¿Por qué preocupan los seguros default en Argentina?

Morgan Stanley destacó la inseguridad sobre los países con mayor riesgo de cesación de pagos en 2022: Mozambique, Zambia, Líbano y Argentina.
domingo, 31 de marzo de 2019 · 00:04

Veronica Smink  / Buenos Aires

Cuando Argentina no pudo seguir pagando su enorme deuda soberana en diciembre de 2001 y entró en cesación de pagos -más conocido como un default- hubo muchísimos inversores que sufrieron grandes pérdidas. Pero no todos. Un pequeño grupo, de hecho, salió ganando. Fueron los dueños de seguros contra default (formalmente conocidos como permutas de incumplimiento crediticio, por su nombre en inglés: credit default swap o CDS).

Son instrumentos financieros que generan un retorno cuando el país en cuestión cae en cesación de pagos. Es decir, mientras todos los inversores en bonos soberanos pierden con un default, ellos ganan.  Al igual que otras inversiones, el valor de los CDS sube y baja según las fluctuaciones del mercado. Y esto es justamente lo que preocupa ahora a Argentina: en los últimos días el valor de los seguros argentinos se ha disparado. Son los segundos más valiosos del mundo, sólo superados por Venezuela.

Esto tiene un significado claro: que el mercado considera posible o probable que Argentina vuelva a caer en un default. Esa misma preocupación se ve reflejada en otro índice que mide la confianza en la solidez económica de un país: el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI, por sus siglas en inglés), más conocido como “riesgo país”. El riesgo país de Argentina -índice que es medido por JP Morgan- viene superando o rondando los 800 puntos desde diciembre, una de las cifras más altas del mundo y otro indicador de desconfianza.

Morgan Stanley, uno de los bancos de inversiones más influyentes del mundo, destacó el riesgo de default argentino en un informe que publicó la semana pasada sobre los países con mayor riesgo de cesación de pagos en 2022. Argentina quedó en el cuarto puesto a nivel mundial, después de Mozambique, Zambia y el Líbano. No obstante, en otro informe el mismo banco aclaró que en el corto plazo el temor a un default argentino “se encuentra sobreestimado”.

“Creemos que el país tiene margen para seguir pagando su deuda”, explicaron. ¿Cómo se explica esta aparente contradicción?,  ¿por qué esa confianza en el corto plazo pero no el mediano?

Se debe al gigantesco crédito que negoció en 2018 el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el más grande en la historia de la entidad. El crédito de 57.000 millones de dólares, en un plazo de tres años, debería asegurar -coinciden todos los expertos- el repago de la deuda en el futuro inmediato. ¿Pero por qué entonces se disparan ahora los seguros contra default?  La respuesta, dicen los analistas, no es tanto económica como política. En octubre los argentinos deberán ir a las urnas para elegir a su próximo presidente y los pronósticos económicos varían mucho según quién quede al mando del país.

“Se cree que la sola expectativa de que la anterior presidenta Cristina Fernández (de Kirchner) sea candidata en las elecciones de octubre le añade entre 200 y 300 puntos básicos adicionales al riesgo país de Argentina”, señaló el lunes el diario económico online iProfesional.

Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de la consultora financiera Eco Go, considera que la reacción del mercado ante el llamado “riesgo Cristina” es exagerada y fue potenciada indirectamente por el propio Gobierno.

“Macri siempre planteó un escenario polarizado de ‘nosotros o el abismo’ y ahora, ante la posibilidad de caer en ese abismo, algunos (inversores) sacan los pies del plato, por las dudas”, señaló a BBC Mundo. Según la economista, el Presidente también alimentó los temores al hacer un pronóstico demasiado optimista sobre el estado de la economía en este año electoral.

“En octubre pasado, cuando negoció el préstamo final con el FMI, Macri aseguró que la recesión duraría sólo cinco meses”, afirmó. Hoy muchos -entre ellos la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)- estiman que durará al menos hasta 2020.

Ese año genera gran incertidumbre entre los inversores internacionales, incluso si Macri lograra ser reelegido. Con el préstamo del FMI agotado, muchos se preguntan si Argentina tendrá la capacidad de pagar su deuda pública. No obstante, también hay quienes creen que muchos de los pronósticos más agoreros sobre Argentina podrían revertirse en poco tiempo.

En abril comenzarán a ingresar los dólares del campo -el principal motor de la economía argentina- con una cosecha récord, en especial de soja y maíz.

Y algunos sectores creen que podría haber una reactivación económica -aunque leve- en el segundo semestre, de la mano de una moderada mejora del nivel de actividad de Brasil y un alza de las exportaciones. BBCMundo

En Argentina hay casi 2,7 millones de nuevos pobres

Con la crisis cambiaria, la aceleración de la inflación -sobre todo del precio de los alimentos-, una licuación de ingresos, mayor desempleo y una fuerte recesión como escenario de fondo, la pobreza dio un salto significativo en 2018 y alcanzó a un 32% de los argentinos. Se trata de una subida de más de seis puntos porcentuales en relación con  un año atrás, en Argentina

El Indec publicó los números del segundo semestre del año pasado, a base de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), para los que la cantidad de argentinos pobres en 2018 ascendió a 12.960.000, si se proyecta el cálculo que realizó el organismo en 31 aglomerados a todo el territorio nacional urbano. 

Esto significa que, en 12 meses signados por la crisis, 2.680.000 personas se sumaron a la pobreza en ese país.  La cantidad de argentinos bajo la línea de indigencia fueron 2.713.533 (6,7%), si se proyectan a nivel país. Esto quiere decir que 793.533 personas más tienen problemas severos para alimentarse. En un dato preocupante, la cantidad de chicos pobres de entre cero y 14 años aumentó de 39,7% en el segundo semestre de 2017 a 46,5% a fines de 2018. La Nación

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.