Entrevista

Premian a empresas que logran impacto social sostenible

La compañía boliviana se dedica a reutilizar las llantas viejas para elaborar pisos amortiguantes que son utilizados en parques que mejoraron la calidad de vida de las personas y ayudan a conservar el medioambiente.
domingo, 21 de abril de 2019 · 00:04

Inversión   / La Paz

La Fundación VIVA Idea  (de Stephan Schmidheiny )con sede en Costa Rica en sumisión de contribuir a resolver los principales retos de sostenibilidad en América Latina premió a la empresa boliviana Mamut por su triple tarea. La directora ejecutiva de la entidad, Shannon Music Gamboa, reconoció el trabajo de la compañía por ser sostenible con un impacto ambiental y social positivos en el país.

¿Qué es Fundación VIVA Idea?

Nosotros somos una organización ejecutiva. En realidad viene de Visión y Valores, de ahí se desprende el nombre Viva y somos una organización, centro de pensamiento y acción que está en Costa Rica pero trabaja con toda la región latinoamericana y lo que hacemos es contribuir a resolver los principales problemas de sostenibilidad en la región a través de la investigación, del fortalecimiento de capacidades y de la gestión del conocimiento.

Básicamente, somos una organización que busca aprender de las mejores prácticas que hay en América Latina y utilizar lo que aprendemos para fortalecer a otros que quieran aportar al bien social o ambiental.

¿Hace cuánto que trabajan em el área?

Estamos trabajando desde el 2013, ya son como seis años en los que trabajamos en esta área y una de nuestras áreas principales es nuestro trabajo con emprendedores de triple impacto que nos parecen que son claves para resolver los problemas de sostenibilidad en la región.  Nosotros buscamos identificar a los mejores emprendedores de América Latina y los apoyamos a través de este premio anual, una capacitación y les damos la visibilidad para que otros conozcan su excelente trabajo que están haciendo.

¿Cuál es el triple impacto?

Al hablar de empresas, los emprendimientos de triple impacto son los que tienen una base financiera, es decir, que tienen que ser sostenibles financieramente, pero también tienen un enfoque en el impacto social y ambiental.

Son organizaciones del futuro, porque en el futuro todas las entidades deben tener este enfoque. Está bien generar dinero y lucro, pero tienen que hacerlo de una forma responsable, que contribuyan de forma positiva al ambiente y a la sociedad.

¿Mamut es uno de los primero emprendimientos en haber sido ganadores?

Mamut aplicaron en la sexta versión de los premios que hicimos el año pasado. Compitieron entre un grupo de casi 600 organizaciones de 25 países de América Latina que se postularon y fue uno de los finalistas. Luego participaron de un evento en que se seleccionaron a los ganadores de cuatro categorías y ganó el primer lugar en la categoría de empresas con impacto ambiental. Al hacer eso, es una de las cuatro organizaciones que comparten este honor y también la primera de Bolivia en ganar este premio.

¿Cuál es la propuesta de Mamut que la convirtió en ganadora?

Cuando buscamos a los ganadores lo hacemos verificando si cumplen ese triple impacto; pero también buscamos organizaciones que sean innovadoras, que tengan la posibilidad de incrementar su impacto y Mamut cumple con todo. Es una organización que en su estrategia tiene la parte social, ambiental y financiera. En especial, la ambiental es el reciclaje de llantas y reutilizarlo en pisos amortiguadores para parques, espacios de deporte o atletismo.

Una llanta que tenía una vida de dos años pasa a tener una vida de 10 años o más, eliminan problemas ambientales porque las llantas terminan ocasionando problemas de salud a través de la proliferación de mosquitos y ayuda a eliminar esos problemas; y embellece los parques para que los niños puedan jugar. Ahí vemos que es una empresa que es financieramente sostenible y aportan en el medioambiente y crea un bien social.

También es innovadora porque en Bolivia no hay ninguna empresa que haga este trabajo y su planta es sostenible porque emplea paneles solares y captura agua. En realidad, en cada aspecto de la empresa está esta combinación de atributos y tendrá la posibilidad de escalar. Ahora ellos pueden vender sus productos en Panamá y se ve su potencial.

¿Cuál es el objeto de su visita y cuál será el ganador del siguiente evento?

Nosotros estamos celebrando con Mamut su quinto aniversario y es un orgullo cómo están creciendo. El premio financiero que les damos apoyó a su crecimiento y su capacitación fue una parte importante en su desarrollo. También queremos invitar a otros emprendedores a que se postulen al premio porque estamos con la convocatoria abierta para el 2019 hasta final de abril.

 Están invitadas las empresas que tengan impacto social o ambiental. Pueden ser empresas u organizaciones sin fines de lucro que tal vez la parte financiera no es su foco y dependen de donaciones y voluntariados y que comiencen a diversificar sus fuentes de ingreso.

¿En qué áreas los nuevos emprendedores deben poner interés?

Lo interesante es que esto se puede aplicar a cualquier área o tipo de organización. Estas ideas que combinan la visión social, ambiental y económica  son más necesarias en nuestro mundo. Lo innovador es aquello que esperamos de las organizaciones en el futuro.

 Mucho de lo que resaltan a organizaciones como Mamut es que pueden convertir su contexto y  las necesidades como oportunidades agregándoles un valor. Creo que hay mucho potencial en Bolivia y América Latina.

 ¿Nos podría mencionar otras empresas que hubieran tenido el mismo impacto que Mamut?

Por ejemplo, el emprendimiento colombiano Recupera tu silla hizo notar que las empresas botan sus sillas, sofás y gastan mucho dinero renovando su mobiliario plásticas o de madera. Este emprendimiento recupera esos muebles y los regresa a las empresas como nuevas. Para este trabajo solo cobran un tercio de lo que la empresa habría gastado en renovar su mobiliario.

 A veces compran el mobiliario las mismas empresas u otros clientes. Este es un impacto positivo ambientalmente.

Otro ejemplo, es que recuperan botellas de vidrio que fueron botadas y los convierten en vasos con hermosos diseños. De esta forma transforman el reciclaje como algo bueno.

Un tercer ejemplo lo podemos tomar de Costa Rica. En ese país tienen una plataforma en línea para promover la salud de los jóvenes. Ellos identificaron los principales riesgos como alcohol, sexualidad, de relación con compañeros. A través de esa plataforma los jóvenes buscan ayuda y pueden dar consejos y ayudar en diferentes situaciones. En este caso se trata de un tema social con la posibilidad de escalar y llegan a otros países con resultados importantes en los jóvenes.

Hay otros emprendimientos de agua, turismo sostenible, de venta de artefactos indígenas o nativos, y hay una gran diversidad muy grande.

Además, una empresa de bebidas busca combatir la desnutrición a través de productos de bajo costo y alto contenido nutricional.

Hoja de  vida

  • Trayectoria  Es directora ejecutiva de VIVA Idea y fue Directora de Operaciones del Social Progress Imperative. Trabajó como consultora en The Boston Consulting Group y fue gerente en New Sector Alliance. Tiene una maestría en Administración de Negocios .