, tuve la fortuna de ver esta mega transición, que continuará a más velocidad. 

 ¿Bolivia es líder en telefonía móvil?

Por ahí Chile fue el primer país en Sudamérica, mucho después está Bolivia. Comenzamos antes que Brasil, Argentina, Paraguay. Bolivia era uno de los países pioneros en telefonía móvil.

¿Para usted, emprender la telefonía móvil fue un reto?

Soy ingeniero civil pero sobre todas las cosas son ingeniero. Siempre digo que la gente debería ser ingeniero y luego estudiar lo que quieran porque los ingenieros aprendemos a no tener miedo a las matemáticas. En ellas tienen que ver mucho con la repetición y la comprensión. Segundo, cuando uno entra a estudiar ingeniería a cualquier curso le dicen: ‘Este es el problema. ¿Cuál es la solución?’. Entonces uno obtiene cierta cantidad de herramientas que las utiliza ya sea fórmulas para resolver el desafío.

Entonces uno aprende y ve la vida como problemas y soluciones. Cuando me toca manejar telefonía móvil siendo ingeniero hablo de ‘problemas y soluciones’. ¿Cuáles son los problemas? La electrónica está basada en fórmulas matemáticas y lógica, y la base para mí es  fácil. Veo las fórmulas, entiendo los parámetros, las variables y entendía el mundo comercial de mi fórmula con mi forma de ser, liderazgo.

Antes de Telecel y Viva, ¿emprendió alguna actividad?

Fui vendedor, trabajé desde mis 14 años. Había vivido en la calle y entendía cómo había que tratar a la gente, entendía de finanzas porque tuve mi propia empresa que era la fábrica de vidrios. La especialización y formación iban ligadas al tema específico electrónico de las telecomunicaciones.

¿Deja la gerencia general y asume la presidencia de Viva?

Me convierto en el presidente de la empresa, entra un nuevo gerente general,  Thomás Pérez Ducy, es dominicano. Él será el gerente general y yo seré el presidente del directorio. Más bien voy a coordinar y feliz porque me toca un poco de descanso porque soy un fanático del trabajo. No voy a descansar y pienso invertir más mi tiempo en estrategia y visión que en operación.


 

 La fórmula del éxito es atraer clientes y trabajar con ética

¿Cuál es su fórmula del éxito?

No es un éxito de una empresa o una persona, es un concepto. Primero, entender qué es lo que se quiere hacer. Mi objetivo y meta es esto. Si tengo eso claro, diseñar el proceso -que  ahora es mucho más formal que antes- es concentrarse en el fondo del proceso, saber dónde voy a partir y dónde voy a terminar para satisfacer al cliente. 

Hoy en día se enfocan más en el pasado del cliente pero en el fondo siempre hay que preocuparse por el cliente. Por ello te enfocas en él y haces un proceso. En base a éste diseñas una organización, un equipo de gente que va a desarrollar las actividades necesarias, desde el punto ‘A’ que es atraer al cliente, obtener al cliente, servir al cliente, hasta el día que se va. Entonces le das un servicio que quiera y esté dispuesto a pagar y funcione. 

Esto, obviamente, demanda un equipo. Entonces, el líder debe ser líder de equipo. Nadie logra el éxito si su equipo no es ganador y no es un excepcional equipo y hace las cosas bien. Tuve la fortuna de estar rodeado de gente muy buena, que trabaja duro, que tiene la capacidad de crear y no tener miedo. Entonces tienes el equipo que ejecuta lo que has planeado que debe ocurrir y de ahí en adelante es un ciclo de renovación y mejora constante.

¿Qué se debe cuidar a la hora de atraer nuevos clientes?

A eso se debe añadir un sentimiento de ética, cómo desarrollas tus actividades comerciales. Tienes un equipo, gente con la que trabajas, un concepto de vida, de calidad de servicio que tiene que enfocarse con el cliente y tienes reglas de juego que se llaman ética de vida y además no sólo te enfocas en tu actividad y de beneficio para la sociedad y llevar adelante cosas que hoy en día llamamos fundaciones que es devolver a la comunidad bienestar para que mejore. Esa globalidad de las cosas y la seguridad de que lo que uno hace, tiene que ser rentable, tiene que tener utilidades; de lo contrario, no puedes replicar el modelo y avanzar hace que uno llegue al éxito.

¿Cuáles son los hitos de Viva?

Los hitos más importantes de Viva en mi estadía es la formación de profesionales de primer nivel y a nivel mundial que la empresa no sólo pagamos sueldo y damos un bienestar de corto plazo. Deberíamos ayudar a formarte a largo plazo. Ya sea para seguir trabajando en la empresa en cargos superiores o para brindar sus servicios en otras empresas, mejorando el nivel de profesionalismo y conocimiento de las personas.

Viva fue y es una fábrica excepcional de profesionales. Hoy   tenemos el orgullo de ver nuestros profesionales en México, África, EEUU en cargos  muy importantes, en empresas relacionadas con las telecomunicaciones.

Desafío: avanzar a  empresas digitales
 

¿Cuáles son los desafíos en telecomunicaciones?

Ya no es tan nueva, la transformación gigante en el mundo de las comunicaciones móviles de ser empresas que dependía de la voz a ser empresas que ahora somos de datos y además prestamos una gama de servicios; el desafío es continuar la transformación a empresas digitales, que se basan en datos y en múltiples servicios. 
 

¿La telefonía móvil necesita  apoyo del Gobierno?

Debemos continuar con la transparencia. El país tiene una gran cobertura y la calidad del servicio es buena. Viajo mucho y veo la calidad de servicios que tenemos, la velocidad es impresionante. Viva ganó varios premios por su velocidad, por tecnología de lo más avanzada que hay ahora. Bolivia está conectada a través de Perú -vía fibra óptica- hace siete años. Viva  hizo contratos silenciosamente y hace siete años que ya estamos conectados, toda nuestra comunicación, es la forma correcta de hacerlo y  la manera más eficiente posible y a través de la fibra óptica.
 

Y, ¿las inversiones?

Estamos por encima  de los 600 millones de dólares, somos una empresa dedicada a la zona urbana, porque entendemos que Entel se dedica a la zona rural. Entonces somos una empresa dedicada y con gran enfoque a las zonas urbanas de Bolivia. Estamos en 170 capitales municipales y continuamos cada año creciendo y para el 2021 estaremos en las 339 capitales municipales que tiene el país.

 

 

HOJA DE VIDA

  • Hoja Es Ingeniero Civil. Realizó estudios en George Washington University. Cuenta con 25 años de experiencia orientados a la Gerencia General en Telecomunicaciones y Organizaciones Industriales.
  • Experiencia Vicepresidente ejecutivo de Telecel (Tigo) y Viva Nuevatel.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

39
10