Botellas PET sustituyen las piedras en muros de contención

Durante un año se estudió la factibilidad del uso de los envases plásticos en la construcción de cimientos para viviendas de hasta tres plantas.
domingo, 28 de abril de 2019 · 00:02

Inversión  / La Paz

Una volqueta de cuatro cubos de “piedra manzana” llega a costar alrededor de 600 bolivianos en la ciudad de La Paz y su precio es un poco menor si es para El Alto. Este material de construcción es difícil de transportar y más si debe ser utilizado  para muros de contención que, por lo general, son emplazados en pendientes. 

Ante este problema, un equipo de profesionales de La Paz decidió sustituir la piedra por botellas PET y luego de las pruebas que realizaron comprobaron que tienen la misma resistencia pero con varias  ventajas

“Los muros de contención trabajan por gravedad, es decir, a base  del peso de la estructura se otorga estabilidad a los taludes de terreno”, aclara el estudio   Muros de Contención de Hormigón utilizando botellas PET, que fue presentado en  el Programa Ingnovatec de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) que está trabajando para constituir un “Hub de Innovación” en ingeniería.

Para comprobar la resistencia de los muros, el equipo de profesionales construyó 12 muros de contención en el campus universitario de Cota Cota, en el frontis del Instituto de Ensayo de Materiales. Cada uno de ellos tiene un ancho de un metro, 3,5 metros de altura y un peso total de 88 toneladas. 

Tres de ellos se construyeron de forma tradicional. Es decir, son de hormigón ciclópeo utilizando piedra. Esta se la va colocando junto con la mezcla de cemento. Los restantes nueve    son de hormigón ciclópeo con botellas PET   como elemento desplazador. Cada uno de los envases plásticos fue rellenado con tierra para que adquiera la resistencia necesaria para soportar el peso del concreto.  

“Tres tienen botellas dispuestas en forma vertical, tres con botellas dispuestas horizontalmente con el eje paralelo al cuerpo del muro y tres con botellas dispuestas horizontalmente con el eje perpendicular al cuerpo del muro”, detalla la investigación de los expertos.

Después de 28 días, una vez que el concreto alcanzó  su máxima rigidez, los muros fueron sujetos a diferentes pruebas para comprobar su estabilidad o si pueden ser volteados.  “Para ello, se diseñó y materializó un equipo portátil que permitió  aplicar la carga equivalente al empuje activo que le daría el talud del terreno que el muro estabilizaría en cualquier talud”, especifica el estudio.

Una vez concluidas todas las pruebas se comprobó que los muros cumplieron satisfactoriamente sus niveles de estabilidad para ser empleados. “Por tanto, se garantiza que los mismos cumplen con los requisitos técnicos para dar seguridad a edificaciones que sean construidas en áreas que deberán estabilizar”, detalló el estudio de la UMSA.

Beneficios en la construcción

Uno de los principales beneficios es el económico porque el constructor prescindirá de comprar piedra; en especial en sectores en los cuales la disponibilidad de las rocas es baja o con acceso restringido a la obra. “La botella tiene un costo casi nulo. Asimismo, parte del suelo excavado (tierra) es rellenado en las botellas PET, lo cual le confiere peso y elimina cierta cantidad de este material que ya no debe ser evacuado mediante volquetas”.

También proponen una alternativa amigable con el medioambiente por permitir reutilizar de un agente contaminante como son las botellas PET y para su implementación en las edificaciones de nuestro medio no requieren de personal altamente calificado o    procedimientos y equipamiento adicional.

Su desarrollo demandó 6 años

El trabajo fue evolucionando en dos fases y durante seis años -aproximadamente- se implementó la primera fase que  permitió establecer la factibilidad de la aplicación de botellas PET en la construcción de muros reemplazando la piedra manzana. 

Durante un año se estudió la factibilidad de utilizar la botella PET en la construcción de cimientos para viviendas de hasta tres plantas. En esa fase se halló que compite satisfactoriamente con la piedra manzana ya sea como elemento vaciado in situ o prefabricado.

La segunda fase  estudia dos orientaciones adicionales de las botellas (vertical y horizontal) y permite determinar características de los muros construidos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

17

Otras Noticias