Mercados revolucionarios, la propuesta que el docente de Princeton Glen Weyl

El libro reúne varias alternativas para cambiar el modelo económico con empresas comunitarias, una nueva forma de migración y el sistema de ejercer la democracia y de decisión.
domingo, 17 de marzo de 2019 · 00:11

Luis Escobar  / La Paz

El jueves llegó a la sede de Gobierno el profesor de Princeton  Glen Weyl para presentar el libro  Mercados revolucionarios. Una apuesta que busca transformar los modelos económicos con empresas comunitarias, llegar a temas sociales con un nuevo sistema de migración y hasta la forma de ejercer la democracia en nuestro país con un sistema de votación “cuadrática”.

El libro se presentó el jueves en la Escuela de Producción y Competitividad (ePC) de la Universidad Católica Boliviana (UCB), donde se discutió las posibilidades de aplicar estas nuevas estrategias en el país.  

¿En qué consiste la teoría de Mercados revolucionarios?

Muchas personas creen que los mercados son los mercados de la igualdad y la cooperación entre personas. Pero esos mercados no son verdaderos porque la propiedad privada es un enemigo del sistema de mercado. La idea del libro es pensar en un tipo de mercado completamente diferente al que imaginamos. Los mercados pueden ser más libres de los que ya existen y más socialistas porque la propiedad pertenece a la comunidad y no a las personas.

¿Por qué la propiedad privada es el enemigo?

Un ejemplo, piensa en los recursos naturales como el gas u otros. Si se privatizan los recursos naturales se va a desarrollar por unos años, pero la empresa puede no funcionar bien y tendrá el poder de proteger su propiedad y no usar sus ganancias para el desarrollo. Además, si otra empresa desea manejar esos recursos debe iniciar un proceso de negociación y después deberá hacer muchas compras para conformar su compañía.

En este caso, las empresas antiguas van a defender su mercado e impedirán que otras firmas puedan hacer un uso más eficiente. Entonces, la propiedad privada intentará proteger los monopolios en contra de los cambios del mercado.

Entonces, para fortalecer los mercados debemos deshacer la propiedad privada a través de subasta. Crear un sistema en que los productos bajen su precio y el público tenga los recursos para poder adquirirlos; de esta forma habrá empresas nuevas que darán mayor valor y desarrollo.

¿Cómo se deben administrar las nuevas empresas?

Cuando una empresa tiene el derecho de desarrollar un área como el gas, la empresa debe pagar un precio. De esta forma, cualquier persona que quiera pagar por esta licencia tendrá derecho a prestar ese servicio. También deben pagar un impuesto que puede ser del 7%.

¿Las empresas de bienes y servicios también entran a este modelo?

La idea es que para todas las propiedades privadas de gran tamaño se debe aplicar este modelo. No alcanza a la propiedad privada de inmuebles o casas; sino está dedicado a recursos públicos, propiedad intelectual y control de espectro electromagnético. Es un sistema donde hay más mercado, pero el valor vuelve al pueblo con los impuestos y esa es la idea fundamental.

¿Qué condiciones deben existir para aplicar el modelo?

La tecnología es importante porque se necesita un registro público para que cualquier persona pueda vender y comprar los valores.

Lo más interesante de este tipo de política es que no requiere un Estado fuerte, como en Escandinavia. Quien hace cumplir las leyes no es la Policía o el Estado, sino es que las personas, las otras personas pueden comprar el derecho y para ello no colocarán precios bajos para ello.

Si se coloca un precio demasiado alto se pagarán muchos impuestos. De esta forma se crea un sistema que no tendrá mucha corrupción que los actuales sistemas.

¿Es posible aplicar el modelo en Latinoamérica o en Bolivia?

Una de las metas por las que me encuentro es hablar con los profesionales de la Universidad Católica Boliviana (UCB) sobre esta posibilidad. Esta es una de las ideas del libro  y todas tienen esta esencia de combinar el socialismo con la importancia de la comunidad con las potencialidades del mercado.

 ¿Qué otras propuestas tiene el libro?

Nosotros proponemos una votación cuadrática. Este es un sistema en que cada persona tendrá un determinado número de créditos y podrá decidir cuáles son los temas más importantes para ella.

Ahora, una persona tiene el derecho de ejercer un voto en cada tema. Pero con nuestra propuesta, cada persona recibirá una cantidad de créditos que pueden ser, por ejemplo, 100.

Por ejemplo, en EEUU  se le puede preguntar a una persona si está de acuerdo con una reducción de impuestos o un incremento del salario mínimo. Entonces, si le interesa más el primer tema podrá entregar 20, 30 o más créditos. De esta forma, cada persona podrá decir qué es lo más importante para ella y dar más créditos.

Este es un sistema de democracia radical porque le permite a las personas decidir qué es lo más importante para ella. La idea es que cada persona tenga una cuenta y en determinado  tiempo recibirá determinada cantidad de créditos.

También el libro plantea un nuevo sistema de migración. ¿En qué consiste la propuesta?

El sistema de migración no debería estar controlado por el Estado. El tema influye en las comunidades locales y ellas deben ser las que deben decidir si aceptan a los migrantes. La idea es que hay mucho potencial con la migración que podrá fortalecer a su región.

Esto puede beneficiar también a los empresarios que van a emplear a los migrantes. La meta es distribuir los beneficios a la población para fortalecer las políticas de migración. Por ejemplo, Nueva York puede decidir que requieren más migrantes en contra de la política de Donald Trump. Además, estas ciudades pueden cobrar un impuesto de las remesas.

¿Qué otra propuesta propone con el libro?

Los datos digitales. Cuando usamos el internet, el Facebook u otros datos, estas empresas están usando, en cada momento, nuestros datos personales para enseñar a los sistemas de inteligencia artificial. De esta forma mejoran las capacidades para comprender y en la prensa ya leímos que nos quedaremos sin empleos por la inteligencia artificial. La verdad es que van a reemplazar a las personas sistemas que emplearán nuestro trabajo.

La idea que proponemos es formar uniones entre las personas, quienes producen los datos, para negociar con estas multinacionales como Google, Facebook y cobrar por nuestros datos.

HOJA DE    VIDA

  • Estudios  Nació en 1985, estudio pregrado,  posgrado, un doctorado en economía  en Princeton. Luego obtuvo un  posdoctorado en Harvard University.
  •  Trabajos Es profesor de la Universidad de Chicago, investigador de Microsoft y dicta algunos cursos en Princeton.
3
9

Otras Noticias