Empresas de videojuegos de EEUU enfrentan crisis

domingo, 17 de febrero de 2019 · 00:03

AFP  / Estados Unidos

Grandes empresas estadounidenses de videojuegos han reportado que atraviesan un momento difícil, con recortes de empleos, resultados y pronósticos decepcionantes, en un sector transformado por el auge de juegos en línea como Fortnite.

Después de Electronic Arts la semana pasada, la empresa Activision Blizzard divulgó  resultados más pobres de lo esperado para el 2018, y también previsiones consideradas muy tímidas para 2019, sobre todo debido a que sus juegos están perdiendo terreno frente al éxito mundial de Fortnite, editado por Epic Juegos, una filial del chino Tencent. El juego, que ofrece acceso gratuito, generó 2.400 millones en ingresos en 2018 gracias a las actualizaciones pagadas para personalizar las partidas. Según las cifras divulgadas, Fortnite cuenta con más de 200 millones de usuarios.

Después de la divulgación de sus magros resultados, Activision, dueña de títulos como Call of Duty, World of Warcraft o Candy Crush, anunció ajustes de estrategia y cientos de recortes de empleos. El grupo citó ventas decepcionantes de ciertos juegos, como Destiny 2: Forsaken o el último Call of Duty, y una cantidad de usuarios y compras integradas en juegos más bajas de lo esperado. “Aunque logramos un desempeño récord en 2018, ha estado por debajo de nuestras expectativas” y por ello “nuestras previsiones para 2019 están por debajo de lo que es posible en un sector lleno de oportunidades de crecimiento”, admitió al jefe Bobby Kotick.

El 2019, descrito como un año de “transición”, “requerirá cambios significativos” para permitir que “nuestros equipos de desarrollo creen rápidamente un mejor contenido para nuestras franquicias más grandes”, dijo. En concreto, los creadores de juegos de éxito popular como Call of Duty, Candy Crush, Overwatch, Warcraft, Hearthstone o Diablo, verán sus efectivos crecer gradualmente en un 20%, según la compañía.

La compañía también acelerará su acción en áreas prometedoras, como su plataforma en línea Battle.net o los deportes electrónicos. Para financiar esto, el grupo prevé reducir en un 8% su plantilla de cerca de 9.000 trabajadores. También reducirá o eliminará las inversiones en juegos que no han tenido el éxito esperado.

2
1