Entrevista

Suecia propone al menos cinco pilares para el buen funcionamiento de las empresas

Considera que son importantes: el respeto por los derechos humanos, el medioambiente, los derechos laborales, que las empresas sean sostenibles y que no exista corrupción en ellas.
domingo, 24 de marzo de 2019 · 00:07

Inversión  / La Paz

La directora de la Unidad de Responsabilidad Social y Empresarial (RSE) de la Cancillería de Suecia, Kristin Pálsson, llegó a Bolivia para considerar los avances en el tema de negocios sostenibles. En su plática afirmó que las compañías suecas que operan en Bolivia se sustentan sobre la base de, al menos, cinco pilares, que son:  el respeto por los derechos humanos,  los derechos laborales, el cuidado del medioambiente,  que las empresas sean sostenibles y que no exista corrupción en las compañías. 

¿Cuál es su formación y sus logros?

Soy diplomática de carrera, tengo título en administración de empresas. Comencé a trabajar en el Ministerio de Relaciones Exteriores en 1991 y en 1992 se dio mi  primer puesto en que trabajé en Perú. Ese año también estaba acreditada a Bolivia y trabajé mucho en el país durante esos años. Luego pasé a Ginebra para llevar adelante negocios comerciales; luego fui a París con OCDE y por unos años estuve en Estocolmo trabajando en el área de responsabilidad social y empresarial.

Es una buena idea venir a Bolivia porque pienso que el país es muy interesante. Hemos tenido una reunión con la delegación de empresas públicas y privadas mineras que son de Suecia para hacer un seguimiento en el tema de sostenibilidad.

¿Qué debemos entender por negocios sostenibles?

Primero, nosotros quisiéramos que las empresas sean sostenibles, que  respeten los derechos humanos,   el medioambiente, los derechos laborales y que no haya corrupción. Es muy importante que se cumpla con estos temas. Por ejemplo, en derechos humanos el Estado es el que tiene la última responsabilidad  pero nosotros pensamos que las empresas puedan contribuir con ellos en la agenda 2020-2030.

¿Cómo su país lleva adelante los negocios sostenibles?

Primero deben saber lo que sucede en sus actividades, tienen responsabilidad por ello.  Por ejemplo, una empresa sueca multinacional debe saber exactamente lo que hacen sus sucursales en Bolivia, Colombia y en todos los países en los que opera. También, si compra algo de una compañía boliviana debe saber si cumple con los derechos humanos, debe asegurarse de que no haya explotación laboral, trabajo infantil, entre  otros. Hace 40 años las empresas no pensaban en esos temas, pero el Gobierno sueco tiene altas expectativas con las empresas de su país respecto al cumplimiento de las normas.

Si una empresa no tiene una buena reputación los inversores, seguro que no querrán invertir en ella. Por ejemplo, los grandes inversores son los Fondos de Pensiones y, si una empresa no cumple con los derechos humanos, los inversores se van.

Además, las empresas están desarrollando sus propias directrices en estos temas y si no las cumplen, los clientes van a hacer su reclamo.

 Nosotros podemos ayudar y pensamos que es importante trabajar de manera conjunta. Esto lo hacemos porque en algunos casos no es sencillo que las empresas lleven adelante este trabajo solas.

Por ello, la Embajada trabaja con las empresas suecas, comparte información. El pacto de transparencia que firmamos el año pasado es un ejemplo de ese trabajo en la misma línea de sostenibilidad.

¿Qué otros aspectos cuidan las empresas en su país que sean condiciones para realizar inversiones?

Si van a llevar adelante un proyecto, los inversores hacen diligencias con el fin de verificar que se cumpla con los derechos de las personas y los pueblos indígenas, el respeto por la naturaleza y, además, debe existir una garantía del Estado para verificar que el proyecto sea sostenible.

A veces, el Estado sueco o entidades públicas deben garantizar una parte del riesgo y brindar un crédito mucho más accesible y que sea más barato. Para tener acceso a esos créditos con un menor riesgo se requiere que el negocio sea limpio en todos los aspectos. Ese es un requisito que deben cumplir.

Entonces, ¿si no se respetan los derechos de los pueblos indígenas, el inversor se va?

No se podría hacer una inversión. Nosotros tenemos una cooperación indígena. Entonces, deben consultar a estos pueblos antes de llevar adelante cualquier intervención, ya sea de construcción de una carretera o temas de infraestructura en tierras tradicionales.

Si hay un desplazamiento de las personas para hacer un proyecto. Un ejemplo típico sería una hidroeléctrica. Puede ser una zona donde viva gente, entonces para ejecutarlo se deben desplazar a personas porque su territorio  va a inundarse.

Pero ¿si la población indígena está en contra, no se hace el proyecto?

No es fácil, tal vez puede darse  una compensación a las personas. Y si es necesario ejecutar ese proyecto se puede mediar y encontrar una solución o buscar otro sitio para el proyecto. Aunque depende de la situación.

¿Qué otros aspectos cuidan las empresas al momento de hacer negocios?

Es muy importante que estén haciendo una debida diligencia antes de realizar una inversión. Tienen que tener toda la información, y las personas que estén a cargo deben saber cuál es la característica del mismo, cuáles son las metas y cuál el fin. También tienen que seguir las directrices internacionales, principios, guías y derechos humanos.  También deben saber cuáles son los riesgos y ello depende del tipo de sector o actividad de la firma. Deben conocer el contexto local y la Embajada debe explicar cuáles son los riesgos.

Nosotros quisiéramos que las empresas suecas traten de operar en países complejos. Pensamos que con ello puedan contribuir en mejorar la situación. Aunque a veces eso es muy difífil como sucede en Siria.

 ¿Cómo contribuyen las empresas suecas a Bolivia?

Primero con el empleo, espero que hayan buenas condiciones laborales. Tenemos al menos 40 empresas suecas que tiene operaciones en el país y una de las empresas de origen sueco más grande es Tigo. Ese es un buen ejemplo de empresa porque ganó varios premios en Bolivia sobre su trabajo de responsabilidad social y empresarial. Ellos brindan buenas condiciones laborales a sus empleados y juegan un rol importante en la economía. También hay varias empresas en minería, en comunicación y en otras áreas que ayudan en el tema de agua y saneamiento a través de sus inversiones. Con ello, contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas.

Para nosotros, como Embajada, es un tema importante que nuestras empresas se comporten bien en el desarrollo de las operaciones que llevan adelante en Bolivia.

HOJA DE    VIDA

Trayectoria Comenzó a trabajar en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia en 1991. Para el siguiente año fue destinada a Perú y por esos años tuvo una primera aproximación a Bolivia. Ahora llegó al país para reunirse con varias instituciones público-privadas por la RSE.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.