Selina, el hotel donde uno puede preparar su alimento

También ofrece habitaciones para compartir hasta con diez personas y las hay privadas. Son lugares de trabajo remoto para los millennials, viajeros del mundo.
domingo, 17 de febrero de 2019 · 00:13

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

El Hotel Selina está ubicado en el corazón de Sopocachi. Rompe con todos los esquemas de un hotel tradicional. Pone en práctica un nuevo concepto de hospedaje. Está en sintonía con la nueva generación de viajeros, los nómadas digitales, que desarrollan mucho trabajo remoto y no necesitan oficinas. Es parte de una cadena internacional y tiene como característica adoptar la cultura donde está instalado.

Una camioneta marca Chevrolet antigua de la década de  los años 50 del siglo pasado fue adaptada como un mostrador, donde unos jóvenes atienden a los huéspedes que llegan para alojarse. En total el Selina tiene 47 habitaciones, de las cuales 23 son individuales y 24,  compartidas. Ofrece habitaciones para compartir hasta entre diez huéspedes y, también, habitaciones individuales o para parejas; en todos los casos las camas y la limpieza son únicos o de primera, no hay diferencia.

La cocina  para los  visitantes que  preparan sus alimentos.

En las comunitarias  se puede pagar 10 dólares la noche y en las exclusivas hasta 60 dólares  por pernocte. En ninguna de las habitaciones hay televisión;  en las comunes hay un solo baño y ducha a diferencia de las privadas que son parte de los hoteles tradicionales. Y uno se preguntará ¿por qué no hay un televisor en las habitaciones? Daniela Vargas, que trabaja en la promoción del hotel, sostuvo que el hotel se enmarca en el nuevo concepto de hospedaje, que consiste en que los clientes también pueden compartir los momentos de distracción, pues para matar el tiempo está un espacio común más amplio llamado cine, equipado con una proyectora y Apple TV.

Los momentos denominados comunitarios también son el desayuno, almuerzo y cena, e incluso las noches de diversión, con DJ invitados que animan fiestas inolvidables  los fines de semana  para los visitantes. Ahora si uno quiere preparar su alimentación diaria, lo puede hacer en el Selina. Ofrece una cocina con un refrigerador, ollas, sartenes y todo lo que uno puede necesitar a la hora de preparar sus alimentos;  el hotel no cobra por su uso, pero los usuarios deben llevar todos los insumos y si los quieren dejar para el día siguiente, solamente deben pedir que pongan sus nombres.

Lo que no quiere decir que el hotel no tenga alimentación para sus clientes. Tiene una cocina de última generación, con chefs que están dispuestos para preparar todo tipo de comida criolla e internacional.

Las habitaciones  comunes donde está ausente el televisor.

Hotel para los millennials

No es exclusivo, pero es un hotel para los millennials. Sí,  para la generación del nuevo milenio, en especial para los que nacieron entre 1981 y 2000: representan el 25% de la población mundial. Son reacios a las formalidades. Son ellos los clientes, dice Vargas, pero insiste, también lo usa el cliente tradicional. De ahí que los precios del hospedaje y también los alimentos son bajos en relación con los hoteles con estrellas. Un desayuno con huevo, frutas, jamón, leche, café y pan cuesta 30 bolivianos;  una hamburguesa con el queso chorreando, también tiene el mismo costo;  una cena llega a los 50 bolivianos, dependiendo de lo que uno pida.

“Selina es el nombre de una mujer, fuerte, de inspiración,  y se pronuncia en todos los idiomas; inspira el concepto de una persona que te recibe con los brazos abiertos, una  mujer viajera, millennials; también está la identidad detrás de Selina. Cada país, cada Selina,  es identidad de un país, rescata lo  mejor de cada cultura”, dijo Vargas.

Una de las salas  del hotel para la lectura.

El Selina también es un lugar de trabajo remoto,  coworking. Hay al menos tres salas para trabajos en grupo. Pero también está una sala  con wifi para el trabajo individual. Se puede trasladar hasta la biblioteca con libros físicos,  con amplias y cómodas sillas.

El ecosistema Selina tiene espacios como restaurante y bar, donde se realizan conciertos y eventos de arte en vivo para diferentes tipos de talleres y conferencias, con el wellness center donde se realizan clases de yoga.

Hotel adaptado a la cultura

La idea es que el viajero cuando ingresa al hotel o cuando despierte sienta que realmente está en otro país, porque al salir de su habitación encuentra las tradiciones, en este caso de la ciudad de La Paz y del altiplano paceño. Las paredes están pintadas con imágenes de cholas, los sombreros adornan las lámparas en algunos espacios comunes. En el lobby del hotel hay una pequeña exposición de artesanía nacional para que los visitantes puedan adquirir como souvenir.

El Selina, antes Hotel Madre Tierra, fue adaptado de acuerdo con los nuevos conceptos de hospedaje de la cadena internacional que la respalda. Los murales y otros arreglos artísticos fueron realizados  por Oveja213, Puriskiri, Khespy Pacha y  Leonel Jurado, entre otros. La vajilla fue hecha en talleres artesanales de Cochabamba.

La sala común   los visitantes  comparten sus vivencias.

La apertura oficial será con una fiesta cultural

El Hotel Selina empezó a operar en noviembre  de 2018 pero su apertura oficial se realizará los días 22, 23 y 24 de febrero con una fiesta cultural, cargada  de turismo, aventura y diversión. Serán tres días en los que tanto huéspedes como paceños y otros visitantes podrán disfrutar de la experiencia Selina en La Paz, anunció Fernando Bigio,  head country de Selina Bolivia.

 “El corazón de Selina es la comunidad, así que nos enfocamos en las experiencias que puedan fortalecer las conexiones entre personas de todas las procedencias, ya sean extranjeros o locales. Así que invitamos cordialmente a todos para que puedan acompañarnos en esta gran celebración”, dijo el ejecutivo.

La fiesta empieza el viernes 22 a las 16:00,  con una fiesta de bienvenida en la terraza del Selina, continuando con una cena  buffet de tacos y otras actividades cargadas de diversión hasta que llegue el turno de iniciar la fiesta precarnavalera que incluye varias sorpresas hasta el amanecer.

El sábado, Selina sorprenderá con un hangover breakfast, seguido de una iniciativa social como parte de su programa “Selina Gives Back”. La jornada festiva también tiene un walking tour por la ciudad, una tarde de tatuajes y piercings en el cowork con DJ en vivo y, para cerrar con broche de oro la jornada, una  fiesta electrónica con la participación de varios DJ internacionales.

La fiesta de apertura concluirá el domingo  con un hangover breakfast y luego, sesiones de yoga en la mañana y el atardecer. ElSelina está en la avenida 20 de Octubre y Aspiazu Nº 2080.

El ingreso  al Selina, sobre la Av. 20 octubre en La Paz

Una marca global en América Latina

Selina y el nuevo concepto de hospedaje nació en la Isla Venao, en Panamá, en 2014.

Las plataformas de destinos boutique Selina se encuentran  en Argentina, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, México, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Portugal y con aperturas confirmadas en Washington (EEUU), Reino Unido, Alemania y Grecia.

Una de las características de Selina es que sus clientes se pueden trasladar a esos países y gozar de sus ventajas. “Hacemos conexiones”, dice Daniela Vargas, que se ocupa de la promoción del hotel.

Si bien una pareja de israelíes creó el hotel en Panamá, en La Paz lo dirigen Grecia Fuentes, como gerente de marketing y ventas, y Gabriela Guzmán, gerente general.

42
4

Otras Noticias